viernes 18 de enero de 2019
Inicio / Actualidad / Escándalo en SanLuis: tras espiar a trabajadores, los echan por compartir una publicación en Facebook

Escándalo en SanLuis: tras espiar a trabajadores, los echan por compartir una publicación en Facebook

Cuatro trabajadores fueron despedidos de la cadena de supermercados Aiello y otros varios supendidos por haber compartido en redes una publicación donde se detallaban que los horarios de atención al público del 24 y 31 de diciembre. Que serían hasta las 20 horas.

La cadena de supermercados Aiello fue la única del comercio de San Luis que no cedió y cerró sus puertas cuatro horas antes de la Nochebuena. También se supo que por esto hubo personal suspendido en las distintas sucursales.

La semana pasada, la decisión de la empresa de cerrar sus puertas a las 20 se hizo viral y eso no cayó bien en el dueño.

El delegado general del Sindicato de Comercio, Industria y Servicios (CIS), Gustavo Córdoba confirmó que “son cuatro las personas que fueron despedidas” y que también “hay trabajadores suspendidos”, aunque hasta el momento se desconoce la cantidad.

Ese gremio comunicó la noticia en su página web bajo el título “Los espiaron en facebook y los echaron” (https://cisencta.blogspot.com/2018/12/los-espiaron-en-facebook-y-los-echaron.html).

“Sucedió en la provincia de San Luis. Los empleados de la cadena de supermercados Aiello, recibieron telegramas de despidos por compartir una publicación donde se detallaban que los horarios de atención al público el 24 y 31 de diciembre, serían hasta las 20 horas”, publicó la noticia para que todo el país se enterara.

“Con estos horarios los trabajadores se retirarían después de las 21 hasta atender las últimas personas que queden dentro del local. El malestar fue creciendo entre las góndolas y cajas hasta que salió a la superficie en las redes sociales del que medios locales se hicieron eco interpelando al sindicato local”, detallaron.

Alarmaron que así “la empresa obtuvo capturas de pantallas de las redes de sus empleados críticos y los echó”.

Los trabajadores despedidos se comunicaron con el CIS para plantearles la situación y recibir algún tipo de asesoramiento.

“Nos informaron que el motivo del despido lo explicitaron en la carta documento por haber difamado a la empresa en las redes sociales, porque compartieron una comunicación interna, un correo, donde la empresa comunicaba los horarios del 24 y 31 diciendo que iban a cerrar a las 20”, explicó el dirigente.

En ese sentido, Córdoba añadió: “Este despido está hecho bajo una base de discriminación por opinar y eso afecta la libertad de expresión. Más allá de que moleste, no es políticamente incorrecto lo que se hizo, está dentro de la libertad sindical del obrero”.
“Una cosa es difundir el contenido de un correo que involucra la intimidad de algunas personas, pero esto era una comunicación pública de conocimiento de todos los trabajadores”, remarcó.

Jorge Luis Miranda, es uno de los empleados desvinculados y también dialogó con este medio.

El ex trabajador afirmó que todo sucedió cuando empezaron a compartir una publicación de la página de facebook “Es de repositor”. Allí se informaba el cronograma de horarios.

“Luego vino el gerente diciéndome que personal de Recursos Humanos observó una captura mía de la publicación. Por eso pienso que alguien se tomó el trabajo de hacer capturas de cada facebook de los empleados”, aseguró el trabajador.

Miranda se desempeñaba en la sucursal de Martín de Loyola y Franco Pastore como encargado del área de verduras.

El pasado 28 de diciembre no lo dejaron ingresar al supermercado, y le informaron que debía dirigirse a Recursos Humanos.

“Cuando fui, me entregaron el telegrama de despido en la mano”, dijo.

En el informe le decían el motivo de la desvinculaban de la empresa: “Porque había un mail que había salido de la sucursal, donde ellos depositaban su confianza en mí y yo generaba caos, perjuicios y perdidas a la compañía”.

Miranda, según contó acumuló 10 años de trabajo en Aiello. Sin embargo, cree que desde la empresa sólo lo indemnizarían por lo trabajado durante este mes.

“Tengo una familia que mantener y también alquilo, ahora con esto de que me quedé sin trabajo, es como arrancar de cero”, sostuvo.

Se supo que los cronogramas de horarios para las fiestas fueron enviados a los gerentes de cada sucursal para que ellos, luego, se encargaran de comunicarlo a los empleados.

Por eso la publicación en facebook de los horarios de atención causó revuelo entre los directivos.

“No es algo oculto, lo pegan en el fichero y mucha gente lo pueden ver. No es un dato tan privado como ellos aseguran”, explicó.

Además dio a conocer una serie de irregularidades en la empresa: “Las horas extras telas pagan una mitad en blanco y la otra en negro, si sos cajero entrás a un horario y salís en otro que no te corresponde, porque tenés que hacer el arqueo en caja”.

También habló del bono de fin de año: “Te ponen mil excusas para entregarlo, por si faltás o llegás tarde, siempre te van a encontrar el motivo para suspenderte y no entregarte el bono, y encima no te dan la plata, sino mercadería”.

“Yo reclamo que me paguen solamente lo que me corresponde, ni más ni menos”, pidió.
El malestar de los trabajadores llegó cuando no se logró un acuerdo para que Aiello cierre las puertas a las 18, el 24 de diciembre, como otros tantos comercios de la ciudad. Lo hizo a las 20.

En medio del conflicto, el secretario General del gremio, Bernardino Orozco declaró que no se había podido intervenir debido a que desde la existencia de “la emergencia económica hay libertad para trabajar en cualquier horario”.

Fuente: El Chorrillero

También podría interesarte

[VIDEO] Como un grupo de tareas de la dictadura: de madrugada y con violencia desproporcionada, desalojaron a trabajadores de la confitería Boston de Mar del Plata

Más de 100 policías desalojaron a los dos trabajadores que estaban haciendo guardia en la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *