martes 11 de diciembre de 2018
Inicio / Actualidad / [VIDEO] Grave: trabajadores de Siam denuncian vehículos sin patentes y efectivos sin identificar en la planta

[VIDEO] Grave: trabajadores de Siam denuncian vehículos sin patentes y efectivos sin identificar en la planta

En el marco del conflicto por los despidos en la tradicional fábrica de heladeras, empleados a firman que hay una gran “militarización” del lugar, incluyendo personal policial sin identificarse. Hacen responsable a la gobernadora Vidal y el ministro Ritondo de cualquier caso de represión.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Durante el fin de semana largo, los despedidos de Siam mantuvieron el acampe pacífico frente a la planta, en la localidad de Avellaneda. Pese a que la semana pasada se dictó la conciliación obligatoria, los 20 cesanteados no pudieron volver a sus puestos, y se suman a los más de 160 que se contabilizaron este año.

En pleno conflicto, en los últimos días se vio un importante operativo de seguridad, que incluyó la presencia de cerca de 100 efectivos de la Policía Bonaerense, que ingresaron al predio e impidieron el ingreso de los cesanteados.

Ante esta situación, los trabajadores presentaron el martes pasado un escrito ante la delegación local del Ministerio de Trabajo donde denuncian la situación, y piden al gobierno de la provincia de Buenos Aires que retire el personal.

¿Amedrantamiento?

En el mismo, afirman que existen “vehículos sin patente” y “efectivos sin identificación”, lo que generó preocupación en organismos de Derechos Humanos. En la última audiencia planteada en el organismo laboral, la empresa pidió una postergación hasta la semana próxima, y no dio respuesta a los pedidos de los trabajadores.

Los últimos 20 despidos en Siam, producidos la semana pasada, se suman a los más de 145 que se dieron en el año, incluyendo quienes se sumaron al plan de retiros voluntarios planteados por Newsan, dueña de la firma.

El martes debía realizarse una audiencia en el Ministerio de Trabajo, pero la firma pidió una postergación hasta la semana próxima, que fue concedida. Ante esto, los trabajadores hicieron una presentación propia, donde denunciaron “la militarización” del lugar.

Según confiaron a Gestión Sindical fuentes cercanas al conflicto, durante el fin de semana llegaron unos 100 efectivos policiales al lugar, para evitar que los cesanteados ingresen a la planta. Además, “se vieron moverse personal de civil, sin identificación, y muchos vehículos sin patentes”.

Ante esto, organizamos de Derechos Humanos y movimientos sociales denunciaron la “militarización del lugar”, y reclamaron que sea retirado el operativo de seguridad. En tanto, los representantes de los trabajadores responsabilizaron a la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro de Seguridad Cristian Ritondo por “cualquier situación de represión” que allí suceda.

Incumplimientos y falta de respuesta

Ante la delegación laboral, los trabajadores además pidieron que los atiendan los ministros Ritondo y su par de Trabajo Marcelo Villegas, para comenzar un diálogo que hasta el momento no pudo destrabar el conflicto. en este sentido, recordaron que desde el lunes 12 rige la conciliación obligatoria, pero que la firma “no la cumple”, dejando a los despedidos en la calle.

Los empleados, junto a gremios locales y otros organismos, mantiene el acampe frente a la sede de la fábrica, que prometió en 2014 generar unos mil puestos laborales, pero en lo que va del año despidió a 165 operarios.

Además, alertaron que “el grupo Newsan cuyo mayor accionista es Rubén Cherñajovsky, uno de los 35 empresarios más ricos del país que en los últimos años recibió subsidios millonarios y que incumple la conciliación obligatoria, está llevando adelante un vaciamiento de la empresa que provocó el despido de más de 160 compañeros”.

“Hoy estamos peleando por nuestra reincorporación y convocamos a todos los medios, los vecinos y a las organizaciones que se solidarizan con nuestra lucha a que nos acompañen a la audiencia que tendremos este martes en el Ministerio de Trabajo para denunciar las condiciones de trabajo a las que están sometidos nuestros compañeros dentro de la fábrica”, agregaron.

¿La UOM? Bien, gracias

En medio del conflicto, algunas voces cuestionaron el accionar de la UOM. En la audiencia del martes, el gremio “avaló” el pedido de la firma, y se postergó la mesa de negociación.

Esto generó malestar entre los trabajadores. Por eso, pidieron que se puedan realizar elecciones de delegados en la planta. “El pedido es para quienes estamos al frente del conflicto podamos negociar directamente en el Ministerio, porque estamos quedando afuera”, se sinceró un empleado ante Gestión Sindical.

El reclamo busca que los cesanteados y sus referentes estén en todo el proceso de discusión. No es la primera vez que se cuestiona el rol del gremio metalúrgico.

Mediante un comunicado, agrupaciones del sector que forman parte de la Coordinadora Sindical Clasista (liderada por el Partido Obrero), cuestionaron a la UOM de Avellaneda por el manejo del conflicto.

“A la presión patronal hay que sumarle el terror que intentan sembrar los representantes de la seccional UOM de Avellaneda, diciendo que ‘lo mejor’ es agarrar los retiros voluntarios con las indemnizaciones, porque no hay condiciones para defender los puestos de trabajo, ya que el Gobierno mandaría la Gendarmería a la fábrica ante cualquier hecho de resistencia”, repudiaron.

También podría interesarte

Por las pocas ventas, Motomel suspendió a todos sus trabajadores por dos meses

Los trabajadores, de la planta ubicada en San Nicolás, gozarán de vacaciones forzadas en enero …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *