18 de Mayo
de 2024
Fuera de Megáfono.

Tras la amable reunión con el Gobierno, la CGT se reúne presionada por las bases para llamar a un paro

11. 04. 2024

La CGT tomó contacto con la administración libertaria pero quedan varios puntos por saldar. Paro o movilización, dos alternativas que baraja el sindicalismo.

El primer cara a cara entre la CGT y la Casa Rosada, el día previo a la reunión del consejo directivo de la central, terminó con saldo relativamente positivo: no hubo tensión al por mayor y quedaron las puertas abiertas para continuar el diálogo.

Pero hay puntos sin resolver, ligados precisamente a la falta de homologación de paritarias, un tema que genera nervios al por mayor en el arco sindical, y al futuro de la reforma laboral.

En un primer balance, se podría decir que el Gobierno se llevó, fundamentalmente, la posibilidad de que la CGT acepte algunos puntos de la reforma laboral. Le quedó en el debe el objetivo de frenar un inminente llamado a un paro general; la idea sigue vigente, más allá de las intenciones dialoguistas de una parte importante de la central obrera.

Este jueves será un día clave, ya que se reúne el Consejo Directivo de la CGT y, tras el cónclave de la «mesa chica» hace una semana, cuando se resolvió patear la pelota para el encuentro de hoy, parece difícil que los popes cegetistas puedan escapar del llamado a una medida de fuerza, con la presión de las bases sindicales que piden paro.

MILEI DIJO QUE UN TERCIO DE LOS TRABAJADORES FORMALES ES POBRE: ¿VERDAD O MENTIRA?

También suma presión el congreso nacional de Camioneros, el gremio donde revista Pablo Moyano, el más combativo de los tres triunviros de la CGT, y que se encuentra en pleno conflicto con el Gobierno por el freno que le puso el ministro de Economía, Luis Caputo, a los aumentos salariales de marzo y abril.

La CGT en la Rosada

De la reunión encabezada por el ministro del Interior, Guillermo Francos, y el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, participaron dos de los tres secretarios generales de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, y una decena de líderes de diferentes gremios, entre los cuales se destacó el camionero Hugo Moyano, cuyo sindicato se encuentra en conflicto con la Rosada por la demora en la homologación de su paritaria.

No estuvo, en cambio, el secretario de Trabajo, Julio Cordero, ni ningún representante de esa área del Gobierno.

Del lado de la administración libertaria se mostraron conformes con el cónclave y dijeron que “salió mucho mejor de lo esperado”. Entienden que se equivocaron en su estrategia inicial, de ir a fondo contra el gremialismo, sin puentes de contacto, y que se abre una etapa de diálogo “productivo”.

En el sindicalismo celebran que por lo menos exista un canal de negociación tras meses de pura fricción y dardos. Pero piden que las paritarias le ganen a la inflación para recuperar lo perdido en los primeros tres meses de la administración de Javier Milei.

Este es un punto importante de conflicto ya que el oficialismo no quiere dar el brazo a torcer, tal como lo dejó en claro Luis Caputo: el Gobierno mantiene su política de no intervención en lo que respecta a precios, pero está dispuesto a intervenir para frenar los salarios.

El reclamo de Moyano

Hugo Moyano, presente en la reunión, pidió por la homologación de su entendimiento salarial, que consta de un 25% de alza de haberes para marzo y abril y duerme en la Secretaría de Trabajo de un Cordero que desde que asumió, hace casi un mes, no mostró gestión.

La situación puede llevar a que Camioneros, en su congreso nacional que se desarrollará este jueves y que contará con la presencia del líder gremial, decida un paro en todo el país.

La reforma y lo que la CGT aceptaría

Por otro lado, aparece en el horizonte qué hacer con la conversadísima reforma laboral. En la Libertad Avanza decidieron que el proyecto de ley de “modernización” en el mundo del trabajo «lo arme» la UCR. Claro que, de acuerdo con primer borrador que trascendió, es prácticamente un calco del capítulo cuarto del DNU 70/2023 que fue frenado por la Justicia.

PIUMATO SE ADELANTÓ A LA REUNIÓN DEL JUEVES Y ANUNCIÓ QUE LA CGT LE PONDRÁ FECHA A UN PARO NACIONAL

Los referentes sindicales ya avisaron que no piensan apoyar esos cambios aunque sí están de acuerdo en que deben existir modificaciones, pero quieren entrar en la discusión.

En esas idas y vueltas, desde la Casa Rosada, en tono amigable, pidieron “acompañamiento y paciencia” durante los tres meses que vienen para terminar de bajar la inflación. Y lanzaron una propuesta que causó buena impresión: conformar una comisión técnica para analizar todo el capítulo laboral de la Ley Ómnibus, para que la CGT plasme su visión.

Queda por ver quienes integrarían esa mesa y como pueden sincronizar los distintos intereses, teniendo en cuenta que hasta ahora la política del Gobierno ha sido de todo o nada y, al menos públicamente, no se muestran proclives a tomar ideas ajenas (más allá del «acting» de la UCR con la reforma laboral).

No obstante, en la central de Azopardo tienen claro que las bases están reclamando un paro y saben que la decisión no puede demorarse mucho tiempo más.

Desde el entorno de un veterano líder sindical dijeron que “el paro está cerca”, impulsado por el Frente Sindical moyanista, y tratarán de alcanzar un consenso. Lo que sí es seguro es la movilización el 1º de mayo, con un acto importante que muestre músculo sindical.

Qué dijo Francos

Tras el encuentro con la CGT, el vocero del lado del Gobierno fue el ministro del Interior, Guillermo Francos.

Sin salirse del libreto de la cordialidad, Francos habló de consensos siempre en relación con proyectos del Ejecutivo, sin mencionar si hubo propuestas desde el sindicalismo y, sin meterse en polémicas, no despejó las dudas acerca de la homologación de paritarias que no sean a la baja.

CGT, Guillermo Francos
Guillermo Francos, la voz del Gobierno tras una reunión con la CGT en la que no estuvo el secretario de Trabajo.

También hizo una referencia a la necesidad de seguridad jurídica en las relaciones laborales que resultó sugestiva, teniendo en cuenta que el Gobierno acaba de dejar sin empleo a miles de trabajadores que llevaban años cumpliendo funciones para el Estado, amparándose en su contratación precaria.

“Fue una primera reunión amplia, quedaron las puertas abiertas para armar mesas técnicas. Entienden que hay reformas que se pueden acompañar (en lo laboral). Tienen en claro lo que son las multas en el trabajo y el impacto que genera. Hay varios puntos en los que se puede avanzar», expresó el ministro.

«Soy optimista en que lleguemos a acuerdos que le den seguridad jurídica a las relaciones laborales y a la voluntad de empresarios de tomar trabajadores”, agregó.

El funcionario además mencionó que “se planteó el tema de los acuerdos paritarios. Varios estaban siendo aprobados después de la revisión. Los representantes de los gremios nos plantearon un apoyo a la paritaria de Camioneros y hablaron de las paritarias en general. Están todas siendo analizadas por la Secretaría de Trabajo”.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales