17 de Septiembre
de 2021
Actualidad.

Docentes porteños alertan sobre posibles «aislamientos masivos» por la eliminación del distanciamiento

18. 08. 2021

Los gremios realizaron distintas protestas contras las nuevas medidas sanitarias que rigen desde este martes en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires.

Con un paro, una caravana y distintas protestas, los gremios docentes de la Ciudad de Buenos Aires rechazaron las nuevas medidas sanitarias que entraron en vigencia este martes en todas las escuelas porteñas, y que incluyen el fin del distanciamiento dentro de las aulas.

Ante esta nueva etapa que se inició, desde Ademys realizaron un paro de 24 horas, que tuvo como acto principal una movilización al ministerio de Salud para exigirle una reunión al ministro Fernán Quirós. Además, durante toda la semana se harán diversas actividades, para denunciar el «negacionismo sanitario» de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta.

Desde este martes, las escuelas porteñas ingresan en una etapa de «presencialidad plena», que incluye el fin del distanciamiento en las aulas. Para rechazar esto, Ademys realizó un nuevo paro, que incluyó una caravana al Ministerio de Salud y a la jefatura de Gobierno, donde se hizo el acto central de la protesta.

«Unos 250 mil alumnos porteños se incorporan a esta etapa sin distanciamiento social, cuando el propio ministro Quirós adelantó que estamos en la puerta de la circulación comunitaria de la variante Delta de coronavirus, lo que nos parece una incongruencia», afirmó Amanda Martín, secretaria gremial de Ademys.

En diálogo con Gestión Sindical, Martín recalcó que estas aperturas, «que siempre caracterizaron al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, no van acompañadas de medidas sanitarias, siempre fueron discutidas por el gremio, que ahora se profundiza con esta falta de distancia social en las aulas».

Para la dirigente, esto traerá aparejado «aislamientos mas o menos masivos, de estudiantes y familias, porque ahora hablamos de aulas con más de 40 personas». «Incluso es más difícil de detectar un caso sospechoso, por la falta de burbuja como hasta ahora», agregó Martín.

Polémica decisión

Según lo decidido por la gestión de Rodríguez Larreta, se elimina la restricción de 1,5 metros de distanciamiento físico dentro del aula, por lo cual habrá en un aula entre 30 o 40 estudiantes durante al menos cuatro horas diarias. Además, se decidió la habilitación de los comedores escolares.

«Estas medidas son riesgosas, con la intención de presentar una normalidad educativa que no es tal, porque lamentablemente la pandemia no terminó», dijo Martín. El gremio destacó la adhesión de la protesta, que marca «la preocupación de la comunidad educativa, no sólo de los docentes, por lo que se viene en las próximas semanas a partir del impacto mínimamente irresponsable».

Mediante un documento, Ademys denunció que el Ministerio de Salud porteño tomó estas decisiones «sin presentar ninguna evidencia ni datos científicos que lo avalen, sin ningún argumento médico o sanitario que lo fundamente y a contramano de todas las políticas de cuidado que se desarrollan en el resto de las jurisdicciones del país». En este sentido, denunciaron que la medida, inédita en el mundo, se contrapone con lo establecido por el Consejo Federal de Educación.

GREMIOS DOCENTES PORTEÑOS LANZAN MEDIDAS DE FUERZA CONTRA LA “PRESENCIALIDAD SIN BURBUJAS”

Durante la jornada, los docentes denunciaron que en este tiempo se presentaron varios problemas para poner en marcha las medidas sanitarias, como «termómetros que no funcionan, problemas de infraestructura, falta de agua, falta de insumos, falta de elementos y personal de limpieza».

«Es completamente imposible cumplir con ese protocolo con el total de la matrícula en la escuela. Además, en el escenario de que en la burbuja –ahora el grado o curso completo- haya un caso sospechoso o confirmado positivo, deberá aislarse a la totalidad de los estudiantes», recalcó el documento de Ademys.

La postura de UTE

Por su parte, el gremio UTE anunció para esta semana diversas actividades para protestar por el tema. Según confirmaron desde la entidad sindical, «se realizarán clases públicas, semaforazos y abrazos a las escuelas», además de avanzar en la «realización de asambleas por escuela para continuar con la conformación de Comités de Autocuidado por escuela conformados por docentes, estudiantes y familias». Durante las dos primeras semanas en las que la presencialidad total comenzó en el nivel secundario, UTE relevó «más de 20 divisiones y grados aislados, más de 500 estudiantes y más de 50 docentes».

Temas relacionados / /
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales