miércoles 24 de abril de 2019
Inicio / Fuera de Megáfono / El paro convocado por el Frente Sindical abre una grieta en los gremios del transporte

El paro convocado por el Frente Sindical abre una grieta en los gremios del transporte

La mayoría de los integrantes de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) no se plegarán a la medida de fuerza convocada para el 30 de abril, y mantiene su protesta para el otro día, 1º de mayo. Pero los gremios aeronáuticos confirmaron que no habrá vuelos ese día, y se distanciaron de la conducción. La CGT tampoco adhiere, y deja sin paraguas protector a la medida de fuerza.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Ante la pasividad de la CGT, el Frente Sindical para el Modelo Nacional decidió llamar a un paro para el próximo 30 de abril. La medida no contará con el aval formal de la conducción de la central obrera, que hoy se desmarcó de la protesta, y a través de uno de sus dirigentes de mayor peso adelantó que no participará de la jornada de lucha, lo que genera alarma en la organización. Es que sin el paraguas cegetista, muchos sindicatos analizan no sumarse al paro. Uno de los sectores claves para el éxito o no de la medida es el transporte, que tiene llamada una iniciativa propia para un día después del paro. Por estas horas, se vive una fuerte interna dentro de la entidad que los reúne, porque algunos sectores quieren realizar los dos días de manifestación. Pero la conducción no quiere romper lazos con la CGT.

Por el momento, según las versiones, la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) no participará del paro moyanista, lo que puede debilitar la medida de fuerza. Si bien se espera que haya transporte público, se adelantó que no habrá vuelos aéreos, ya que los pilotos y el resto de los sindicatos del sector se plegarán a la medida. La decisión de la CATT es una nueva muestra de la ruptura que existe entre Hugo Moyano y su ex alfil Juan Carlos Schmid.

Por estas horas, los organizadores del paro del 30 de abril empezaron con el tradicional “poroteo”, reuniendo a los sectores que se plegarán a la medida. Además de los integrantes del Frente Sindical y la Corriente Federal confirmaron que se sumarán las tres fracciones de la CTA, además de otros espacios.

Pero en declaraciones periodísticas, el titular de UPCN Andrés Rodríguez, uno de los dirigentes más influyentes en este momento en la CGT, dijo que la central obrera no apoyará formalmente el paro. “El 30 de abril es un paro de una agrupación sindical”, sostuvo el dirigente, que ocupa la secretaría Adjunta del Consejo Directivo, y es el virtual “jefe de Gabinete” de la conducción obrera.

De esta forma, sin el paraguas protector de la central, muchos sindicatos pueden optar por no parar. La discusión se metió de lleno en la CATT, la poderosa entidad que nuclea a los gremios del transporte, claves para una jornada como la del 30. La CATT llamó a no prestar servicios el 1º de mayo, un día después de la protesta del Frente Sindical, para reclamar reformas en el Impuesto a las Ganancias. Sobre la medida del día anterior por el momento no se sumarán. “no vamos a participar”, dijo un dirigente del sector ante la consulta de Gestión Sindical.

Un día antes, Roberto Fernández, titular del gremio de colectivero, había anticipado que se plegaría a cualquier protesta que tuviera el aval de la CGT, lo que no sucede ahora.

Pero dentro de la CATT no todos opinan lo mismo. Incluso ya está confirmado que el sector aeronáutico parará el martes 30. Por un lado, el frente Sindicatos Aeronáuticos Unidos (que forman los gremios APA, APLA, UALA, UPSA y APTA) anunció que se plegará a la protesta, por lo que no habrá vuelos comerciales en el país. Además, la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AA) también parará ese día.

“Nos vamos a plegar a la medida de fuerza, para reclamar un cambio en la política aerocomercial y en el modelo económico”, sostuvo un integrante de la entidad, consultado por Gestión Sindical.

El parate del sector lo completarán los trabajadores de la ANAC, nucleados en ATE, que como todo el gremio estatal realizará la protesta. El parate aéreo tendrá su correlato en los subtes, ya que los metrodelegados, que forman parte de la CTA de los Trabajadores, se unirán a la protesta.

Pero ni la UTA ni La Fraternidad están dispuestos a acompañar a Hugo Moyano y compañía en esta jornada, por lo que se espera haya mayoría de transporte público. “Vamos a fortalecer nuestra propia agenda de reclamos”, repitieron en la CATT.

La grieta abierta entre el Frente Sindical y la conducción de la CGT se desplazó a la CATT, ya que algunos gremios tendrán puertas adentro distintas miradas. En el sector trenes, por ejemplo, se espera que se defina la participación o no de la Unión Ferroviaria, que si bien no es parte de la CATT puede evitar que haya servicios.

Según se supo, en estas horas el moyanismo tiende puentes con dos sindicatos del sector, el de jerárquicos y los señaleros, para intentar que se plieguen a la medida. Entre los colectiveros, algunas comisiones internas podrían sumarse al paro, como ya hicieron en otras ocasiones los trabajadores de la línea 60 o los integrantes de Choferes Autoconvocados, agrupación que no responde a la conducción de Fernández. Además, en la UTA hay una fuerte interna nacida en las últimas elecciones, cuando un sector intentó poner en juego el liderazgo del actual secretario general.

Este malestar se vio en Lomas de Zamora, cuando las protestas por el despidos de un chofer de las líneas 551 y 542, de la empresa Cía-La Paz, terminó con el incendio de la sede local del gremio.

En su plenario realizado la semana pasada, el Frente Sindical además del paro de actividades se aprobó un documento con duras críticas a la política del gobierno de Mauricio Macri, y un fuerte reclamo: “la política económica debe cambiar”.

Los gremios aprobaron cinco puntos que incluyen el rechazo a la reforma laboral, el cambio de la política económica, un retroceso de las tarifas a diciembre de 2017, derogación de la reforma previsional y defensa de la producción y mano de obra nacional. Además, hubo un llamado a la conformación de un frente patriótico con todas las fuerzas de oposición, una definición tajante respecto de la continuidad de Cambiemos.

El llamado hasta ahora no fue escuchado por la CGT, y generó la interna en la CATT, conducida por alguien que supo ser muy cercano a Hugo Moyano como Juan Carlos Schmid, hoy alejado de la conducción de la CGT y mirado de costado por el grueso del moyanismo.

También podría interesarte

[AUDIO] Uno de los despedidos de Clarín fue fulminante: “Hace rato que dejó de ser un medio periodístico”

El periodista Waldemar Iglesias fue cesanteado solo 24 horas después de haber sido padre y …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *