sábado 14 de diciembre de 2019
Inicio / Fuera de Megáfono / Sólo en mayo los salarios perdieron más de 10 puntos

Sólo en mayo los salarios perdieron más de 10 puntos

Según el último reporte del Observatorio del Derecho Social, los empleados del sector privado perdieron 11,2 por ciento comparado con la inflación. En el sector público, la caída fue del 10,5 por ciento. En dólares, de 2015 a este año los estatales nacionales, los judiciales bonaerenses y los metalúrgicos fueron los que más perdieron. Además, el mercado laboral se sigue deteriorando, con más desempleo en el primer semestre del 2019.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Luego de la devaluación posterior a las PASO, la nueva espiral inflacionario dejó muy marginados los salarios en la Argentina, al punto que los acuerdos que no incluyeron cláusula de revisión quedaron en una situación incómoda. Por eso, se producen generalizados pedidos de reabrir las paritarias, en especial en el sector público, donde se viene trabajando en la necesidad de recomponer haberes. Incluso antes de la corrida del dólar previa a las elecciones el poder de compra de los salarios estaba deteriorado.

Según un informe, ya en ese mes los privados perdieron más de 10 puntos, y se encuentran por debajo de los niveles de ingreso de 2015, cuando Mauricio Macri asumió la presidencia. En cuanto a los empleados públicos, la caída es similar, pero en el acumulado es mayor. En este panorama, los estatales nacionales, los judiciales bonaerenses y los metalúrgicos son los que más perdieron en la comparación interanual a agosto de este año. La semana pasada se produjo la primera huelga pidiendo abrir paritarias, y la semana que viene pueden darse varios focos de conflicto en ambos sectores.

Los datos sobre la caída del salario real fueron difundidos por el Observatorio del Derecho Social, entidad que pertenece a la CTA Autónoma. Según el informe que analiza el segundo trimestre del año, sólo en mayo la caída del poder de compra de los salarios privados superó los 10 puntos. “El salario real de los trabajadores registrados continuó retrocediendo en los primeros meses de 2019, profundizando de esta manera la fuerte caída que se había registrado en el 2018. En el mes de mayo las remuneraciones en el sector privado disminuyeron un 11,2 por ciento en términos interanuales, mientras que en el sector público la caída fue del 10,5 por ciento”, sostuvo el trabajo, al que tuvo acceso Gestión Sindical.

El retroceso registrado en los primeros meses del año, agregó la entidad, “contradice el discurso oficial que sostenía que los aumentos pactados en las revisiones salariales de las paritarias 2018 permitirían una recuperación en términos reales”. “A la fecha dichos aumentos ya han terminado de efectivizarse y han comenzado a regir muchos acuerdos correspondientes al período 2019, cuyo resultado al menos en los primeros cinco meses del año ha sido morigerar el ritmo de caída del salario real, pero no la variación negativa”, agregó el observatorio.

En tal sentido, insistió, “difícilmente los incrementos pendientes permitan sostener un proceso de recuperación de las remuneraciones en términos reales, pudiendo esperarse a lo sumo una estabilización en niveles que se encuentran entre un 15 y un 20 por ciento por debajo de los del año 2015”.

Además de los datos de mayo de este año, la entidad de la CTA Autónoma analizó la caída de la era Macri, que es una de las más brutales de las últimas décadas. En ese sentido, allí los que más pierden son los trabajadores públicos.

“En la comparación que va de agosto 2015 a agosto 2019, los salarios que más perdieron poder de compra en dólares fueron los de los estatales de UPCN (-55,7 por ciento), los Judiciales de la provincia de Buenos Aires (-49,9) y los metalúrgicos de la UOM (-48,9)”, remarcó la entidad. El caso de los empleados de la justicia bonaerense es paradigmático, ya que este año no firmaron paritarias, y siguen reclamando que la gobernadora María Eugenia Vidal los convoque a discutir esa cuestión. “Nosotros estamos en esa situación, sin ninguna perspectiva de paritarias”, sostuvo Roberto Cristófano, dirigente de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB).

La semana pasada, el gobierno provincial confirmó una nueva suba unilateral del 4,9 por ciento, a cuenta del futuro acuerdo que no llega. De hecho, ni siquiera hay una negociación abierta. “El gobierno nos viene dando esas subas de ‘a puchos’, sin ninguna perspectiva de qué pasará cuando cambie el gobierno. La proyección actual es que vamos a volver a perder comparado a la inflación este año”, agregó el dirigente, en diálogo con Gestión Sindical.

Ante esta situación, la AJB realizará esta semana asambleas en los departamentos judiciales, y con seguridad la semana que vienen habrá medidas de fuerza. “Vamos a un plan de lucha antes de las elecciones, para pedir que nos convoquen a paritarias, como eje primordial. Además, hay que tener en cuenta que no estamos hablando de los 15 puntos que perdimos el año pasado”, dijo Cristófano.

Además de la caída del salario, el mercado laboral se sigue deteriorando en distintos aspectos. En cuando al desempleo, el Observatorio del Derecho Social determinó que en los primeros meses de 2019 “el empleo registrado continuó deteriorándose a gran velocidad”. En términos generales, “la tasa de desempleo se ubicó en los valores más altos de los últimos años (10,1 por ciento), mientras que la cantidad de asalariados registrados en el sector privado continuó disminuyendo mes tras mes”.

“En mayo de 2019 se verificó una caída de 178.342 trabajadores registrados en el sector privado en comparación con marzo de 2018. A su vez, para encontrar un valor inferior al actual es necesario remontarse al año 2014”, remarcó la entidad. Para la CTA Autónoma, la caída del empleo “es generalizada y en sectores como la industria, el comercio, la gastronomía y el transporte los datos de mayo muestran los deterioros interanuales más importantes de la última década”.

Por último, en medio de esta crisis, como dato alentador se puede verificar que la cantidad de acuerdos y convenios colectivos de trabajo homologados en el primer semestre de 2019, que según el observatorio “experimentó un fuerte crecimiento que superó el 400por ciento en comparación con el mismo período del año anterior”, cuando durante la era Macri este ítem estaba en constante retroceso.

Del total de unidades homologadas en este semestre, “el 60 por ciento corresponden a negociaciones concluidas en el año 2017 o con anterioridad”.
“La explicación de este aumento en la cantidad de homologaciones debe buscarse en cierta ‘puesta al día’ de la autoridad administrativa del trabajo en cuanto a acuerdos y convenios que estaban pendientes de homologación, al tiempo que permite sostener que, al menos por ahora, no puede afirmarse que estemos ante un proceso de caída de la negociación colectiva”, aseguró el informe.

El contenido de los acuerdos y convenios “continúa siendo mayoritariamente salarial, al punto que el 93 por ciento de las negociaciones por rama de actividad incluyeron algún tipo de medida de este tipo”. “Aún así, a nivel de empresa se destacan convenios que contienen gran cantidad de cláusulas de flexibilización laboral, como el firmado por la Unión de Trabajadores y Descarga y Mercado Libre”, concluyó la entidad que pertenece a la CTA Autónoma.

También podría interesarte

Trabajadores quitaron las rejas de Plaza de Mayo cantando la Marcha Peronista

Ya falta cada vez menos para que Alberto Fernández asuma como presidente, y uno de …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *