07 de Julio
de 2022
Actualidad.

Conflictos en plantas Acindar y Aluar

27. 07. 2015

La siderúrgica de capitales indios volverá a negociar mañana por doce despidos. En Madryn los trabajadores piden más aumento.

Dos empresas metalúrgicas reconocidas mantienen abiertos conflictos con sus trabajadores. El mayor de ellos se registra desde principios de mes en la siderúrgica Acindar, de Villa Constitución, por el despido de doce operarios y la negativa de la compañía a permitir su reingreso a la planta a pesar de regir una tregua dispuesta por el Gobierno santafesino. El otro comenzó la semana pasada en la fábrica de aluminio Aluar de Puerto Madryn, donde la representación gremial de los trabajadores reclamó con un paro la mejora de la paritaria salarial acordada por la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).

Ambas confrontaciones ponen en evidencia el momento complicado que atraviesa la industria en general, la metalurgia en particular, con el cierre de mercados externos y la restricción de compras en el caso del acero. Esa situación llevó al gremio que lidera a nivel nacional Antonio Caló a cerrar un aumento salarial del 27,8% en dos tramos, como le pidió el ministro de Economía, Axel Kicillof, que no conformó a varias seccionales y a los delegados de base de algunas plantas fabriles.

En Villa Constitución, donde la seccional de la UOM reporta a la CTA y no a la CGT de Caló, mañana habrá una reunión clave. La planta retomó su actividad luego de varios días de paro a partir del dictado de la conciliación obligatoria por parte del Ministerio de Trabajo a mitad de mes, pero el instrumento vencerá mañana mismo. Además, la compañía, en manos del gigante indio ArcelorMittal, no accedió al retorno de los despedidos, como establece el instituto de la conciliación obligatoria que retrotrae los conflictos al momento previo a su punto de inicio.

Carlos Vaccaro, gerente de Asuntos Externos de la firma, le explicó a este diario que no se aceptó la reincorporación de los cesanteados «por cuestiones de seguridad» ligadas al conflicto. Para la empresa, la controversia, además, está circunscripta a sólo once operarios: seis de la planta permanente y cinco contratados.

Según Vaccaro, durante las negociaciones la compañía aceptó que podrán volver a realizar tareas dos de los contratados. En el gremio dijeron que los directivos de la firma citaron a los despedidos para ofertarles retiros mediante indemnizaciones, pero que hasta ahora los operarios lo rechazaron. «Se violó la conciliación porque el personal de seguridad no dejó entrar a los cesanteados. Nuestro planteo sigue siendo que todos queden adentro», agregó Marcelo Cortés, secretario adjunto de la CTA de Villa Constitución.

En Puerto Madryn, en tanto, el cierre de la paritaria nacional de los metalúrgicos fue el principio del conflicto en Aluar. En mayo, una vez homologado el aumento del 27,8% pactado entre la UOM y las cámaras empresarias encabezadas por Adimra, la comisión gremial interna de la firma de aluminio reclamó una suba superior. De hechohubo conversaciones que derivaron en una mejora adicional que tendría un impacto de bolsillo para los operarios de la planta del 31%, pero esa alternativa también fue rechazada por los gremialistas. La semana pasada hubo paralización de actividades y se prevé que desde hoy retomarán las negociaciones.

Fuente: Ámbito Financiero

Temas relacionados / / / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales