jueves 19 de septiembre de 2019
Inicio / Fuera de Megáfono / Creen que el gobierno mantendrá volando a Flybondi: “Es la bandera de su política para el sector”

Creen que el gobierno mantendrá volando a Flybondi: “Es la bandera de su política para el sector”

Ante los rumores de que a fin de año dejaría de operar la línea “low cost” emblema de la política del macrismo, fuentes consultadas aseguran que se buscará sostener el modelo. “Si no se admitiría un fracaso”, afirman. En tanto, los gremios están alerta por la posible pérdida de puestos de trabajo. “Este modelo se va a caer, no dan los números”, dicen.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

La semana pasada, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) recibió la confirmación que la línea aérea Avianca dejará de volar por 90 días, lo que despertó muchas dudas en el sector. La firma fue una de las empresas que se instalaron en el país a partir de la política aerocomercial impulsada por el gobierno de Mauricio Macri, que fomenta los vuelos “low cost”, para lo que puso a disposición de las firmas el nuevo aeropuerto de El Palomar, una decisión que sigue siendo criticada.

La decisión de Avianca, vinculada a la familia del presidente, generó una ola de rumores y versiones sobre el futuro del resto de las compañías, en especial Flybondi, emblema de esta apuesta de la gestión de Cambiemos. Ante las versiones de que a fin de año la empresa dejará de volar, en el sector tratan de poner paño frío, y afirman que el gobierno no dejará caer a la línea aérea.

“Es la bandera de la política de Cambiemos, van a hacer todo para salvarla”, sostienen fuentes consultadas. En los gremios la alarma se extiende a otras firmas, como Norwegian. “Los números no les dan, hay muchos puestos de trabajo en juego”, afirman. Los problemas económicos, la devaluación del peso y la falta de certidumbre política complican más el panorama.

Luego de la suspensión de los vuelos de Avianca, en la ANAC intentan llevar calma con el futuro del resto de las líneas de bajo costo. la más importante es Flybondi, que se convirtió en el emblema de la gestión de Macri y su ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. Por eso en la administración nacional niegan que a fin de año vaya a dejar de volar. “La empresa tiene una serie de subsidios que Avianco no tiene, sólo con eso está en mejores condiciones de afrontar la crisis”, le dijo a Gestión Sindical una fuente de la ANAC.

Pero la razón fundamental para rechazar la posibilidad de cierra apunta a una cuestión política. “Flybondo es la bandera de la política aerocomercial del macrismo, van a hacer todo lo posible para que no se caiga”, agregó la misma fuente. La llamada “revolución de los aviones” del gobierno nacional atrajo a varias empresas que basan su estrategia en vuelos baratos, sin mayores comodidades, que permitan llegar destinos locales. Pero la puesta en marcha estuvo más vinculada a los problemas técnicos de los aviones que a una mejora en la cobertura de las rutas del país. Sólo Flybondi tiene más de 850 incidentes denunciados, desde su primer vuelo, donde hubo un desperfecto. Todo un símbolo de lo que ofrece la firma.

La suspensión por 90 días de los vuelos de Avianca viene de la mano de la situación económica que vive la firma, que tiene 280 trabajadores en el país y en febrero ya había presentado la solicitud de Procedimiento Preventivo de Crisis por el impacto del “violento y repentino corrimiento del precio del dólar”, según argumentó en ese momento la aerolínea. La suspensión por tres meses de sus vuelos ahora tiene que ver con la imposibilidad de competir por precio.

En la ANAC, creen que se trata de un golpe que difícilmente pueda superar. “Avianca viene bastante complicada, hay una situación con el financiamiento que la terminó de dinamitar. La cuestión económica, el dólar, el precio del combustible, los repuestos, todo la terminó ahorcando”, sostuvo la misma fuente consultada. Avianca desembarcó en el país en 2016, de la mano de la apertura realizada por el gobierno. Bajo el nombre comercial de Avian Líneas Aéreas, que compró la firma local MacAir, que supo tener como accionistas a Sideco y Socma, de la familia Macri, lo que generó una fuente polémica. Junto con esta empresa se interesaron en volar bajo el formato bajo costo empresas como American Jet, Andes, Alas del Sur y Flybondi y Avianca.

Las versiones que Flybondi dejaría de volar a fin de año generaron alarma en los gremios del sector. Si bien la empresa tiene su propia organización sindical, otra concesión realizada por el gobierno para que pueda desarrollar su negocio, hay unos 450 puestos de trabajo en juego. “Por el momento no hay nada concreto, mucho humo”, sintetizó un dirigente de uno de los sindicatos aeronáuticos.

En diálogo con Gestión Sindical, coincidió con la idea que circula en la ANAC, sobre el intento del oficialismo de salvar la firma. “Creo que van a intentar que se mantenga en pié, por lo menos este año, porque si no sería admitir que su política fracasó”, analizó. Pese a esto, este dirigente sostuvo que a largo plazo “las ‘low cost’ se van a caer. Como Avianca, Flybondi, Norwegian, todas”. “Si LAN perdió unos 73 millones de dólares en los últimos 18 años, cómo le va a ir bien a estos ‘almaceneros’, con 3 aviones solamente”, ironizó el mismo dirigente.

Si bien los gremios del sector tuvieron una dura lucha contra la instalación de estas empresas, por las constantes violaciones a las condiciones laborales, marcaron diferencias entre ellas. En el caso de Avianca, que no tiene organización propia, reconocen que “tiene una política muy buena en cuanto a reconocimiento de los trabajadores y el Convenio Colectivo de Trabajo, es una pena lo que le está pasando”.

De Flybondi la mirada es mucho más crítica, desde que se creó gracias a la resolución 4/2019 la Asociación Sindical de Trabajadores de Flybondi Líneas Aéreas. En tiempo record, la línea “low cost” consiguió lo que casi nadie logró en la historia argentina: un gremio exclusivo para una empresa, que buscó desactivar los cuestionamientos que vienen haciendo los gremios aeronáuticos. Los sindicatos del sector afirman que esta entidad “tiene escasa legitimidad”, que apunta “contra la organización de los trabajadores”.

También podría interesarte

Ya son más de 300 los taxis con choferes K para pasajeros K que circulan por las calles porteñas

Se trata de la agrupación Taxistas Unidos y Organizados. Varios de los móviles ahora llevan …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *