07 de Julio
de 2022
Actualidad.

Camioneros bloquea la Municipalidad de Esteban Echeverría por despidos en la rama recolección de residuos

06. 04. 2016

El gremio asegura que la empresa Covelia no paga salarios ni presta servicio porque se venció el contrato, y reclama una solución inmediata. “Más de 200 trabajadores fueron despedidos por culpa de la inoperancia del municipio”, se quejaron. No descartan realizar un paro provincial de la actividad. Desde la comuna dicen que el contrato de prorrogó por decreto, y culpan a la firma por la situación.

Con una carpa frente a la sede de la Municipalidad local, el gremio de Camioneros comenzó esta semana un paro en el partido de esteban Echeverría, por el posible despido de 200 trabajadores que realizan la recolección de residuos. Los empleados están sin cumplir tareas y no cobraron sus haberes, ya que se terminó el vínculo de la firma Covelia con la comuna, y no fue renovado. Ante esto, se inició la protesta, reclamando que se defina si seguirá la misma empresa o se contratará otra, pero que en cualquiera de los casos de garantice la continuidad laboral de los 200 empleados. Desde el gremio que conduce Hugo Moyano responsabilizaron al intendente local Fernando Gray, y le pidieron que “tenga la madurez de abrir un canal de diálogo”. El miércoles por la mañana habrá una audiencia en el Ministerio de Trabajo donde se reclamará por los salarios caídos.

La protesta de camioneros se hace sentir en todas las localidades del distrito, en el sur del conurbano, y lleva por lo menos cuatro días. En ese tiempo, no hubo recolección de residuos, y un grupo bloquea los accesos a la Municipalidad local, en la ciudad de Monte Grande. El conflicto estalló el lunes, cuando la firma dejó de prestar servicios, aludiendo que se venció el contrato que la une con la comuna, y que el gobierno local no negoció su renovación. “Más de 200 trabajadores de la actividad de recolección de residuos fueron despedidos por culpa de la inoperancia del municipio”, aseguró el gremio mediante un comunicado firmado por el secretario Adjunto Pablo Moyano. Desde ese momento, camioneros se declaró “en alerta” y no descarta extender la medida a otras actividades en un principio de la zona, y luego de todo Buenos Aires.

“EL intendente tiene que resolver qué hace con la empresa, si renueva el contrato o busca otra forma. Se debe presentar una licitación, analizar los precios, y mientras eso pasa los trabajadores no pueden prestar servicio no cobran sus salarios”, explicó Marcelo Aparicio, secretario Gremial de Camioneros. En diálogo con Gestión Sindical, de dirigente aclaró que “el municipio tiene que dialogar con la empresa, nosotros no podemos hacer eso. Nosotros hablamos por los trabajadores, que hoy están sin cobrar y con mucha incertidumbre.

La medida de fuerza se mantenía hasta hoy martes, a la espera que se de inicio al diálogo entre el gobierno y la empresa contratista. En tanto, el miércoles por la mañana habrá una audiencia en la delegación del Ministerio de Trabajo, donde están citadas las partes para intentar algún tipo de solución. “Nosotros vamos a pedir por los jornales caídos, y que se empiece una señal de entendimiento”, agregó Aparicio. De no haber una solución, no se descarta un paro provincial de la actividad. “No queremos tener al vecino de rehén, pero tenemos que defender los derechos de los trabajadores. Tampoco queremos involucrar y perjudicar a los municipios que cumplen, pero estamos analizando una medida en toda la Provincia, por si no hay una respuesta clara”, remarcó.

En tanto, la comuna emitió un comunicado donde afirma que el contrato firmado con la empresa “el 1º de diciembre de 2009 tiene duración de 6 años con opción a 2 años más de prórroga. Por lo que el vencimiento final sería el 1º de diciembre de 2017”. “Covelia se negó a ejercer esa prórroga de 2 años y el Municipio la extendió por decreto Nº 430/16 hasta el 31 de julio de 2016, mientras tramita una nueva licitación”, afirmaron desde el municipio, que responsabilizaron a la empresa por la situación. Desde Covelia sin embargo aseguran que dicho contrato no está vigente, y que por eso no pueden prestar el servicio. “Es una cuestión de precios, de costos, que tienen que arreglar la comuna y la firma. En la empresa dicen que no tienen contrato, que no le pagan lo prometido. En el medio estamos los trabajadores”, terció Aparicio.

La relación del gremio camioneros con el intendente Gray fue desde un inicio compleja. Apenas asumió su cargo, en diciembre de 2007, por falta de pago los trabajadores mantuvieron bloqueadas por casi dos semanas la entrada de la Municipalidad, y se vivió una verdadera crisis sanitaria por la falta de recolección de residuos. La intervención del gobierno del entonces gobernador Daniel Sicoli permitió destrabar la situación, cuando hubo un compromiso de fondos para extender el contrato de Covelia, que luego se prolongó en 2009. En aquellos días, desde el gobierno comunal deslizaron la idea de municipalizar el servicio, algo que era totalmente rechazado por el gremio de Moyano. El acampa incluyó algunos incidente, como el enfrentamiento entre una cuadrilla de empleados de la secretaría de Obras y servicios Públicos con integrantes de camioneros, que impidieron que los primeros realizarán tareas de limpieza durante el paro.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales