28 de Septiembre
de 2022
Actualidad.

Ante la escalada de precios, gremios piden hasta $ 10.000 por bonos de fin de año

15. 12. 2015

En la lista de reclamos ya se anotaron los metalúrgicos de Antonio Caló, los empleados de comercio de Armando Cavalieri, los aceiteros, los trabajadores de peajes de Facundo Moyano, los de televisión, los camioneros, las CTA de Hugo Yasky y Pablo Micheli y estatales provinciales.

Las altísimas expectativas que generan la inminente devaluación y unificación del tipo de cambio que anunció el equipo económico de Mauricio Macri obligaron a los principales gremios estatales y privados a exigir un bono de fin de año que rozan hasta los $ 10.000.

En la lista de reclamos ya se anotaron los metalúrgicos de Antonio Caló, los empleados de comercio de Armando Cavalieri, los aceiteros, los trabajadores de peajes de Facundo Moyano, los de televisión, los camioneros, las CTA de Hugo Yasky y Pablo Micheli y estatales provinciales.

En 2014 la UOM consiguió un plus bono $ 2.000 entre febrero y marzo. Para este año, aunque Caló dice que hay que ser «cauto» en los pedidos por la débil situación de las industrias, el nuevo bono no bajaría de ese piso. Los metalúrgicos se reunirán el martes a la mañana a discutir el número final, pero como dijo el líder de la CGT kirchnerista será un monto que contrarreste el «deterioro de salarios que hubo este mes».

Según supo ámbito.com, los mercantiles todavía no definieron monto. Es feroz la interna en Faecys y el SEC por la sucesión del veterano Cavalieri. En noviembre pasado, Comercio recibió la última cuota de 10% de aumento de la paritaria 2015, que suma unos $ 1.500 para cada trabajador. Fuentes del sindicato informaron que si bien cada seccional negocia por separado, el bono rondaría los $ 2.000 por única vez.

El Satsaid pide un «refuerzo económico» de $ 7.000 por única vez y no remunerativo. «Como es de su conocimiento, durante este último período los productos de la canasta básica han sufrido constantes aumentos y, producto de ello los salarios, se han visto deteriorados lo que se ve acentuado por la llegada de las fiestas de fin de año», explicaron los empleados de la TV en una nota enviada a las cámaras empresarias.

Los aceiteros del SOEA reclamaron en 2014 un plus de $ 10.000. Se estima que para este año, y tras la eliminación de rentenciones al trigo, maíz, sorgo y carnes y la reducción al 30% de los derechos de exportación de soja, el monto sería superior, ya que los empresarios podrían liberar cosechas acumuladas y conseguir altos márgenes de rentabilidad.

Los peajistas del Sutpa cerraron en septiembre pasado una suma de fin de año de $ 6.800. Los camioneros Pablo y Hugo Moyano amenazaron con romper «la paz social y el buen diólogo hoy vigente» con los empresarios del sector si no consiguen $ 8.000 como «beneficio adicional para ayudar a los trabajadores con los gastos excedentes que produce el inicio del periodo escolar».

Ante la falta de respuesta de Fadeac, Sichoca se declaró este lunes en «estado de alerta y movilización, no descartando una medida de fuerza». Según los Moyano, los quites de colaboración comenzarían por las ramas de transporte de caudales y combustible. «No se entiende su silencio y negativa, cuando esto es año a año consensuado», afirmaron.

Antes de la partida de Axel Kicillof del Ministerio de Economía, los bancarios del Nación sellaron un acuerdo por una gratificación extraordinaria por cierre de ejercicio no remunerativa de $ 9.900. Para otras ramas de La Bancaria se busca abrir lo antes posible la paritaria. Sergio Palazzo congelaría las exigencias del bono a cambio de un abultado aumento anual.

El estatal Micheli ya anunció que reclamará a Macri el pago de $ 5.000 como bono especial de fin de año para compensar la disparada inflacionaria de las últimas semanas.

Según la consultora Ecolatina de Marco Lavagna, los incrementos de precios se registraron «pese a que noviembre es uno de los meses del año que menor presión inflacionaria» por la baja estacionalidad. «Los precios de los bienes y servicios subieron el 2,6%», estimó el economista massista.

El informe de Lavagna aseguró que la mayor suba se dio en el rubro Alimentos y bebidas, que treparon casi 3%. Pero también advierte por aumentos en yogur (20%) y carne vacuna (5%), por ejemplo.

Consumidores Libres, del socialista Héctor Polino, informó que «los laboratorios medicinales aumentaron muchos medicamentos entre un 5 y un 20%», y a fines de noviembre hubo un alza del 4,5% en las naftas.

El Estudio Bein registró un 2,9% y para la CGT opositora de los Moyano el valor de la canasta básica aumentó el 3,31%. Para el asesor económico de Daniel Scioli el rubro que más subió fue salud (6,9 %) y le sigue Alimentos y bebidas (3,7%). Además, destacó disparada de precios en huevos, verduras, azúcar, miel, dulces, cacao e infusiones.

Fuente: Ámbito Financiero

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales