jueves 24 de octubre de 2019
Inicio / Actualidad / A un año de la muerte de Sandra y Rubén, los docentes reiteraron su pedido de “escuelas dignas” a Vidal

A un año de la muerte de Sandra y Rubén, los docentes reiteraron su pedido de “escuelas dignas” a Vidal

En el marco del aniversario de la muerte de dos trabajadores por una explosión en Moreno, SUTEBA volvió ad enunciar las malas condiciones de infraestructura en el distrito y toda la Provincia. Hubo una misa y una multitudinaria movilización para pedir justicia, y una marcha de antorchas al Congreso. Aseguran que el gobierno bonaerense “paralizó todas las obras de mantenimiento escolar”.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

La comuna de casi diez cuadras recorrió las calles recorrió en silencio las calles que separan a la escuela 49 de Moreno con la sede del Consejo escolar local. La sirena sonó a las 8.06 de la mañana, hora exacta que un año atrás, una explosión de gas se llevó la vida de la vicedirectora Sandra Calamano y del auxiliar Rubén Rodríguez, un hecho que enluta a la educación bonaerense. El pedido de justicia de la comunidad educativa del distrito se hizo escuchar en este primer aniversario, que fue acompañado por una marcha de antorchas por la tarde, donde los gremios docentes le reiteraron a la gobernadora María Eugenia Vidal sus reclamos urgentes, bajo una consigna única: escuelas dignas. “Sandra y Rubén, presentes, ahora y siempre”, fue de la columna multitudinaria de Moreno, entre abrazos y emoción.

A nivel local, la jornada de homenaje finalizó con un festival cultural, y el reiterado pedido de justicia por los trabajadores fallecidos. A nivel provincia. Desde SUTEBA insisten en denunciar las “graves falencias” que todavía existen en la infraestructura escolar, y la falta de respuesta de la gestión. Además, piden a la legislatura que el 2 de agosto sea declarado “Día en defensa de la escuela Digna y Segura”, como ya se hizo en unos 20 distritos de la provincia de Buenos Aires.

En este último año, el dolor por la muerte de Sandra y Rubén unió a la comunidad educativa de Moreno, que no solo pide justicia por la muerte sino que además busca mejorar las condiciones de todas las escuelas locales. Por eso en los actos de homenaje, se pudo ver a docentes, alumnos, padres y trabajadores de otros sectores.

“Dentro del dolor, estamos muy contentos por el compromiso y el acompañamiento en este día, con un espíritu de poder reclamar colectivamente justicia para nuestros compañero”, sostuvo Pablo Fernández, secretario de Comunicaciones del SUTEBA Moreno.

En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente contó que “este aniversario tienen un sabor amargo, porque hay cosas no están sucediendo en Moreno, como la mejora del servicio alimentario. Además, tenemos todavía escuelas con problemas en el servicio de gas, una deuda pendiente del gobierno que nos debe escuelas dignas y seguras no sólo para trabajar sino para que los alumnos estudien como corresponde”.

De la jornada participaron familiares de Sandra y Rubén, además de las principales autoridades del gremio SUTEBA, el secretario General Roberto Baradel y las secretarias Adjuntas María Laura Torre y Silvia Almazán.

En este año, el caso de la explosión de Moreno se volvió emblema de los problemas en materia de infraestructura escolar que existe en la provincia de Buenos Aires. El reclamo de SUTEBA y el resto del Frente de Unidad por escuelas dignas fue uno de los ejes de la pasada discusión paritaria, pero las soluciones no llegan. “Estamos muy lejos de tener escuelas dignas, porque si bien en Moreno hubo una inyección de dinero mayor que en otros años, gracias a la lucha de la comunidad educativa, a lo largo de toda la provincia con grandes problemas”, sostuvo Fernández.

El dirigente le apuntó al gobierno por esta situación, que desde 2015 “paralizó todas las obras de mantenimiento escolar”, algo que la muerte de los dos trabajadores no hizo variar.

“El gobierno de Vidal mantuvo si línea de trabajo, nosotros tenemos escuelas con obras totalmente paradas”, dijo Fernández. A nivel local, en Moreno se formó un comité de seguimiento de la situación escolar, formado por dirigentes, padres, vecinos, que dan un mayor volumen a los reclamos.

“Pese a esto, la escuela 57 del distrito se prendió fuego cuando era ministro Alejandro Finocchiario, en el 2016 vino al inicio del ciclo lectivo y dijo que en ocho meses íbamos a tener la nueva escuela lista y todavía hoy está parada la obra, solamente está el techo y las columnas”, se quejó Fernández.

Antes de este primer aniversario, SUTEBA motorizó un pedido para que el 2 de agosto sea declarado “Día en Defensa de la Escuela Digna y Segura”, recordando a los trabajadores fallecidos. Por eso, ayer jueves se presentó la iniciativa en la legislatura bonaerense, por parte del diputado por Unidad Ciudadana -PJ Miguel Funes.

“A partir de aquel 2 de agosto, columnas interminables de ciudadanos se movilizaron para exigir justicia por Sandra y por Rubén, tanto en el distrito de Moreno como en diversos actos y manifestaciones realizadas en toda la provincia, exigiendo condiciones dignas para alumnos, docentes y trabajadores de la educación”, sostiene el proyecto de ley.

En tanto, en Moreno y otros 20 distritos este reconocimiento ya se hizo por parte de os Concejos Deliberantes locales. “Lo venimos impulsando a lo largo de la Provincia, sabemos que el gobierno de Vidal va a intentar frenarlo, pero nosotros vamos a reclamarlo a la legislatura”, adelantó Fernández.

Marcha de antorchas

Luego de la jornada de homenaje en Moreno, SUTEBA y los integrantes del Frente de Unidad Docente realizaron una marcha de antorchas frente al Congreso nacional, para hacer escuchar el pedido de justicia y remarcar los pedidos de mejora, tanto en la provincia de Buenos Aires como en todo el país.

En la previa, además hubo una fuerte polémica por la suspensión del documental “Escuela bomba”, que cuenta la tragedia de Moreno, y que el INCAA, el instituto nacional de cine, no permitió su estreno. “Hoy (por el jueves 1º) se debería haber estrenado el documental que describe lo sucedido en la explosión de la Escuela 49 de Moreno, donde murieron Sandra y Rubén por la desidia del Gobierno de Vidal.

Acompañamos a los documentalistas que tuvieron el coraje de realizarlo y hoy fueron censurados”, sostuvo en redes sociales el titular de SUTEBA, Roberto Baradel.

El 2 de agosto de 2018, Sandra Calamaro, vicedirectora de la escuela pública 49 Nicolás Avellaneda, de Moreno, y Rubén Rodríguez, que se desempeñaba como portero, murieron por una explosión de gas a causa de la falla en una estufa. Llegaron temprano luego que se detectara la pérdida un día atrás, para intentar solucionar el problema. El director de la escuela Héctor Vizio denunció que habían informado de la pérdida de gas, pero que nadie del gobierno provincial se había acercado debido a que el Consejo Escolar estaba intervenido por Cambiemos.

Por el hecho, la escuela cerró sus puertas para ser refaccionada por unos meses y se instruyó una investigación en la UFI 8 de esa localidad, a cargo de la fiscal Gabriela Urrutia. Hasta el momento están imputados el gasista Cristian Ricobene, que revisó la instalación antes de la explosión, y el interventor del Consejo Escolar de Moreno Sebastián Nasif.

El funcionario está imputado por incumplimiento de los deberes de funcionario público, mientras que a Ricobene se le imputa homicidio culposo agravado por haber dos víctimas fatales, y defraudación, ya que facturó servicios al Estado sin contar con la habilitación que se requiere para poder inspeccionar un edificio escolar.

 

También podría interesarte

Pepsico: dejan de fabricar las galletitas Toddy en Mar del Plata y hay temor entre los trabajadores

El producto se distribuía a gran parte de Sudamérica pero por la devaluación, la exportan …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *