sábado 11 de julio de 2020
Inicio / Actualidad / Se desploma la construcción: en abril se perdieron 40 mil puestos de trabajo y alcanza una baja récord

Se desploma la construcción: en abril se perdieron 40 mil puestos de trabajo y alcanza una baja récord

Según un informe del Instituto de Estadística y Regulaciones de la Industria de la Construcción (IERIC), ese mes cayó 12,3 por ciento la cantidad de empleos formales del sector, y por primera vez desde 2007 los empelados registrados están por debajo de los 300 mil. En un año, los puestos perdidos ascienden a 140 mil. Para frenar la baja, el gremio UOCRA pacta la baja salarial del 25 por ciento a cambio de evitar despidos. Críticas del otro sindicato del sector por la pasividad ante la crisis.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

A mediados de mayo, el gobierno nacional habilitó la reactivación de las obras de construcción privadas, cumpliendo una serie de protocolos para garantizar la seguridad de los trabajadores. Antes, ya se habían permitido aquellas tareas vinculadas a la obra pública, tratando de salvar un sector muy golpeado por la crisis y la pandemia. Pero los primeros números no son alentadores, y muestran los problemas que hay en materia de empleo.

Según el último informe del Instituto de Estadística y Regulaciones de la Industria de la Construcción (IERIC), sólo en abril de este año se perdieron 40 mil puestos de trabajo en el sector, llevando el índice de trabajadores registrados a uno de los más bajos de la historia. La caída es la más pronunciada desde que en 2007 se inició este registro, y alcanza un 12,4 por ciento del total de empleados. En este contexto, desde la UOCRA adelantaron que mantendrán el acuerdo para que los empleados suspendidos cobren un 75 por ciento de sus salarios, y pidieron medidas para proteger el sector.

Otro sindicato, enfrentado al que dirigen Gerardo Martínez, critica “la pasividad” de la dirigencia y reclamó una “campaña nacional” para recuperar los derechos de los trabajadores de la construcción.

El informe del IERIC es el primero que tiene datos completos de una actividad en la pandemia. En este caso, el trabajo marca una baja record en la cantidad de los trabajadores de la construcción registrados en el país. “El nivel de empleo formal en la industria durante el mes de abril fue de 278.425 puestos de trabajo, con una pérdida de casi 40 mil puestos en abril”, destacó el informe, al que tuvo acceso Gestión Sindical.

Este registro del mes marcó “un nuevo mínimo en la serie de empleo sectorial iniciada en junio de 2007, y por primera vez el volumen de ocupación es inferior a la marca de 300 mil puestos de trabajo registrados, lo que ilustra la gravedad del actual panorama”. Desde el instituto aclararon que el dato “es provisorio”, y que “posiblemente su estimación se encuentre afectada por las dificultades de declarar obreros por parte de las empresas constructoras desde el inicio de la cuarentena”.

La comparación con igual mes de 2019 “evidencia una baja del 33,3 por ciento y evidencia una aceleración de la tasa de caída interanual, equivalente a una reducción de algo más de 140 mil puestos registrados, de los cuales un 40 por ciento se explica por lo sucedido en los últimos dos meses”.

Los datos del sector son una muestra de los efectos de la pandemia y el aislamiento social en el mercado de trabajo, que venía de dos años complicados, cuando se perdieron muchos puestos laborales. En este sentido, el IERIC remarcó que la pérdida de puestos de abril “implica una disminución del 12,4 por ciento mensual, más que duplicando el ritmo de caída que se había verificado en marzo (-5,8%)”.

“Se completan así ocho meses consecutivos de caídas iguales o superiores al 2 por ciento mensual, hecho que ilustra la situación de fragilidad con la que ingresó el sector en la dinámica de la crisis abierta con la pandemia del Covid-19”, explicó el informe. Según los datos, las empresas constructoras con 500 o más empleados “son las más afectadas por la actual coyuntura, registrándose una reducción del 66,7 por ciento interanual en la cantidad de establecimientos mientras que la cantidad de puestos se redujo un 61por ciento interanual”.

En tanto, en la cuestión geográfica, la caída se dio de forma generalizada en todo el país, con mayor ritmo de contracción mensual de puestos de trabajo registrados “en las regiones Metropolitana (-13,8 por ciento) y Cuyo (-13,7 por ciento)”. “La variación interanual también muestra un panorama generalizado de caída, con la única excepción de la provincia de Santa Cruz que continúa exhibiendo una expansión del 7,6 por ciento respecto a abril de 2019”, afirmó el trabajo, que agregó que en 16 de los 25 distritos que se analizan del territorio nacional “se verificó el menor nivel de puestos de trabajo de la serie, iniciada en 2007”.

En este contexto, en el gremio UOCRA reclaman medidas para intentar paliar este desplome, que además temen que el nuevo aislamiento empeore. En este sentido, este lunes el gremio que conduce Gerardo Martínez anunció que acordó mantener el esquema de suspensiones para los trabajadores de la actividad, a fin de garantizar la estabilidad laboral. En el marco del acuerdo alcanzado por la CGT y la UIA, el sindicato firmó este convenio, que hace que los empleados de obras paralizadas cobren un 75 por ciento del total del salario.

“Las empresas abonarán a los trabajadores encuadrados en los CCT 76/75 y 577/10 que se hayan visto o se vean impedidos de prestar tareas por razones ajenas a su voluntad una asignación no remunerativa de conformidad a lo establecido en el artículo 223 bis de la LCT por el período comprendido entre el junio de 2020 y 31 de julio 2020”, asegura el acuerdo, que la UOCRA firmó con las cámaras CAMARCO y FAEC, que aclara que el pago de la “asignación” será mensual y equivalente al 75 por ciento del salario neto incluido el adicional por presentismo y otros adicionales.

En tanto, los datos y la extensión del acuerdo de la baja salarial profundizaron las críticas del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción (SITRAIC), gremio alternativo del sector, que busca posicionarse en el sector desde que logró el reconocimiento formal. Esta organización, que reporta a la CTA Autónoma, asegura que la UOCRA “es muy pasiva” ante la destrucción del empleo, y pide una campaña nacional para recuperar los puestos laborales perdidos.

“La caída de empleo es mucho mayor, ya que los datos no incluyen a los informales, que en las obras son muchos. Para ellos no hay una política ni del gremio ni del Estado”, denunció un dirigente del conurbano bonaerense, donde SITRAIC tiene autorización para funcionar.

Este dirigente le marcó a Gestión Sindical que “la UOCRA avaló la baja de salarios con las empresas, no garantiza la seguridad en las obras ni logra mantener los empleos. Los trabajadores de la construcción están cayendo en la pobreza e incluso en la indigencia”. Para buscar revertir esta situación, el sindicato busca una campaña nacional para defender los puestos de trabajo, y además lograr recuperar los derechos perdidos en esta pandemia. En distintos puntos del país se busca movilizar a los trabajadores, lo que profundiza el desencuentro entre los dos gremios del sector.

También podría interesarte

La Juventud Sindical Peronista donó toneladas de alimentos e insumos de limpieza a comedores de la Villa 21-24 de Barracas

La organización juvenil de la CGT proveyó casi cuatro toneladas de verdura y productos de …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *