13 de Junio
de 2024
Informes Especiales.

La brecha entre despidos y contrataciones en la Argentina ya es la peor desde 2020 y sigue creciendo

07. 06. 2024

Un informe advierte la situación crítica del mercado laboral en la era Javier Milei. Despidos y destrucción de empleo en todos los sectores.

Los desafíos económicos y sociales que enfrenta el país bajo la conducción de Javier Milei en el Estado no son novedad, ni tampoco las repercusiones directas que la política motosierra tiene en el mercado laboral. La creciente brecha entre despidos y contrataciones y el aumento sostenido y rápido del nivel de desempleo ya es tema y preocupación de políticos, economistas y sociedad en general.

Las cifras de este último tiempo alcanzaron su punto más crítico desde el 2020, lo que ha generado incertidumbre sobre la estabilidad del plan económico -y del proyecto presidencial, teniendo en cuenta la relevancia excluyente que le da el Gobierno a la economía- y el impacto que esto puede tener a futuro en la Argentina.

Según un nuevo realizado por la consultora PxQ la combinación de despidos con recesión se tradujo en un deterioro sostenido de los indicadores de empleo en marzo de 2024.

Entre los valores que se reflejan se encuentra la tasa de bajas de personal con 2,1 puntos por encima del promedio de la última década.

Más despidos, menos contrataciones

La brecha entre desvinculaciones e incorporaciones de personal alcanzó en marzo de 2024 su peor momento desde 2020, año en el que la economía estuvo paralizada por la pandemia de Covid-19.

De hecho, un último informe de Indicadores Laborales de la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires que se dio a conocer hace algunos días -y surge de la Encuesta Trimestral de Ocupación e Ingresos (ETOI)- mostró que empleo y la tasa de actividad cayeron en la Ciudad, mientras que la desocupación aumentó en el primer trimestre de 2024, como resultado de la recesión económica.

De acuerdo con el análisis de la consultora PxQ, dirigida por Emmanuel Álvarez Agis, en función de los datos de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) de la Secretaría de Trabajo, la tasa de salida del empleo obtuvo 2,1 puntos porcentuales por encima del promedio de la última década, mientras que la tasa de entrada estuvo 2,6 puntos por debajo del promedio.

DENUNCIARON A MILEI EN LA ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO

Esto, en concreto, quiere decir que las empresas en este momento están contratando menos personal que lo que fue la media de toda la última década y que, a la vez, están despidiendo más trabajadores que, en promedio, en esos últimos diez años.

Incluso, si bien en el último trimestre de 2023, al final de la gestión de Alberto Fernández, la tasa de desempleo había tocado un mínimo histórico del 5,7%, con las las especulaciones sobre la evaluación de los primeros meses del año y del gobierno de Javier Milei no son alentadoras.

Se prevé, además, que los próximos datos oficiales del INDEC, que se publicarán el 24 de junio, muestren un empeoramiento de este indicador.

La recesión como telón de fondo

Uno de los grandes motivos de esto tiene que ver con la política tomada los últimos meses de achicar los sectores públicos, disminuyendo puestos laborales, y a la vez reducir el poder adquisitivo en general y aumentar los costos de empresas, comercios y pymes.

Esta recesión provocada hizo que ese drenaje de empleo público no fuera absorbido por el sector privado sino que, al contrario, también los privados están despidiendo en números preocupantes.

Según han considerado analistas, las principales variables que influyen en la inversión, la productividad y el incremento de empleo tienen que ver con el consumo y el crecimiento de la economía.

despidos, desempleo, búsqueda de empleo
La precarización laboral es una consecuencia directa de los despidos y el desempleo.

Teniendo este dato como referencia, es necesario mencionar que en marzo de este año hubo una caída interanual del 9,3% en las ventas reales de los supermercados, siendo los sectores más afectados electrónica e indumentaria, con una baja del 34% y 26%, respectivamente.

Además, se han verificaron caídas en la compra de productos de primera necesidad como carnes, frutas y verduras y carnes, mientras que las ventas de lácteos apenas subieron un 2% anual.

Esto lógicamente repercute en las empresarios y en el dinero que reciben, por ende también en las modalidades de contratación y en las tasas de empleo.

Se hunde la economía

El menor poder adquisitivo de la población y el desplome del consumo tienen como correlato una fuerte caída de la actividad económica, que tocó su peor nivel desde mayo de 2021.

A estos valores también se suman los informes que sostienen que si bien hay una posibilidad de que la inflación descienda, si lo hace será de la mano del desempleo y la crisis productiva.

Incluso, algunas estimaciones sostienen que la desocupación puede llegar a duplicar los valores de 2023, aproximándose al 12%.

DATOS ALARMANTES DE DESEMPLEO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES: TODOS LOS ÍNDICES DAN PEOR QUE EN 2023

Esto vendría acompañado del cuentapropismo, contrataciones informales, y la necesidad de contar con varios empleos para tratar de llegar a fin de mes.

«La brecha entre despidos y contrataciones en Argentina ha alcanzado niveles preocupantes, y deja en evidencia los desafíos estructurales que enfrenta el mercado laboral. Es fundamental trabajar para implementar políticas y medidas que impulsen la creación de empleo y promuevan la estabilidad laboral», concluye el informe.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales