04 de Diciembre
de 2021
Fuera de Megáfono.

Pese al incremento del cupo femenino, Florencia Cañabate quedó afuera del Consejo Directivo de la CGT

22. 11. 2021
Por Santiago Pérez Chiconi

En la previa al congreso de la central era número puesto que la flamante titular del sindicato de Peajes iba a ocupar un lugar en la conducción.

La nueva secretaria general del SUTPA (Sindicato de Trabajadores de los Peajes y Afines), Florencia Cañabate, quien sucedió a Facundo Moyano en el cargo, finalmente quedó afuera del flamante Consejo Directivo de la CGT que se eligió hace once días en Parque Norte, pese a que sonaba como una casi segura integrante de la estructura de la conducción de la central en medio de la tan mentada iniciativa de incrementar la presencia femenina y llevarla al 50% de sus miembros.

En un ámbito con tan pocas mujeres ocupando altos cargos y menos aún las Secretarías Generales de los gremios, parecía que Cañabate, al ocupar el máximo cargo en su organización, tenía todo dado para que se le abriera un lugar en el Consejo Directivo junto a los popes cegetistas.

Pero en el congreso ordinario de Parque Norte al final el SUTPA no recibió ninguna Secretaría como tampoco ninguna Vocalía titular ni suplente, con lo cual Cañabate quedó afuera. Seguramente, la amplia unidad que logró la CGT en esta última renovación de autoridades, con el regreso de varios sindicatos fuertes que se habían alejado, le restó chances a una organización chica como la de empleados de Peajes.

Florencia Cañabate y Facundo Moyano

Consultada sobre el tema por Gestión Sindical, la titular del SUTPA minimizó el haber quedado fuera del Consejo Directivo cegetista y lo planteó como un objetivo más a mediano plazo.

«No estoy sorprendida ni decepcionada, ni mucho menos. Soy una dirigente nueva, una secretaria general que cree más importante hoy por hoy el hecho de afianzarme y hacerme fuerte dentro de mi organización. Es el camino que estamos transitando con esta Comisión Directiva para después dar los mismos pasos dentro de la CGT», sostuvo Cañabate.

El 70% del empleo generado durante la pandemia fue informal, alerta un reporte de la OIT

Hace un mes, Cañabate había sido electa secretaria general del SUTPA, al frente de la única lista y secundada por el referente del gremio, Facundo Moyano. Así, se convirtió en una de las pocas secretarias generales de la actualidad y la primera de la historia del sindicato de peajes.

En la previa a las elecciones de la CGT, la dirigente había planteado que prefería un 30% de presencia femenina real en el Consejo Directivo, como marca el estatuto, en lugar del esquema del 50% con secretarios titulares y suplentes (un hombre y una mujer) que evaluaban los referentes de la central y que terminaron concretando el 11 de noviembre.

«Prefiero un 30% de participación real de la mujer respetando el cupo femenino que establece la ley y no un 50% ficticio. Porque creo que a la mujer no nos da más dignidad estar a un lado de un hombre, una mujer puede decidir», le dijo la titular del SUTPA a Gestión Sindical en una entrevista a poco de haber asumido.

La CGT nombró a un dirigente para que monitoreé los intentos opositores de reforma laboral

Esta postura fue compartida también por la única integrante mujer del anterior Consejo Directivo de la CGT, Noé Ruíz, del sindicato de Modelos, y por el grupo Mujeres Sindicalistas, integrado por gremialistas del sector de la Corriente Federal.

Y agregó: «Si está capacitada y es idónea para el área de finanzas, puede resolver igual que un hombre, lo que pasa es que se termina reduciendo la cuestión al género y acá no tenemos que hablar de género, tenemos que hablar de capacidades. Yo como secretaria general tengo que demostrar que estoy a la altura no por el hecho de ser mujer, sino por la responsabilidad que conlleva la función que tengo que cumplir que es la defensa de los trabajadores y trabajadoras del peaje».

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales