21 de Mayo
de 2022
Actualidad.

En agosto, la CTA de Yasky marchará en todo el país contra el ajuste y los despidos

25. 06. 2016

El titular de la central anunció desde Mendoza la realización de la denominada Marcha Federal, que unirá distintos puntos del país con Plaza de Mayo. Será el 17 de agosto, y buscarán que se sumen diversos sectores más allá de los gremios. “Este gobierno está desconcertado”, dijo Yasky, que adelantó que luego de la marcha se analizará un paro nacional.

En plena crisis del 2000, la CTA –que había nacido casi una década antes para renovar el sindicalismo argentino –unió a todo el país con la llamada Marcha Grande, una de las protestas gremiales más contundentes de los últimos años, y finalizó con un acto realizado en Capital Federal, a estas horas mítico. Más de 15 años después, la CTA de los Trabajadores quiere reeditar una protesta similar, y anunció esta semana su Marcha Federal, una serie de actos en varias provincias que confluirán en un acto en Plaza de Mayo, contra el ajuste, los despidos y el tarifazo. Luego de esa jornada, programa para el 17 de agosto, se analizará un paro nacional.

El lanzamiento de la Marcha Federal se realizó esta semana desde Mendoza, donde estuvo Hugo Yasky. Desde esa provincia se iniciará la primera de las jornadas de protesta, que tendrá lugar en el Monumento a San Martín de la capital provincial, para luego unir otros actos hasta llegar a Capital Federal. Yasky estuvo en suelo mendocino anunciando la jornada, junto con Gustavo Rollandi, secretario de Organización de la central, y dirigentes locales.

“La Marcha Federal es una convocatoria contra los tarifazos, contra el ajuste y los despidos”, explicó Yasky en conferencia de prensa. Según confirmó el dirigente, se va a iniciar en Mendoza el 17 de agosto y va a recorrer, durante dos días, distintas provincias donde se realizarán actos hasta llegar a Plaza de Mayo. “Va a ser una movilización que va a exceder los límites del sindicalismo porque habrá representantes de Pymes, pequeños productores rurales, clubes barriales, movimientos cooperativos y varios gremios de la CGT y de la CTA”, remarcó.

Para Yasky, “en estos seis meses hemos tenido 200 mil despedidos, aumento de tarifas que llegaron al mil por ciento, salarios que perdieron el poder adquisitivo frente al desmedido aumento de precios, y seis meses que han dejado más de 2 millones de nuevos pobres en la Argentina, según la cifra de la Universidad Católica”. “Esos son motivos más que suficientes para salir a reclamar a la calle. Este gobierno está en un laberinto y genera resortes que después no se cumplen. Habían anunciado que en el segundo semestre iban a bajar la inflación y ya demostraron que no pudieron, ahora dicen que el año que viene”, sostuvo.

El dirigente sindical remarcó la importancia que tienen las Pymes: “este gobierno debe entender que en la Argentina la que genera el empleo es la pequeña empresa. Hoy estas pequeñas empresas están asfixiadas. Y lo grave es que el 80 por ciento de los puestos de trabajo dependen de ella. No hay inversores que vayan a venir del exterior para reemplazar lo que generan las pequeñas empresas. Entonces, ante esta situación, uno piensa que este gobierno está desconcertado o lo que pretende es pasar por arriba con una aplanadora a las pequeñas empresas”.

Luego de esta marcha, la CTA de los Trabajadores va a discutir en un congreso “la unificación de todas las luchas provinciales con la idea de realizar un paro nacional en caso de que el gobierno no haya cambiado el rumbo económico”. “Si el gobierno nacional convoca a las centrales sindicales a una mesa para discutir los tarifazos, el desempleo y el ajuste, entonces desde las centrales podremos realizar nuestros aportes. Si no lo hacen vamos a redoblar nuestra lucha en la calle”, concluyó Yasky.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales