martes 20 de noviembre de 2018
Inicio / Actualidad / Cierran cinco fábricas y 300 trabajadores se quedan en la calle

Cierran cinco fábricas y 300 trabajadores se quedan en la calle

Impacto en sectores lácteo, automotor y de calzado.

La caída del consumo y de la producción industrial se refleja en varios sectores, pero cuando en pocos días se registran cierres y suspensiones en plantas del rubro automotor, lácteo, calzado, farmacéutico y de consumo masivo el panorama es más impactante.

En los últimos días, la láctea Williner cerró su planta de Suardi, en Santa Fe; quebró la embotelladora neuquina Comahue; bajó sus persianas la fábrica de La Fármaco Argentina (VO5 y Veritas, entre otras); la productora de té Casa Fuentes, junto a la firma Don Basilio -una de las principales exportadoras de la Argentina-, cerró su planta de secado y elaboración de Campo Viera, Misiones. Además, la fábrica de zapatillas Gaelle bajó su persiana en Avellaneda y este año despidió 360 operarios y si algo faltaba, General Motors suspenderá 1.500 operarios hasta febrero de 2019. Un panorama negro, por donde se lo mire.

El sector lácteo sufrió un duro golpe con el cierre de la planta Williner de Suardi, en Santa Fe. Allí trabajaban 67 empleados: la mayoría fueron reubicados y 22 cobraron su indemnización. El gerente general de Williner, Rodolfo Galloni, confirmó el cierre a la emisora local Radio Belgrano. Toda la actividad láctea, hace bastante tiempo que está en crisis.

La Justicia decretó la quiebra de la empresa Embotelladora Comahue, que se encontraba desde fines de 2016 en concurso preventivo. Los principales acreedores de la empresa son la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), trabajadores y proveedores. Un total de 84 trabajadores quedaron sin su fuente laboral. La empresa salteña Santiago Sáenz cerró su planta La Fármaco de Pacheco, que tenía 70 trabajadores. Ariel Sáenz, vicepresidente de la compañía señaló que “la caída del consumo, sumado a las altas tasas de interés bancario y la fuerte devaluación del dólar sin un plan de contención para las pymes nos afectó”.

La empresa de té Casa Fuentes, cerró su planta de secado y elaboración de Misiones y despidió a más de 50 personas. Desde 2014 es controlada por la multinacional Finlays.

También podría interesarte

Rosario, en su peor momento: “Donde había doce albañiles, ahora hay seis”

Lo dijo Sixto Irrazábal, secretario general de Uocra Rosario. La realidad afecta a miles de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *