28 de Noviembre
de 2022
Actualidad.

Alerta y tensión en la UOM: si mañana no hay acuerdo salarial, convocarían a un paro

25. 07. 2022

El gremio metalúrgico ya facultó a Furlán a definir la medida de fuerza si fracasa la audiencia que se hará en el Ministerio de Trabajo.

La tensión en la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) viene creciendo y podría escalar aún más este martes: el consejo directivo facultó al secretario general nacional, Abel Furlán, a definir un paro nacional en caso de que mañana no se alcance un acuerdo paritario con las cámaras empresarias en la audiencia de revisión salarial que se llevará a cabo en el Ministerio de Trabajo.

Lo que el gremio espera recibir es una superadora, que al menos se acerque al pedido inicial de un 65%. Y si eso no ocurre Furlán estará autorizado entonces por todas las seccionales para avanzar en un plan de lucha.

Hay que destacar que, en caso de definir un paro, será el primero de la era Furlán, quien sucedió al histórico Antonio Caló, que dejó su cargo luego de 18 años.

Por el momento, y preocupados por la falta de acuerdo, el último jueves los secretarios generales de las seccionales y los dirigentes de comisión directiva se reunieron en plenario para analizar la situación y definir los pasos a seguir.

La UOM y un comunicado corto, pero contundente

En ese marco, se resolvió continuar con la discusión paritaria y desde la UOM difundieron un comunicado para oficializar lo decidido, al plantear que se promoverán «las medidas de acción directas que fueran necesarias ante la posición de los empresarios de negarse a la recomposición requerida».

Desde entonces, la posibilidad de un paro nacional empezó a cobrar cada vez más fuerza en el gremio.  Y en las últimas horas los dirigentes de las seccionales ya hicieron públicas las intenciones de avanzar con medidas de alcance nacional.

El comunicado emitido por la UOM para informar que la idea de un paro nacional ya está en análisis.

«Muy probablemente tengamos que ir a una medida de fuerza. Tenemos que ir a un paro porque los empresarios no van a acceder a otorgar el aumento que pedimos», expresó Pablo González, secretario general de la UOM Villa Constitución, a Diario El Norte.

El de mañana será el cuarto encuentro entre las partes. En la última audiencia, la patronal ofertó un «acuerdo irrisorio», tal como lo definieron en el gremio, de un aumento del 6% en agosto y 6% en septiembre, para adelantar el 12% pautado originalmente para octubre. Y luego otro 5% en octubre, 5% en noviembre, 5% en enero y 5 % en febrero de 2023.

ENVALENTONADO, ROBERTO FERNÁNDEZ AVANZA EN EL PROCESO ELECTORAL PESE A LAS QUEJAS OPOSITORAS

La propuesta fue rechazada de plano por la conducción nacional de la UOM, que planteó la necesidad de adelantar el 12% de octubre a julio, y fijar un 20% de suba adicional para cerrar el año en un 65% con revisión en febrero próximo. Además, se reclama una cláusula de revisión en febrero de 2023.

Más allá del paro nacional que podría dictarse si mañana no hay un acuerdo con las cámaras empresarias (ADIMRA, AFAC, CAMIMA, AFARTE, CAIAMA y FEDEHOGAR), hay que señalar que durante la semana los metalúrgicos ya comenzaron a movilizar a sus bases para presionar.

La semana pasada ya hubo fábricas de paro

Incluso en Córdoba, por ejemplo, hubo varias fábricas que en los últimos días registraron cese de tareas o paralización de la producción.

Mientras tanto, y para tratar de apaciguar la situación, la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica Argentina (CAMIMA) emitió hace unos días un comunicado para ratificar su voluntad de mantener el diálogo con los trabajadores de la UOM.

«Entendemos la particular situación económica que transitan los trabajadores producto de una crisis económica y política ajena al accionar de nuestras empresas», comenzaba el texto.

OBRAS SOCIALES SINDICALES TOMARON CON ESCEPTICISMO EL PLAN DE CONTROL Y COBERTURA DE MEDICAMENTOS

Y continuaba: «Pero advertimos que la falta de insumos importados, la gran incertidumbre económica, la alta inflación y el encarecimiento de las materias primas, entre otros factores, provocan la paralización de muchas empresas y de toda la cadena productiva metalúrgica, y ponen en riesgo la continuidad de muchas firmas».

En ese contexto señalaban que «buscaremos acompañar la situación ajustando salarios, como hemos hecho hasta el presente con aumentos superiores a la inflación acumulada desde la vigencia de la última paritaria, pero tratando también de evitar el quebranto de empresas».

Sin embargo, el comunicado no sirvió para calmar las aguas y la idea de un paro nacional empieza a cobrar fuerza. Mañana, claro está, será un día decisivo.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales