21 de Febrero
de 2024
Informes Especiales.

Caída del empleo privado, el pretexto de Milei para la reforma laboral: los números de los últimos 12 años

13. 01. 2024

En ese período se generaron sólo 250 mil puestos de trabajo en el sector, cifra que el presidente utiliza para presentar la desregulación laboral como respuesta a la caída del empleo. Pero los datos de precarización certifican que la flexibilizacion ya existe de hecho, sin resultados.

El presidente Javier Milei, advirtió que “los partidos tienen 90 minutos y no terminan hasta el pitazo final”, luego del segundo fallo de la justicia contra la reforma laboral que quiere implementar con su DNU 70/2023.

Las decisión de la Justicia correspondieron a dictámentes favorables a los amparo presentados por la CGT y la CTA la semana pasada, a las que el último lunes se se sumó una tercera cautelar ante el reclamo de la Federación Única de Viajantes de Comercio Argentina (FUVA),dictada por la jueza Nacional del Trabajo, Silvia Garzini.

Los fallos supenden temporalmente el capítulo IV del DNU, cuya aplicación significa un paso atrás en materia de derechos laborales adquiridos. Sin embargo, hay un sector que está esperando con ansias esa aprobación. Ese el sector que alega dificultades para poder contratar, justificándose con “la industria del juicio” e impuestos estatales que le estarían poniendo palos en la rueda para poder sumar gente con empleos formales.

Los datos oficiales de la evolución del empleo corroboran la escasa creación de nuevas fuentes de trabajo en los privados, lo cual en cierta medida vuelca los registros a favor de esos argumentos. Tanto, que el nuevo presidente libertario insiste en que sus reformas laborales ayudarán a cambiar los números que desde 2011 están siendo un clavo para los diferentes gobiernos que pasaron.

Caída del empleo y flexibilización «de hecho»

“Dos de cada tres empleos generados corresponde a personas que trabajan en la informalidad o (en su gran mayoría falsamente) como independientes (incluye monotributo y monotributo social). Si sumamos a los empleados públicos llegamos al 92,8%”, detalló el economista Esteban Domecq, director de la consultora Invecq, en su cuenta de X.

El especialista agregó también que “esta economía sólo genera empleo precario y de baja o nula productividad. Eso explica por qué el salario real no para de caer. Del otro lado, solo el 7,2% de los nuevos puestos de trabajo se crearon en el sector privado asalariado registrado, que es empleo formal de alta productividad”.

CUARTO REVÉS JUDICIAL PARA EL DNU DE MILEI: AHORA SALIÓ UN FALLO A FAVOR DE LOS VIAJANTES DE COMERCIO

Un informe realizado por esta consultora demuestra que desde el 2011 se crearon apenas 250.000 empleos formales en el sector asalariado, contra 1.160.000 puestos informales, 1.170.000 monotributistas y 830.000 asalariados públicos.

caída del empleo, tecnología de la información
Tecnología de la información es uno de los pocos sectores que se salvarían de la brutal caída de empleo en 2024.

Con estos números, Domecq asegura que ”el mercado laboral argentino ya está flexibilizado de hecho, ajustando con informalidad, precariedad laboral y con caída del salario real”.

Es cierto que entre 2003 y 2008 se crearon 2,2 millones de puestos asalariados registrados, pero esa cifra quedó muy lejos en el tiempo y la realidad actual refleja un panorama completamente distinto.

CÓMO SE PREPARA EL SINDICALISMO COMBATIVO DE CARA AL PARO GENERAL DEL 24 E

Si tomamos en cuenta el gobierno anterior, Alberto Fernández se jactaba de tener 30 meses consecutivos de crecimiento del empleo, pero ese repunte comenzó luego del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO). Muchos de los nuevos puestos de trabajo se crearon en el sector público o corresponden al monotributo. Considerando sólo al sector asalariado privado, los números son otros.

Los registros del INDEC y la informalidad laboral

Según el Indec, esa rama del empleo creció 7,67% en los últimos cuatro años, pasando de 11.957.000 en el segundo trimestre de 2019 a 12.874.000 de trabajadores en el mismo período de este año. De los 917.000 empleos creados en ese período, sólo 285.000 fueron formales y 632.000 fueron informales. Es decir que por cada puesto de trabajo registrado que se creó desde el 2019 hasta hoy, nacieron más de dos empleos en negro.

El INDEC analizó 16 sectores y en solo tres notó que hubo una baja del trabajo informal en los últimos cuatro años, mientras que en los demás la situación empeoró. Servicio doméstico, pesca y “electricidad, gas y agua” fueron los que arrojaron mejores números indicando mejoras.

Los tres sectores con mayor nivel de informalidad laboral siguen siendo el servicio doméstico (67,5%), la agricultura (59,7%) y la construcción (58,6%), tres actividades que siempre tuvieron una alta taza de empleo en negro. Lo bueno es que al menos en términos estadísticos ninguno empeoró significativamente en los últimos cuatro años. Lo malo, es que entre los tres perdieron 135 mil puestos de trabajo en el período analizado.

Por el contrario, los que más empleos asalariados crearon fueron el comercio (379 mil trabajadores nuevos), el rubro de “otros servicios comunales” (173 mil) y las actividades inmobiliarias (147 mil).

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
En esta nota se comentó
  1. toledomario1973@gmail.com

    Hay sindicatos que quitaron las 8 hrs laborales por 4 hs laborales estos si qué son vende patria

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales