16 de Mayo
de 2022
Actualidad.

El ausentismo en el sector industrial amenaza el repunte de la actividad: empresas quieren pase sanitario

19. 01. 2022

En algunos rubros hay hasta un 30% de trabajadores contagiados por Covid-19 o aislados por contacto estrecho, lo que pone en peligro la continuidad del alza industrial.

En los últimos días, varias industrias del país sufrieron bajas de personal, ya sea contagiados por coronavirus o por estar aislados por contacto estrecho, lo que genera alarma entre empresas y gremios, ya que la situación puede poner en peligro el repunte de la actividad.

En algunos sectores, el ausentismo alcanza el 30 por ciento de la plantilla, aunque reportes indican que a nivel nacional no alcanza el 10 por ciento.

Ante esto, comenzaron conversaciones entre las partes y funcionarios del gobierno nacional para buscar medidas preventivas. Hasta el momento, se maneja como alternativa pedir el pase sanitario, es decir, la vacunación completa de los empleados, e incluso poner vacunatorios en las grandes plantas.

El ausentismo industrial golpea a sectores que desde hace unos meses vienen creciendo a buen ritmo, al punto que según el área se manejan con niveles cercanos a la prepandemia. Pero la gran cantidad de aislados por contagio o contacto estrecho pone en riesgo esta levantada.

En promedio, afirman diversos reportes, el 30 por ciento del personal de las industrias está en estos días sin cumplir tareas, lo que complica el normal desarrollo de las jornadas.

Si bien la Unión Industrial Argentina (UIA) aseguró que hasta la semana pasada el promedio nacional «estaba en el 7 por ciento», entre los gremios industriales hablan de «un número mucho mayor», que en algunas áreas supera el 40 por ciento.

En el sector salud, para paliar el ausentismo, se comenzó a aplicar la nueva directiva de no aislar a los contactos estrechos no vacunados, intentando evitar faltante de personal. La medida fue anunciada por el Ministerio de Salud nacional, y las provincias podían adherirse.

Córdoba fue una de las primeras, que incluyó a las «actividades productivas» en este tipo de trabajadores esencial. En provincia de Buenos Aires, indicaron fuentes de gremios industriales consultados por Gestión Sindical, se «sigue aislando a los contactos, lo que trae problemas porque en muchos casos se debe suspender turnos completos».

«El tema es que la vacunación sigue siendo voluntaria, y los abogados laboralistas aseguran que hasta que eso no cambie, no se puede hacer obligatorio ningún instrumentos», agregaron las fuentes consultadas.

Medidas en análisis

Ante esta situación, en los gremios comienzan a trabajar en conjunto con las empresas para tomar medidas al respecto. Hasta ahora se manejan dos posibilidades: hacer obligatorio el pase sanitario, y fomentar la vacunación en los propios lugares de trabajo.

Sobre el primero de los temas, en algunas mesas de discusión se habla de «pase sanitario laboral» para que los empleados tengan al menos las dos vacunas dadas para trabajar. El pedido fue formalmente presentado por la Confederación General Empresaria (CGERA), buscando proteger el empleo y la actividad. La medida regiría en industrias y parques industriales.

«El trabajador tiene que entender que es obligatorio vacunarse para proteger a todos los que ya lo han hecho», planteó el titular de CGERA, Marcelo Fernández, quien enfatizó que se trata de «la única manera de contener al virus y los daños que este provoca».

En un primer sondeo, los gremios del sector no estarían en contra de la medida, argumentando que la mayoría de los trabajadores confía en las vacunas y se inmunizó.

COVID-19: EMPRESARIOS SOLICITAN LA SANCIÓN DE UNA LEY PARA QUE LA VACUNACIÓN SEA OBLIGATORIA

En las grandes empresas, el panorama pasa por ese lado. «Todavía no se pide el carnet de vacunación, en ninguna de las plantas de la empresa, pero hay rumores que pronto se pedirá», le dijo a Gestión Sindical un delegado de la firma Techint, una de las interesadas en esta medida.

Según se adelantó «los compañeros se vacunaron todos, por eso no hay problemas, pedimos medidas de control para evitar contagios, el pase se puede implementar, pero necesitamos otras cosas”.

El pase sanitario que pide CGERA se complementará con otro pedido, de la UIA, que busca implementar vacunatorios en los lugares de trabajo.

Según explican desde la propia entidad, el objetivo sería acelerar el proceso de aplicación de vacunas contra la Covid-19. «Es más importante que haya ventilación, y evitar el amontonamiento en vestuarios, por ejemplo, antes que estos puestos. La vacunación está bien entre los trabajadores de todas las plantas», insistió el delegado consultado.

Peligra el crecimiento

Los pedidos de industriales apuntan a evitar que el rebote de la economía, con buena incidencia en el sector, se detenga, en momentos que se necesita de una mayor actividad.

Como informó Gestión Sindical hace unos días, según un reporte del centro CIFRA de la CTA de los Trabajadores, la construcción y la industria manufacturera se mantienen al frente de la recuperación económica, y empujan la creación de empleo.

EL EMPLEO PRIVADO SE RECUPERÓ EN 2021, PERO TODAVÍA ESTÁ POR DEBAJO DE LOS NIVELES PREPANDÉMICOS

En el mundo, algunos países ya impusieron el pasaporte sanitario laboral, para algunos sectores de la economía, en especial la administración pública. En diciembre pasado, Italia fue la primera nación europea que impuso la condición de estar vacunado para ingresar a los lugares de trabajo, públicos o privados.

Quienes por cualquier motivo no se inmunicen, deben hacerse pruebas semanales de coronavirus, que cuestan unos 15 euros. La medida fue transitoria, desde octubre a diciembre, y generó mucha controversia, pero ayudó a bajar los contagios.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales