martes 19 de noviembre de 2019
Inicio / Actualidad / [AUDIO] Escándalo en Electrolux: tras los despidos, una fiscal “aconseja” a la empresa cómo reprimir la protesta

[AUDIO] Escándalo en Electrolux: tras los despidos, una fiscal “aconseja” a la empresa cómo reprimir la protesta

La firma cesanteó a unos 40 empleados, lo que generó un acampe frente a la planta ubicada en Rosario. La justicia amenazó con usar la fuerza para desalojarlos, e intentó imputar a los despedidos por “sabotaje y turbación”. Además, se conoció un audio donde la fiscal de la causa “aconseja” a la empresa cómo hacer para sacar a quienes reclaman. Si bien se evitó el desalojo, crece el clima de tensión, y hoy hubo algunos enfrentamientos en la puerta de la planta.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Desde enero de este año, la empresa de electrodomésticos Electrolux comenzó con un plan de despidos en su panta de la localidad de Rosario, en Santa Fe. En enero fueron 20 cesantías, que se sumaron a otras 22 la semana pasada, lo que puso en alarma al total de los trabajadores, que desde hace unos días acampan frente a la planta reclamando al Ministerio de Trabajo provincial la conciliación obligatoria.

En medio del conflicto, una serie de hechos tensaron la situación, que por estas horas está cerca de terminar en un escándalo político y judicial. Es que la justicia intenta imputar penalmente a varios de los despedidos, y amenaza con desalojar por la fuerza el acampe. En una de las audiencias, se filtró un audio donde la propia fiscal de la causa “aconseja” a los abogados de la empresa de cómo actuar en las negociaciones.

Esto generó la indignación de los empleados, que pidieron que se la aparte. Luego de una marcha multitudinaria protagonizada ayer martes por los trabajadores, el gremio UOM y distintas organizaciones sociales, se frenó el desalojo del acampe, y se abrió una instancia de diálogo para el próximo viernes. La empresa multinacional tiene en total 800 empleados, y presentó un procedimiento Preventivo de Crisis luego de realizar los últimos despidos.

El escándalo en Electrolux pasó del ámbito laboral al judicial, cuando la fiscal Valeria Haurigot decidió imputar a los despedidos que realizan un acampe frente a la sede de la firma, en Batlle y Ordoñez de la localidad de Rosario, por los delitos de “sabotaje y turbación”. El primero en ser acusado fue Lucas Tondo, quien es además uno de los voceros de los trabajadores.

La misma fiscal pidió el viernes pasado al juez Hernán Postma que se extienda la acusación a otros 13 ex empleados, y que se ordene el desalojo del acampe que se mantiene al frente de la planta. El magistrado desestimó ambas cuestiones ayer martes, lo que fue considerado un triunfo de los trabajadores.

Resultado de imagen para electrolux

“Logramos que el juez falle a favor nuestra, y exprese que la nuestra es una causa laboral, y no habilitó el desalojo a la fiscal, por lo que logramos por lo menos hasta la semana que viene que se corra del plano penal el conflicto”, le dijo a Gestión Sindical Tondo.

La noticia llegó luego de una multitudinaria marcha que fue desde Plaza 25 de Mayo hasta Plaza San Martín, donde organizaciones sociales y de derechos Humanos acompañaron el reclamos de los despedidos. Por la decisión del juez, por el momento el único imputado judicialmente es Tondo.

“Fue una jornada muy importante, para mostrar la solidaridad de la comunidad y ratificar que no vamos a aceptar ni la represión ni los despidos”, agregó el vocero de los cesanteados.

Pese a esto, entre los empleados hay alarma, ya que el rol que está jugando la fiscal Haurigot está lejos de ser imparcial, y apunta a avalar los despidos y el accionar empresarial, no sólo por intentar imputar penalmente a los despedidos, sino por su relación con los abogados y gerentes de Electorlux.

Esto quedó expuesto por un audio que comenzó a circular ayer por la tarde, donde la funcionaria judicial “aconseja” como actuar. El audio, al que tuvo acceso Gestión Sindical, incluye una conversación entre el jefe de Planta de Electrolux y la fiscal, adema de dos personas más.

El primero anuncia que va a proteger el portón de la planta, con “dos camiones y una persona de seguridad”. La fiscal Haurigot le contesta: “Más vale, hacelo. Mientras no reprimas, vos podés protegerlo”. Además, se habla de hacer “una entrada paralela” donde “tiene la cochera el gerente”. Allí, el abogado de la empresa Jorge Ilharrescondo recuerda que “si tuvieras un quilombo, van a obstruir la calle”, la fiscal contesta abiertamente: “Ahí estas de fiesta, porque por obstrucción del tránsito llamá al 911”, abriendo nuevamente la opción represiva.

La difusión del audio generó mucha controversia, y agregó un condimento más a la tensión que se vive en el marco del conflicto. “Nosotros pedidos que se aparte a la fiscal por falta de parcialidad, por estos audios y sus actitudes. Además, queda clara la convivencia de la justicia y la patronal”, remarcó Tondo. Sobre los audios, la fiscal Haurigot defendió su tarea y respondió que fue “una conversación privada”. El abogado de la empresa agregó que fue tomada ilegalmente y que realizó una denuncia al respecto.

Cómo sigue

Por el momento, el juez Postma mantiene su postura de no profundizar la judicialización. En este punto, el accionar en tándem de las partes sorprende incluso al gobierno provincial, que hasta el momento no se involucró del todo en la situación. En la última audiencia en el Ministerio de Trabajo, la propia policía provincial entró al lugar para notificar a los empleados de las acusaciones judiciales, algo que fue repudiado por distintos sectores.

Luego de este nuevo escándalo, la cartera laboral convocó a una nueva audiencia para el próximo viernes por la mañana. “Ese día pedimos a las organizaciones y los trabajadores que nos acompañen, para mostrar que estamos unidos en esta pelea”, dijo Tondo, que además recordó que al otro día, sábado 11, se realizará un almuerzo en el acampe frente a la planta, como parte del segundo encuentro del Comité de Solidaridad con los Despedidos de Electrolux.

Luego de días de tensión, a la espera de la audiencia del viernes, que viene, este jueves se vivió otra tarde de conflicto, y se agudizaron los cuestionamientos al rol de la UOM en el conflicto. Es que la seccional local firmó el Procedimiento Preventivo de Crisis presentado luego de los despidos, que compromete a Electrolux a no realizar despidos en lo que queda del año, pero que nada dice de la reincorporación de los 40 cesanteados. “El gremio lamenta cada trabajador despedido.

Imagen relacionada

El acuerdo logrado es para que no haya más cesantías, pero es triste ver que compañeros trabajadores pierden su fuente laboral”, mediante un comunicado el secretario general de la UOM Rosario, Antonio Donello. Esta tarde, los despedidos denunciaron que una patota del gremio intentó enfrentarse a quienes mantienen el acampe. Hubo algunos empujones y golpes, y personas vinculadas al gremio incluso habrían golpeado a mujeres que acompañan la lucha de los despedidos.

Desde el acampe informaron a Gestión Sindical que “la policía intentó llevarse detenido a uno de los despedidos”, y la patota sindical atacó con gente afín a la empresa a los presentes. La situación volvió a mostrar lo peor de un conflicto que promete nuevos capítulos y más tensión.

También podría interesarte

Crece el tsunami de despidos: Sodimac de Adrogué dio de baja a 30 trabajadores entre cesantías y traslados

Según denunció el titular del Sindicato de Empleados de Comercio de Almirante Brown, en septiembre …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *