lunes 10 de mayo de 2021

Camaño habla del desempleo gastronómico por la pandemia, pero omite la catástrofe laboral que generó el macrismo en el sector

El titular de la seccional porteña de la UTHGRA salió con todo a cuestionar las restricciones impuestas por el Gobierno Nacional. Lo llamativo –o no, si se tiene en cuenta su militancia macrista- es que nada dijo sobre la enorme destrucción de puestos de trabajo en el rubro durante el gobierno cambiemita.

El secretario general del Sindicato de Gastronómicos en la Ciudad de Buenos Aires, Dante Camaño, criticó hoy las nuevas medidas para el sector ante la segunda ola de coronavirus por entender que el rubro está «muy golpeado» luego de perder 25.000 puestos laborales desde la llegada de la pandemia, según consigna.

«No hubo ninguna crisis que sea igual a ésta», apuntó y enfatizó: «O trabajamos o nos morimos».

Sin embargo, los datos parecen contradecir el discurso de Camaño. Porque tan solo en 2019 y sin pandemia, en CABA, se perdieron 15.000 puestos de trabajo en el sector según los datos de la seccional nacional de su propio gremio UTHGRA, conducida por Luis Barrionuevo. Ese año, además, cerraron 600 restaurantes en la ciudad. Mientras que la cifra total en el país ascendió a 2.300.

Pero la realidad funesta para el sector, ya había comenzado en el año 2016 cuando –según datos de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC)- se cerró un restaurante por día, en promedio, en CABA.

Para el dirigente gastronómico, que conforma la pata sindical de Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires y hasta financia varios locales del PRO, aseguró que «combatir el virus cerrando las actividades es suicida».

Los “números” de Camaño

«Con los números en la mano, puedo decir que hicimos mal en parar de trabajar», sostuvo el gremialista, mientras argumentó que «los protocolos en gastronomía son muy fuertes y muy buenos», por lo que «están funcionando».

En declaraciones radiales, evaluó que además «hay mucho menos consumo porque la gente tiene miedo» de ir a los locales.

«Podemos seguir trabajando», garantizó y criticó que «afectar el horario nocturno es un crimen porque las empresas están muy golpeadas».

Alertó que cerraron «más de 2 mil empresas turísticas y hoteleras» en la Ciudad de Buenos Aires desde que comenzó la pandemia y aseguró que, por ello, se perdieron 25.000 puestos laborales formales del segmento.

Al ser consultado sobre el fortalecimiento del REPRO II, Camaño analizó que «toda ayuda es bienvenida», aunque aclaró que «no va a dejar de ser un paliativo» porque «la única solución es trabajar».

Los sectores críticos afectados por las nuevas medidas sanitarias dispuestas para afrontar la pandemia recibirán en el marco del REPRO II hasta 18 mil pesos mensuales por trabajador, suma que implicará un aumento del 50%.

Para acceder a este beneficio, las empresas deberán comprobar una pérdida en la facturación mayor al 20%, según se resolvió en el marco de una nueva reunión del Gabinete Económico.

La información correspondiente al Programa REPRO II muestra que en el período que comprende noviembre y diciembre del 2020, el programa brindó asistencia a los sectores no críticos, definidos por el programa ATP.

A partir de enero del 2021, el programa sumó a los sectores críticos y a los de la salud; en febrero de 2021 el Programa benefició a un total de 300.795 trabajadoras y trabajadores y 9.925 empresas, con una inversión total de 4.018.247.055 pesos, según datos oficiales.

También podría interesarte

Murió otra enfermera por Covid-19 y es el quinto caso desde que comenzó la segunda ola

Elena del Hoyo, trabajadora franquera del Hospital de Niños Pedro de Elizalde, se suma a …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *