lunes 18 de marzo de 2019
Inicio / Fuera de Megáfono / El supermercado de un senador del PRO pagará los salarios en cuotas

El supermercado de un senador del PRO pagará los salarios en cuotas

Se trata de Hipertehuelche, cuyo dueño es Eduardo Costa, actualmente senador nacional de Cambiemos por Santa Cruz y esposo de Mariana Zuvic, parlamentaria del Mercosur por el espacio de Lilita Carrió.

Eduardo Costa, senador de Santa Cruz por Cambiemos es el legislador más rico de Argentina según las declaraciones juradas presentadas. Su empresa de supermercados, Hipertehuelche, avisó a sus trabajadores que empezará a pagar los sueldos en cuotas.

La novedad se conoció durante la pasada semana en la sucursal de Santa Rosa y el Centro Empleados de Comercio de La Pampa pidió una audiencia “urgente” con la gerencia en la Dirección de Relaciones Laborales.

Hipertehuelche es un hipermercado que se dedica principalmente a la venta de artículos para la construcción pero también para el hogar y jardinería. La sede central está en Río Gallegos, tiene varias sucursales en la Patagonia y hace más de una década que está en la capital pampeana.

En principio, el mensaje que recibieron trabajadores es que por la crisis que atraviesa el sector y afecta a Hipertehuelche cobrarán sus haberes en dos veces: la primera cuota ya fue depositada y la otra estaría disponible durante esta semana.

En el gremio de los mercantiles están preocupados por esta situación. “Ya pedimos una audiencia en Relaciones Laborales para que la empresa informe por qué no puede pagar de una sola vez”.

“Sabemos que la situación de Hipertehuelche tiene que ver con la de todo el sector del comercio y de la construcción. La crisis le pegó a todo el sector. Con el PROCREAR caído, la obra pública caída, caída del mercado interno y todo producto de las políticas del Gobierno Nacional”, remarcó Genoni.

También podría interesarte

Lavagna les contó su idea a sindicalistas para ser el único candidato de la oposición

El ex ministro de Economía se juntó ayer con sindicalistas y admitió sus ganas de …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *