viernes 28 de febrero de 2020
Inicio / Actualidad / Precarización laboral: la OIT alerta que en el mundo hay 1.400 millones de trabajadores cuentapropistas

Precarización laboral: la OIT alerta que en el mundo hay 1.400 millones de trabajadores cuentapropistas

En el informe anual de la Organización Internacional del Trabajo, se alerta sobre el aumento de esta forma de relación laboral, que por lo general no están bien remunerados ni tienen acceso a la seguridad social. En el país, los monotributistas fueron los únicos empleados que crecieron en la era Macri, con un aumento del 9,6 por ciento. Por la suba de más del 50 por ciento de las cuotas, organizaron un espacio de protesta.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Damián (prefiere no dar su verdadero nombre para evitar problemas), lleva más de 10 años trabajando para una entidad civil. Cumple horario todos los días, pero debe facturarle, algo que hace casi ininterrumpidamente todo este tiempo. No cobra aguinaldo, aunque si vacaciones, y los aumentos se finan de acuerdo a las conversaciones con las autoridades de la entidad, lejos del convenio de UTEDyC, el gremio de los empleados en relación de dependencia. Tampoco recibe pagos extras, como el “bono solidario” que anunció el gobierno para los privados y estatales para este año. Su caso es uno de los millones en los últimos años en la Argentina, cuando comenzaron a proliferar los cuentapropistas, trabajadores sin estabilidad laboral, por lo general jóvenes profesionales, que no lograr incorporarse el mercado formal. El pasado 9 de enero marchó a la sede de la AFIP, en repudio al aumento del 51 por ciento del valor del monotributo, junto con muchos en igual situación. La jornada dejó al descubierto el aumento de este sector, en especial en cuatro años de gobierno de Mauricio Macri.

Esta tendencia es global, ya que en sus proyecciones para este año la Organización Internacional del Trabajo (OIT) alerta que en el mundo son 1.400 millones los trabajadores que están en estas condiciones.

En su informe anual “Perspectivas sociales y del empleo en el mundo-Tendencias 2020”, la OIT analiza los principales desafíos del mercado laboral, como “el desempleo, la subutilización de la mano de obra, la pobreza de los trabajadores, la desigualdad de los ingresos y los factores que excluyen a las personas del trabajo decente”. Además, alerta sobre el aumento de la fuerza de trabajo irregular, ya sea que está “en negro” –trabajo informal –o que es cuentapropista.

Sobre este último segmento, la OIT estableció que hay “1.400 millones de trabajadores por cuenta propia y trabajadores familiares auxiliares en los países de ingresos bajos y medios, que suelen estar empleados de manera informal, trabajan en condiciones vulnerables y con ingresos muy inferiores a los que tienen un empleo asalariado”. “Incluso en los países de altos ingresos, un número creciente de trabajadores por cuenta propia tiene que lidiar con condiciones de trabajo deficientes, una situación que se refleja en parte en el hecho de que está disminuyendo la diferencia relativa de rentas del trabajo de estos últimos respecto de la de los asalariados”, remarcó el trabajo, al que tuvo acceso Gestión Sindical.

Esto empleados “están mal remunerados y proporcionan poco o ningún acceso a la protección social y a los derechos laborales”, además de estar sujetos a “contratos inciertos, bajos ingresos e informalidad”. Si se le suma los trabajadores no registrados, la OIT contabiliza “alrededor de 2 mil millones de trabajadores empleados de manera informal, lo que representa el 61 por ciento de la fuerza de trabajo mundial”.

En la Argentina, el número de monotributistas creció notablemente en los últimos años, en especial en la presidencia de Macri. Según los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), a julio de 2019 la cantidad de monotributistas aumentó un 9,6 por ciento, lo que equivale a 139 mil puestos nuevos durante el macrismo. Según los principales estudios.

El cuentapropismo empujó la suba de los empleos registrados durante la gestión anterior –junto con el trabajo estatal –pero como advierte la OIT en condiciones laborales cuestionables. La magnitud de este ejército de empleado informales es tal que según algunos indicadores son casi la mitad de la fuerza laboral del país registrada en la AFIP. En noviembre del año anterior, por ley se estableció la suba de la cuota que pagan estos empleados, con incrementos del 51 por ciento. Además, se modificaron escalas y categorías, luego de varios años de mantener el esquema actual.

Luego de esta suba, los monotributistas comenzaron a organizarse, ya que algunos tienen obra social –hace años que los sindicatos rechazan los ingresos, argumentando que el aporte que pagan es demasiado bajo –pero carecen de organización gremial. Así nació Monotributistas Organizados, un espacio que busca visibilizar la situación de los trabajadores cuentapropistas.

Su debut público fue el pasado 9 de enero, cuando protagonizaron una marcha a la sede de la AFIP, para pedir se suspenda el aumento de las cuotas por seis meses, en el marco de la emergencia económica. El espacio lo firman agrupaciones de trabajadores privados de distintos rubros, además de grupos de estatales que están en esta condición. Es que en muchas dependencias de la administración pública los empleados están bajo esa modalidad, lo que en muchos casos es considerado un fraude laboral. En el INDEC, por ejemplo, la comisión interna de ATE determinó que de 1.600 empleados 300 son monotributistas. El gremio estatal buscará que la actual gestión termine con esta realidad.

Verónica Lestrade, es integrante de la Coordinadora Provincial de Acompañantes Terapéuticos, que forma parte de este espacio. En la marcha a la AFIP, dejaron un pliego de reivindicaciones, donde pidieron la suspensión de la ley. “Ese día nos reunimos con un grupo de funcionarios y les presentamos nuestro pliego, y nos prometieron darnos una respuesta en una siguiente reunión que se tenía que dar la semana siguiente, peor no nos llamaron”, le explicó a Gestión Sindical Lestrade.

Luego de este bache, los monotributistas volverán a movilizarse, esta vez al Ministerio de Trabajo y la AFIP, ambos en la ciudad de Buenos Aires. La marcha será el 5 de febrero a partir de las 10 de la mañana. Además, luego de las marchas se hará un festival, para seguir sumando adhesiones en su lucha.

También podría interesarte

El “Pata” Medina se definió como “preso político” y consideró que el indulto presidencial es su solución

El ex Secretario General de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *