domingo 18 de agosto de 2019
Inicio / Actualidad / Cargar combustible sin playero hace peligrar 60.000 puestos de trabajo

Cargar combustible sin playero hace peligrar 60.000 puestos de trabajo

El líder de la CGT y titular del gremio de obreros y empleos de estaciones de servicio, Carlos Acuña, busca prohibir el delivery en countries.

El Gobierno impulsa la idea que los propios automovilistas puedan cargar directamente el combustible. El sindicato de trabajadores de estaciones de servicio, dirigido por uno de los líderes de la CGT, Carlos Acuña, ya adelantó que está en pie de guerra. Advierte que se ponen en riesgo 60.000 puestos de trabajo en todo el país, que es un trabajo insalubre y redobló la apuesta: buscará eliminar el delivery de combustibles a countries bonaerenses.

En principio, hay dos provincias en las que está prohibido por ley el autoservicio de combustible: Buenos Aires y La Pampa. Si bien en la Ciudad de Buenos Aires, hay muy pocas estaciones de servicio que permiten la autocarga, la idea no prosperó en otras. Hasta el 2007, las Petrobras que estaban en Carrefour usaban este método y la ley provincial surgida ese año prohibió ese tipo de venta.

Acuña, secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicios y Garages, señaló a BAE Negocios: «Esta idea va a generar una pérdida de puestos de trabajo, tenemos 60.000 trabajadores y ya perdimos más de 2.000 puestos en los últimos años con los cierres de estaciones y con personal que se jubiló y no fue reemplazado».

Sobre los peligros de la carga de combustibles por parte de los conductores, señaló: «Se requiere de todo un sistema de seguridad. Si alguien baja fumando puede volar una estación, tiene que recordar que no puede hablar por celular, puede arrancar con la manguera puesta en el auto y perder combustible. Los empleados están preparados, no cualquiera puede servirse», apuntó Acuña.

El líder de la CGT agregó: «Presentamos un proyecto de ley nacional que prohíbe el autoservicio, por lo menos en estas épocas, en las que no se pueden perder más puestos de trabajo. Y queremos que se reconozca que es un trabajo insalubre. No puede ser que una empresa tenga un seguro para remediar la insalubridad del suelo y no se contemple la salud del trabajador. Muchas mujeres hoy no pueden tener hijos por el benceno que tiene el combustible y no nos reconocen el trabajo insalubre», puntualizó Acuña.

El Gobierno impulsa la idea que los propios automovilistas puedan cargar directamente el combustible. El sindicato de trabajadores de estaciones de servicio, dirigido por uno de los líderes de la CGT, Carlos Acuña, ya adelantó que está en pie de guerra. Advierte que se ponen en riesgo 60.000 puestos de trabajo en todo el país, que es un trabajo insalubre y redobló la apuesta: buscará eliminar el delivery de combustibles a countries bonaerenses.

En principio, hay dos provincias en las que está prohibido por ley el autoservicio de combustible: Buenos Aires y La Pampa. Si bien en la Ciudad de Buenos Aires, hay muy pocas estaciones de servicio que permiten la autocarga, la idea no prosperó en otras. Hasta el 2007, las Petrobras que estaban en Carrefour usaban este método y la ley provincial surgida ese año prohibió ese tipo de venta.

Acuña, secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicios y Garages, señaló a BAE Negocios: «Esta idea va a generar una pérdida de puestos de trabajo, tenemos 60.000 trabajadores y ya perdimos más de 2.000 puestos en los últimos años con los cierres de estaciones y con personal que se jubiló y no fue reemplazado».

Sobre los peligros de la carga de combustibles por parte de los conductores, señaló: «Se requiere de todo un sistema de seguridad. Si alguien baja fumando puede volar una estación, tiene que recordar que no puede hablar por celular, puede arrancar con la manguera puesta en el auto y perder combustible. Los empleados están preparados, no cualquiera puede servirse», apuntó Acuña.

El líder de la CGT agregó: «Presentamos un proyecto de ley nacional que prohíbe el autoservicio, por lo menos en estas épocas, en las que no se pueden perder más puestos de trabajo. Y queremos que se reconozca que es un trabajo insalubre. No puede ser que una empresa tenga un seguro para remediar la insalubridad del suelo y no se contemple la salud del trabajador. Muchas mujeres hoy no pueden tener hijos por el benceno que tiene el combustible y no nos reconocen el trabajo insalubre», puntualizó Acuña.

El sindicato se prepara a dar batalla y advierte. «Esto nos viene bien para dar la discusión, hoy hay petroleras que mandan combustibles a los countries sin ningún control. Vamos a pedir la prohibición de la venta directa, es un perjuicio para las pymes que generan puestos de trabajo», dijo Acuña.

No sólo volantearon en las estaciones de servicio, sino que además, ya pensaron como responderán al Gobierno. «Estamos en estado de alerta y movilización, esto es sólo más ganancia para las petroleras. A esto sólo se le puede ocurrir a un Gobierno que se está yendo. Si no discuten una mejora en el servicio, vamos a dejar que la gente se sirva sola, sin abandonar nuestros puestos de trabajo. Ya que al Gobierno no le interesa la seguridad de la gente», dijo.

El sindicalista no duda que pronto habrá un cambio de Gobierno. «Creo que se van a ir por el descontento y bronca que hay por las políticas en contra del consumo, de las pymes, de la industria nacional y la pérdida de poder adquisitivo», señaló.

También podría interesarte

No se fabrica más: Honda ya dispone retiros voluntarios para cerrar su terminal de Campana y peligran 650 puestos de trabajo

La empresa dejará de producir autos en la Argentina y se abocará solo a la …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *