jueves 4 de marzo de 2021

Crece el conflicto en Vital y Jerárquicos de Comercio apunta al dueño, Eduardo Pochinki: “Se maneja como patrón de estancia y no respeta las leyes laborales”

En reserva, abogados y personal de relacionales laborales de la firma señalan que el empresario persiste en su postura inflexible y dificulta la resolución de los conflictos. Días atrás hubo un nuevo despido con causa inventada y la APPyJC entró en estado de alerta y movilización permanente.

Por Matías Tagliani / Director de Gestión Sindical

Después meses de medidas de fuerza de la Asociación del Personal Profesional y Jerárquico de Comercio (APPyJC) en varias tiendas de la cadena Vital, para reclamar por el fin de la persecución a delegados y trabajadores, el respeto de la jornada laboral, cese de despidos y suspensiones arbitrarias; a fin de año, -con la mediación del Ministerio de Trabajo- se llegó a conformar una mesa de diálogo para poder destrabar el conflicto. Pero cuando parecía que todo se encaminaba, el inicio de 2021 no trajo buenas noticias: el gremio denuncia que días atrás la empresa despidió con una causa inventada a Alejandro Ocampo, delegado de la sucursal Avellaneda.

“La empresa se comprometió a tratar cada uno de los puntos, pero viendo los hechos, concluimos que la intención fue dilatar la negociación con el único fin de pasar fin de año y luego continuar con su miserable persecución de los trabajadores”, explicó Jesús Riquelme, secretario de prensa de la APPyJC.

Y apuntó directamente como responsable a Eduardo Pochinki, titular de Maycar S.A., la compañía dueña de Vital: “Es el principal obstáculo para que las negociaciones lleguen a buen puerto. Se maneja de la misma manera que Alfredo Coto (dueño de la cadena homónima) y Víctor Fera (propietario de Maxiconsumo), como si fuesen patrones de estancia. Equivocadamente, creen que el progreso o crecimiento de sus empresas se logra a costa de la explotación de los trabajadores”, señaló el dirigente.

Es que según pudo reconstruir Gestión Sindical, off the record son los propios abogados de la empresa y personal del área de relaciones laborales quienes confiesan que es el propio Pochinki el que se muestra inflexible ante las demandas de los trabajadores y es el impulsor directo de los despidos.

Persecución y causas inventadas

El modus operandi de la empresa en la cesantía de Ocampo es el mismo que utilizó para el despido de Maximiliano Vecchio, delegado de la sucursal Loma Hermosa, en marzo de 2020: auditorías con escribanos que “certifican” ausencias inexistentes y otros presuntos incumplimientos que el gremio denuncia que son falsos.

“A Vecchio, entre las causales, le señalaban que dejaba entrar al local más gente de lo permitido por los protocolos sanitarios del Covid-19. Cuando, en realidad, es todo lo contrario: son los delegados los que interceden para que se cumpla esa normativa. Porque si fuese por la empresa, dejaría entrar mucha más gente de la autorizada”, graficó Riquelme.

En el caso de Vecchio, además, el juez no dio lugar una cautelar para su reincorporación, lo cual –según la APPyJC- “envalentó” más a Pochinki en su política empresaria antisindical. “El argumento del juez fue que si el accedía era como adelantar el fallo del juicio de reincorporación en curso”, señalan desde el sindicato.

Para el gremio está claro que las causas inventadas fueron el resquicio de la empresa para sortear la prohibición de despidos y la doble indemnización, mientras trata de degastar a los trabajadores para que intenten negociar una desvinculación poco provechosa, en virtud de que dejaron de percibir ingresos y están apremiados económicamente.

Más conflictos

En función de esta situación, desde la APPyJC crearon un fondo de ayuda económica para ayudar a los despedidos mientras se desarrollan los juicios de reincorporación.

Pero estas no son las únicas demandas en curso de los abogados del gremio contra Maycar S.A. En realidad, todos los delegados están en litigio por deudas en el pago de horas extras, liquidaciones incorrectas, sueldos por debajo de la categoría (por igual función llega a haber hasta $10.000 de diferencia entre jerárquicos de una tienda y otra) y otras irregularidades e incumplimientos de la Ley de Contrato de Trabajo.

Estado de alerta y movilización permanente

Ante este panorama, el sindicato inició esta semana un plan de lucha con movilizaciones en cada una de las sucursales, que incluyeron cartelería y charlas con los clientes para informarles la situación de los trabajadores. Y por estas horas, la Comisión Directiva Nacional de la APPyJC comenzará a analizar los siguientes pasos a seguir.

“Vamos a intensificar las acciones hasta que se resuelvan los reclamos de cada uno de los compañeros”, finalizó Riquelme.

También podría interesarte

gremio paro subte

Trabajadores paralizan la línea B y denuncian “actitud criminal” por parte de Metrovías

Los metrodelegados lanzaron un paro total en esa línea de subte, en reclamo de mejores …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *