25 de Julio
de 2021
Actualidad.

Encargados de edificios quieren 24,5% por ocho meses

04. 03. 2016

Según informaron fuentes oficiales, el planteo ya fue adelantado por el secretario general del Suterh, Víctor Santa María, a las autoridades del Ministerio de Trabajo, encargadas en el Gabinete económico de velar por una ronda de negociaciones cuya única premisa, hasta ahora ineludible, es implementar subas inferiores al 30%, y en lo posible más cercanas a la línea del 25 por ciento.

El sindicato de encargados de edificios (Suterh) se apresta para ser de los primeros en cerrar una negociación salarial en línea con la pauta sugerida por el Gobierno, que tendrá un impacto cercano al 12% en forma directa sobre las expensas. Esa suba está relacionada con la inminente firma de un acuerdo paritario con un incremento de sueldos del 24,5 por ciento. La salvedad, la misma que plantearon otros gremios que iniciaron sus conversaciones, es que esa pauta salarial regirá por un plazo de ocho meses, inferior al habitual de un año que suele regir en todas las rondas paritarias del sector privado.

Según informaron fuentes oficiales, el planteo ya fue adelantado por el secretario general del Suterh, Víctor Santa María, a las autoridades del Ministerio de Trabajo, encargadas en el Gabinete económico de velar por una ronda de negociaciones cuya única premisa, hasta ahora ineludible, es implementar subas inferiores al 30%, y en lo posible más cercanas a la línea del 25 por ciento. Y su impacto se calcula en el promedio del 12% para las expensas de unos 35 mil edificios de la Capital Federal.

El optimismo de los funcionarios tiene que ver con la modalidad habitual de la negociación: cada año, Santa María llega a un acuerdo con tres cámaras de administradores de edificios, que en líneas generales mantienen un entendimiento pleno con el sindicato, y lo hace a espaldas de las organizaciones de consorcistas, que de manera recurrente y sin resultados exigen ser incorporadas a las discusiones salariales por tratarse, en definitiva, de quienes deberán en última instancia soportar el peso de los incrementos.

Desde esas organizaciones, de hecho, se suele señalar que las cámaras de administradores son beneficiarias de las paritarias por ajustarse sus honorarios en la misma línea que los sueldos de los encargados luego de las paritarias.

Aunque la discusión del Suterh tiene como inicio formal el mes de abril (el 31 de marzo vencen las escalas salariales acordadas el año pasado) Santa María planteó este año adelantar el esquema de subas para garantizarse un ajuste con mayor impacto de bolsillo. Según explicaron en Trabajo, el arreglo incluirá en lo inmediato un primer pago en suma fija y luego otro, para recién después encadenar la suba definitiva por ocho meses, entre abril y noviembre, del 24,5 por ciento. Según los funcionarios, el aumento de bolsillo para los encargados con vivienda en el edificio será del 20 por ciento.

En el sector explicaron que el sueldo de los encargados de edificios tiene, en promedio, un impacto en torno al 50 por ciento en el valor de las expensas, por tratarse del mayor gasto fijo que afrontan los consorcios. El año pasado, sólo por la aplicación de una paritaria que consagró -en línea con lo que había pedido el entonces ministro de Economía, Axel Kicillof- un incremento anualizado del 27,4%, las expensas subieron un promedio de 13,5 por ciento. Sin embargo, Santa María había pactado antes del arranque de ese porcentaje el pago de dos sumas fijas de $ 1.200 cada una, por abril y mayo, que generaron entonces un ajuste adicional en las expensas de esos meses de entre el 12 y el 15 por ciento.

La pauta exhibida por el Suterh fue bien recibida en Trabajo, que procura en las últimas semanas encarrilar la ronda de negociaciones en subas bajo esa misma modalidad. Como había anticipado este diario, el primer sindicato de orden nacional en plantear un incremento de esas características fue el de Comercio, que lidera Armando Cavalieri. El dirigente mercantil les pidió a las cámaras del sector (CAC y Came) una suba semestral, entre abril y septiembre, del 20%, y un pago anticipado de $ 2.000 como suma fija por marzo. También en esa línea hicieron sus primeras reuniones con los sectores empresarios la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), de Antonio Caló, y la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), de Gerardo Martínez.

Dentro del gabinete económico, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y su segundo, Ezequiel Sabor, quedaron a cargo de apuntalar una ingeniería de acuerdos para mostrar subas salariales por debajo del 25%, anuales o semestrales, o bien inferiores al 30% para los casos de los sindicatos con mayor condición estratégica y que pertenezcan a sectores económicos no golpeados por la caída de la economía. Los funcionarios dan por sentado que los primeros sindicatos del cronograma de negociaciones (Comercio, UOM, Uocra, estatales de UPCN) acordarán en esa línea, y que después de mitad de año intentarán convencer de lo mismo a otros más difíciles, como los camioneros de Hugo Moyano.

Temas relacionados / /
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales