lunes 6 de abril de 2020
Inicio / Gestión / Coronavirus: el Gobierno avanza con una urgente para las pymes que no puedan pagar salarios

Coronavirus: el Gobierno avanza con una urgente para las pymes que no puedan pagar salarios

Permitiría a las empresas flexibilizar los trámites para acceder de manera exprés al programa de Reprogramación Productiva.

Con el parate casi total en la economía debido a la cuarentena por la pandemia de coronavirus, las empresas -sobre todo las pymes- empiezan a mostrar su desesperación porque no saben cómo harán para poder afrontar el pago de los salarios de marzo, en muchos casos programados ya la semana que viene.

La Jefatura de Gabinete y los ministerios de Economía y de Trabajo avanzan en un esquema que se anunciaría en los próximos días y que permitiría a las empresas «agilizar» y «flexibilizar» los trámites para acceder de manera exprés al programa de Reprogramación Productiva (llamado REPRO).

El REPRO brinda «una suma fija mensual remunerativa de hasta un monto equivalente al salario mínimo, vital y móvil por trabajador» destinada a completar el salario.

En septiembre del año pasado, 40 empresas nucleadas en CAME iniciaron el trámite, pero ninguna lo obtuvo, recordó Pedro Cascales, directivo de esa cámara patronal.

En el sitio argentina.gob.ar se detallan los requisitos para acceder: desde constancia de inscripción en la AFIP hasta los tres últimos balances firmados por contador público y certificados por el consejo profesional, cuadro de situación, gastos, planilla de trabajadores, detalle de los dueños, entre otros.

«Hasta te piden las facturas de los servicios de energía para poder comparar si de un año a otro tuviste menos actividad», contó un empresario que inició, aunque todavía sin éxito, el trámite.

En Trabajo dijeron que se está elaborando un nuevo esquema para agilizar el trámite, pero que además se debe resolver si todas las pymes que pidan REPRO podrán acceder o si habrá alguna segmentación. También se debe definir el monto.

Desde octubre el salario mínimo en la Argentina es de $ 16.875. Pero el REPRO es para cubrir «hasta» un salario mínimo. En otras palabras: en vez de un salario mínimo, el Estado puede ayudar, por ejemplo, con una parte de esos $ 16.875 para el pago del sueldo de una pyme.

Tanto la Cámara Argentina de Comercio como la CAME (que representa a medianos y pequeños empresarios) indican que prácticamente todas las empresas que representan están en alerta porque no saben cómo harán para pagar los sueldos de sus empleados.

«Del 1 al 5 muy pocos van a poder afrontar los salarios», anticipó un industrial. Ese empresario dijo que tiene ahorros y que sí podrá abonar los sueldos de marzo, pero que en abril ya no estará en condiciones en caso de que se prolongue la cuarentena por la pandemia de coronavirus.

«El virus va a pasar, pero a la gente que se quede en la calle le va costar volver a reinsertarse en el mercado laboral», advierten en el sector empresario.

Estado de situación de los REPRO

El Programa de Recuperación Productiva (Repro), que administra el Ministerio de Trabajo, redujo su inversión un 70 por ciento durante la gestión de Mauricio Macri.

El Programa de Recuperación Productiva (Repro) fue creado en el año 2003 como una respuesta del Estado frente a los despidos. Ante una situación acreditada de crisis de una empresa, el Ministerio de Trabajo otorga a los empleados una suma mensual de hasta un salario mínimo, vital y móvil por trabajador, por un plazo de hasta doce meses.

La empresa que lo solicita debe, a su vez, presentar un plan de recuperación y comprometerse a mantener a la totalidad de su planta.

La caída también se explica en que este es un beneficio de hasta un monto equivalente al salario mínimo, vital y móvil que se brinda a los trabajadores de las empresas por un plazo de hasta 12 meses, destinada a completar el sueldo de su categoría laboral. Pero en los últimos cuatro años cayó de manera marcada la cantidad de empleadores.

Según datos de la Administración Federal de Impuestos (AFIP) en junio de 2015 había 566.992 empleadores de diferentes tamaños tributando en el mercado local. Unos 60 meses más tarde, en agosto de este año, ese número es de 546.313, lo que marca una caída de 3,6 puntos porcentuales pero que, en términos reales, implica que en este proceso cerraron poco más de 20.000 empresas.

También podría interesarte

El sindicato de viales colabora en la prevención del COVID-19 en todo el país

La organización gremial viene articulando distintas acciones como la elaboración de barbijos, máscaras para médicos …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *