lunes 25 de enero de 2021

Docentes porteños rechazan la vuelta a clases presenciales en febrero y extienden el paro hasta el sábado

El sindicato de docentes porteño Ademys rechazó el retorno de las actividades educativas presenciales y señaló que las autoridades deberían convocar a las organizaciones gremiales para escuchar su postura.

El sindicato de docentes porteño Ademys confirmó que profundizará la medida de fuerza que cumple desde el pasado miércoles en rechazo al retorno de las actividades educativas presenciales, y convocó a un paro que finalizará el sábado 7 de noviembre.

El secretario adjunto de Ademys, Jorge Adaro, explicó a Télam que “la medida de fuerza es la continuidad de la que arrancó el miércoles de la semana pasada y seguirá hasta el sábado”.

Al referirse a la propuesta lanzada por la ministra de Educación del distrito, Soledad Acuña, para que el ciclo lectivo 2021 comience de manera presencial el 17 de febrero próximo, Adaro aseguró que “lo que correspondería es que la ministra convoque a las organizaciones sindicales y escuchar la opinión de la docencia, y esto no se ha dado”.

El referente sindical afirmó que “el hecho de que las clases empiecen el 17 de febrero no soluciona ninguno de los problemas profundos que tiene la educación en el marco de la pandemia”.

“Esto -agregó- es puro maquillaje si no se resuelve con decisión política suministrar computadoras y conectividad a los pibes y docentes. Si esto no es así, no hay ninguna posibilidad de garantizar un proceso de educación continuo”.

Asimismo, criticó las “burbujas” que fueron planteadas por el Gobierno de la Ciudad para escolarizar a los alumnos sin conectividad al decir que fueron “un fracaso rotundo, ya que nadie está yendo, porque los padres no tienen certeza de las medidas de salud e higiene”.

“Desde que el Gobierno abrió las burbujas tenemos seis casos de compañeros afectados por el Covid en las escuelas y el Gobierno oculta esa información”, argumentó el dirigente de Ademys.

Sobre las condiciones que pondría el gremio para la vuelta a clases presenciales en 2021, el dirigente sindical consideró que «sería aventurado hacer una definición cuando no se sabe cuál va a ser el marco de la pandemia en ese momento».

Por eso insistimos en que, como esto está en un campo incierto, lo que hay que garantizar es la virtualidad para el proceso de aprendizaje”, concluyó.

También podría interesarte

A pesar de la amenaza de Larreta, docentes se plantan y anunciaron que no irán a clases presenciales el 17 de febrero

Lo confirmó Angélica Graciano, la secretaria general del UTE-Ctera, el gremio con más docentes afiliados …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *