martes 26 de enero de 2021

Trabajadoras domésticas marcharon al Ministerio de Trabajo para pedir un aumento salarial del 100% para llegar a la canasta básica

Nucleadas en la Unión de Trabajadores Domésticos y Afines, marcharon a la cartera laboral. También exigen que se terminen los despidos, que durante la pandemia alcanzó la cifra de 600 mil en el sector; el pago del IFE para todas las empleadas y que se combata el trabajo en negro.

Por Claudio Garibotto

Concentraron en el Obelisco y, luego, marcharon hacia el Ministerio de Trabajo, donde llegaron en horas del mediodía. Ese fue el recorrido que realizaron este lunes trabajadoras domésticas -acompañados por el Polo Obrero y Barrios de Pie- para reclamar, principalmente, una recomposición salarial.

Matías Isequilla, asesor legal de la Unión de Trabajadores Domésticos y Afines (UTDA), le explicó a Gestión Sindical que “tenemos congelados los sueldos desde mayo”, que es cuando venció la resolución 2/2019 que estableció los salarios básicos. Lo que piden, informó, “es un aumento del 100%, para llegar a los $45.000, que es la canasta básica. Esperamos que el Ministerio de Trabajo convoque a la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares, que es el órgano que tiene que resolver este tema, para que se llegue a una solución”.

Isequilla dijo que también están exigiendo que se terminen con los despidos. “Durante la pandemia por el Covid-19 llegamos a los 600.000 puestos de trabajos perdidos. Por eso pedimos que se reincorporen a esas trabajadoras. Además, exigimos el pago del IFE para todas las empleadas”. En ese sentido, si bien el Gobierno incluyó a las empleadas domésticas entre los beneficiarios del IFE, según un informe de la UTDA el 49,8% de las trabajadoras domésticas no lo cobraron.

Actualmente, el sueldo promedio de las trabajadoras de casas particulares formales o registradas que cumplen una jornada laboral completa, y que realizan tareas generales bajo la modalidad con retiro (que representa a casi el 73 % de la actividad) es un 5,9% más bajo que el Salario Mínimo, Vital y Móvil, el cual fue fijado en $18.900. “No llega a la Canasta Básica y, además, es inferior a la jubilación mínima”, detalló Isequilla.

También podría interesarte

Grave: Soledad Acuña asegura que «como ministra no puedo garantizar la ventilación de las aulas»

La titular de la cartera educativa en la Ciudad aseguró que no supervisarán el cumplimiento …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *