24 de Junio
de 2022
Actualidad.

Al final y tras fuertes críticas de líderes gremiales, Macri dio marcha atrás con el pago de ganancias en aguinaldos

09. 12. 2015

Ahora anunció que aguinaldos hasta 30 mil pesos no pagarán el tributo.
El presidente electo, Mauricio Macri, anunció ayer a la tarde que los salarios de hasta 30.000 pesos mensuales no tributarán Ganancias por el medio aguinaldo de diciembre.

La decisión del futuro primer mandatario implicó una reversión de la postura expresada por él mismo y su próximo ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quienes había adelantado que la reforma a Ganancias comenzaría a partir de 2016 y que el medio aguinaldo que debe abonarse en los próximos días no sería exceptuado del cálculo del tributo.

El cambio de postura fue precedido por una serie de reclamos de sindicalistas de diferentes corrientes, como Hugo Yasky (CTA kirchnerista), Pablo Micheli (CTA opositora), Mario Calegari (UTA) y Juan Carlos Schmid (CGT de Hugo Moyano).

«Todos aquellos asalariados en relación de dependencia cuyos ingresos brutos sean inferiores al nuevo Mínimo No Imponible de 30.000 pesos que propondremos se fije por ley, estarán exentos de tributar ganancias en el Medio Aguinaldo que recibirán en los próximos días», anunció Macri, de acuerdo con un comunicado de Cambiemos.

Asimismo, el futuro jefe de Estado indicó que enviará al Congreso un proyecto para que se sancione «una nueva ley de impuesto a las Ganancias» que regirá a partir del 1 de enero de 2016.ð «En cumplimiento de uno de los compromisos asumidos durante la campaña electoral, se enviará al Congreso de un proyecto para una nueva ley de impuesto a las Ganancias», indicó al respecto.

En el comunicado, Macri explicó que «una vez aprobada, esta ley tendrá vigencia a partir del 1 de enero de 2016 y contempla una suba del Mínimo No Imponible a los 30.000 pesos mensuales (hoy en $11.275)».

Pero además de ese piso, el proyecto indicado por Macri contemplará «una modificación de toda la escala, revirtiendo el efecto nocivo que ha tenido la inflación sobre cientos de miles de asalariados que hoy pagan un impuesto que no deberían pagar o una alícuota que nada tiene que ver con su poder adquisitivo».

El presidente electo sostuvo que «de esta manera, la medida tendrá cumplimiento inmediato, independientemente del trámite parlamentario que se iniciará el 1 de marzo con la apertura de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación».

En la actualidad, el mínimo no imponible a partir del que se tributa Ganancias a la Cuarta Categoría es de 15.000 pesos de agosto de 2013, independientemente del salario que se perciba en la actualidad. De esa forma, un trabajador que en agosto de 2013 haya percibido un salario de 14.900 pesos hoy no tiene que pagar el impuesto, aunque su sueldo se haya incrementado a valores superiores a los de, por ejemplo, alguien que para la misma época haya tenido ingresos de 15.100 pesos y en la actualidad gana menos que aquel.

Las críticas
El anuncio de Macri buscó calmar los ánimos de las centrales sindicales, que habían cuestionado al nuevo presidente por no eximir a los aguinaldos del pago de Ganancias.

El secretario de Prensa de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Mario Calegari, había advertido que no caía bien la decisión. «A nadie le gusta esto; veníamos solicitando desde hacía tiempo el tema de que no se descontara este impuesto específicamente en el aguinaldo», enfatizó el gremialista.
«Tengo mucha fe, mucha esperanza, no quisiera que (la próxima administración) arrancara con el pie izquierdo. Habrá un pequeño margen para esperar en tanto y en cuento toda la fiesta no la tengan que pagar los trabajadores», había agregado.

También el secretario General de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Juan Carlos Schmid (cercano a Hugo Moyano), se había sumado al reclamo, al considerar que no era «la mejor señal del nuevo gobierno».

Schmid agregó que los gremios del transporte «hemos librado una dura pelea al kirchenerismo por este reclamo y queremos que se nos dé una solución a esta confiscación que vivimos de nuestro poder adquisitivo».

Pablo Micheli, secretario general de la CTA opositora, había dicho que era «de mucha irresponsabilidad» que el medio aguinaldo sea alcanzado por el Impuesto a las Ganancias, al alertar a la próxima administración que «no se puede decir una cosa» al respecto «y al otro día cambiarla».

Finalmente, el titular de la CTA kirchnerista, Hugo Yasky, había dicho que el medio aguinaldo tendría que ser eximido del pago de Ganancias porque «le mete la mano en el bolsillo a gente que no paga ganancias habitualmente y además en un momento en el que han aumentado los precios de forma desmedida».

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales