lunes 14 de junio de 2021

Colectiveros “rebeldes” se vuelven a manifestar en la víspera de una nueva cumbre de la paritaria del sector

Los “Choferes Autoconvocados” se manifiestan en la General Paz, a la altura del barrio porteño de Liniers, en el marco del conflicto por la falta de acuerdo en la negociación salarial. Piden un básico de 100 mil pesos y vacunas contra el coronavirus, y rechazan la conducción de Roberto Fernández.

Un grupo de choferes de colectivos disidente de la conducción de la UTA realizaba este lunes una nueva protesta con corte de tránsito parcial sobre la avenida General Paz, a la altura de Liniers, en reclamo de un aumento salarial «con un básico de 100 mil pesos» y «vacunas contra el coronavirus», informaron voceros del sector. La protesta, que se realizaba en ambos sentidos de la avenida General Paz, con solo un carril libre de cada lado, provocaba demoras al tránsito vehicular desde muy temprano.

El corte en la General Paz, una de las principales vías de acceso a la Ciudad, continuaba a media mañana, con la intención de permanecer allí hasta las 16, según comunicaron voceros de la protesta. Con bombos, banderas y pasacalles, los choferes autoconvocados se presentaron en el lugar como «Choferes Unidos«, una línea sindical opositora a la conducción de la UTA, liderada históricamente por el dirigente Roberto Fernández.

Los manifestantes reclamaban además «cabinas blindadas en todas las unidades debido a la inseguridad y suba de póliza en el seguro de vida para las familias de los trabajadores», entre otras demandas. La protesta comenzó cerca de las 8:30, con el corte parcial en ambos sentidos de la avenida General Paz, a la altura de la avenida Rivadavia.

Interna gremial

Al igual que ocurrió durante el martes 11 de mayo, los choferes vuelven a reunirse en el barrio de Liniers. Al menos dos carriles de la General Paz fueron ocupados por la protesta y la manifestación duró unas cuatro horas, hasta las 12 del mediodía. El reclamo tuvo varios puntos básicos. El primero fue el de la exigencia de un incremento salarial a 100 mil pesos. El segundo es considerar a los choferes de colectivos y micros como personal esencial y otorgarles la prioridad de vacunación.

Además, también se pidió una equiparación entre el sector técnico y el de administración del rubro y se solicitará mayor seguridad para los conductores que realicen sus traslados. En época de pandemia y en el que los choferes deben ser más exigentes con los pasajeros respecto a las medidas de protocolo necesarias para viajar, se han vivido nuevas situaciones de violencia y agresiones sufridas dentro de los vehículos públicos.

Asimismo, desde la propia organización de “Choferes Autoconvocados” se intentó aclarar que el reclamo es llevado a cabo por una facción disidente de los conductores de colectivos, que no responde a la UTA tradicional. De hecho, el gremio conducido por Roberto Fernández también convocó a una movilización en la puerta de la propia UTA para hacer reclamos diferentes.

Nueva cumbre

En tanto, la paritaria de los colectiveros sigue sin acuerdo. A pesar de la promesa de Roberto Fernández de cerrar la negociación esta semana, la UTA no llegó a un entendimiento con los empresarios y la definición sería este lunes. Las conversaciones se dan en medio de la conciliación obligatoria que dictó el ministerio de Trabajo para evitar el paro total anunciado por la conducción de Fernández.

Leer más: Volvió a fracasar la paritaria de los choferes de colectivos y crecen las críticas a Roberto Fernández

Previo a la convocatoria de la medida de fuerza, el gremio había solicitado el pago de 80 mil pesos remunerativos a partir del mes de abril, más una suma de 15.000 pesos por única vez y retomar el diálogo en julio para definir los aumentos del último semestre del año. La negociación ya superó los cuatro meses y sigue sin resolverse. “Los empresarios no dan respuesta a los pedidos salariales”, se quejó la UTA en la última audiencia que tuvo lugar este miércoles por Zoom ante el pedido de Trabajo para garantizar la paz social.

Los empresarios aducen la falta de fondos para dar respuesta a los requerimientos salariales. Le piden al Estado “aportar los fondos para cubrir la diferencia entre la totalidad de los costos del sistema y lo que las empresas obtienen por venta de pasajes”.

También podría interesarte

Asumió Alejandro Salcedo al frente de la UDOCBA: “Es imprescindible negociar salarios”

El flamante secretario general de la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *