miércoles 23 de octubre de 2019
Inicio / Fuera de Megáfono / ¿Pacto social o tregua? Alberto Fernández hace equilibrio en su relación futura con los gremios

¿Pacto social o tregua? Alberto Fernández hace equilibrio en su relación futura con los gremios

El candidato a presidente promociona la unidad del movimiento obrero, que le permita avanzar con su idea de pacto social con los empresarios. Pero hizo ruido su llamado de “dejar las calles”, que esta semana se renovó con el intento de desactivar el paro de pilotos. Este jueves “apadrinará” la vuelta de la CTA a la CGT, que ya perfila su unidad. Los contactos incluyen a los sectores que responden a Luis Barrionuevo.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

“Si mi palabra pesa, les pido que no tomen esas medidas”. El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, le pidió a los pilotos de aviones que levanten el paro del fin de semana, que generó tensión en el sector y que pese al llamado a conciliación obligatoria sigue vigente. Por segunda vez, el ganador de las PASO le pidió a los gremios que “dejen la calle”, como hizo un tiempo atrás con los movimientos sociales. Fernández propicia un pacto social a partir del 10 de diciembre, si gana las generales, y busca sentar a empresarios y sindicalistas en busca de darle tranquilidad y estabilidad a los primeros meses de su posible gobierno. Pero estos pedidos hacen que la relación que construye el dirigente con el sector gremial tenga sus altibajos.

Es que muchos de los dirigentes sindicales no quieren que el pacto termine siendo una tregua, donde sus reclamos queden en segundo plano. Para fortalecer el pacto, Fernández propicia la unidad de la CGT, incluyendo a los sectores de la CTA, que este jueves empezarán el debate sobre su vuelta a la central obrera. Guiño para que Héctor Daer continúe como conductor de la futura estructura cegetista.

El pedido de Alberto Fernández para que los pilotos levanten el paro no llegó a buen puerto, ya que los gremios insistieron con su reclamo. Tanto la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA) como la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) ratificaron la medida de fuerza, que puede afectar a unos 70 mil usuarios. El pedido para que se llame a paritarias no encuentra eco en el gobierno, que desconoce los reclamos y atacó la medida de fuerza.

Por el momento, los gremios del sector que también mantienen conflictos abiertos decidieron aceptar la conciliación obligatoria dictada, incluyendo a ATE-ANAC, que confirmó que no realizará medidas de fuerza. Pero no saben cuánto durará esto, ya que los canales de diálogo se cortaron.

Por lo pronto, la semana que viene se organiza una marcha entre los trabajadores de la ANAC y la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), donde según fuentes consultadas por Gestión Sindical reclamarán “por cuestiones relacionadas con la paritaria, además de rechazar la política aerocomercial del gobierno de Mauricio Macri”. En este sentido, las fuentes recordaron que la entidad que preside Juan Pablo Brey también está en conflicto por cuestiones salariales, peor por el momento se diferencia de los pilotos y no plantea paros.

Las diferencias entre los gremios aeronáuticos y Alberto Fernández quedaron expuestas por el paro del fin de semana, y marcan como el candidato hace equilibrio en su relación con los gremios. Se sabe que uno de los anhelos del espacio político es lograr la unidad del movimiento sindical, y por eso no sólo propicia la unidad de la CGT, sino la vuelta de la CTA al espacio de Azopardo.

Para eso, el ex jefe de Gabinete irá junto a todos los candidatos del Frente de Todos a Lanús, donde la CTA de los Trabajadores realizará un plenario nacional, bajo la consigna de unificar el movimiento obrero.

En la previa, Hugo Yasky estuvo en varios plenarios del país donde las seccionales provinciales apoyaron esta idea. Incluso esta semana Capital Federal unificó sus estructuras y aprobó iniciar el proceso de unidad. No será sencillo, ya que hay muchos obstáculos, en uno y otro lado. Si el espacio que lidera Yasky tiene casi todo cerrado para dar ese paso, por el lado de Pablo Micheli hay dudas, y la conducción validada de la CTA Autónoma se llamó a silencio, lejos de la idea.

Pero en la CGT hay un espacio que “no quiere saber nada” con esta incorporación. “No hay mucho entusiasmo en sumar a ese espacio, incluso algunos dirigentes van a pedir que se vete”, le dijo a Gestión Sindical una fuente cegetista. Pese a esta negativa, Fernández irá al plenario, y alentará la vuelta de los gremios.

Lo que si tiene bastante consenso tanto en el búnker de la calle México como en la CGT es que Héctor Daer tenga un rol central en el armado sindical futuro. Luego de acompañar a Fernández al acto en Tucumán donde se presentó de manera informal con la gente de la UIA el pacto social, es el hombre apuntado para conducir al sindicalismo en el futuro. El guiño para que conduzca la futura central obrera fue dado por los distintos referentes del Frente de Todos en un asado que tuvo lugar en Lomas de Zamora, donde se hizo un acto protocolar –inaugurar un hospital vecinal –y que luego sirvió para afianzar la figura de Daer.

En esa cumbre, pudo saber Gestión Sindical, estuvieron Máximo Kirchner y Sergio Massa, lo que marca la amplitud del consenso alcanzado para que el hombre de la Sanidad sea referencia de la conducción cegetista. Si bien el Frente Sindical de Hugo Moyano y Sergio Palazzo fueron críticos a cierta pasividad de la actual conducción, aceptarían esto en pos de la unidad.

Además de la cumbre de la CTA de Yasky, Alberto Fernández tenía planeado tener reuniones con otros sectores sindicales, para seguir sumando adhesiones a su unidad. Los espacios que hoy forman las 62 Organizaciones Peronistas están todavía en un limbo, y si bien fueron parte de algunos actos esperan reunirse personalmente con el candidato para cerrar acuerdos.

En el espacio que lidera Horacio Valdez –y que se incorporó al Frente de Unidad –si bien confirmaron que la reunión de este jueves se suspendió, adelantaron que siguen en contacto con el entorno de Fernández para concretar un encuentro. En tanto, la fracción que fomentó Barrionuevo, que preside Horacio Benítez, también recibió una invitación a charlar con el candidato, lo que marca la intención de “no dejar a nadie afuera” en el futuro armado gremial del Frente de Todos.

El gastronómico apoyó la candidatura de Roberto Lavagna, pero ahora se despegó y busca retomar relación con Massa, a quien apadrinó largo tiempo. Además, intentó unificar las 62 Organizaciones bajo su influencia para ganar poder en la futura interna cegetista, pero su movida fracasó. Hoy, la invitación a los espacios que todavía le responden a charlar con el candidato opositor le abre la puerta a una vuelta a la discusión gremial, que define su relación con el futuro gobierno.

También podría interesarte

Después del debate, Espert insistió con que “debe haber despidos en el espacio público y cambiar las leyes” laborales

Reiterativo, se quejó de los ejes del debate presidencial e insistió en su idea de …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *