28 de Septiembre
de 2022
Informes Especiales.

La OIT proyecta que durante este año faltarán unos 52 millones de puestos de trabajo en el mundo

21. 01. 2022

Los efectos de la pandemia sobre el ámbito laboral seguirán siendo «catastróficos» en 2022, según la perspectiva de la agencia internacional.

La crisis de empleo que generó la pandemia de coronavirus no finalizará este año, según las proyecciones realizadas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En su reporte anual, la entidad de la ONU anunció que en el 2022 faltarán unos 52 millones de puestos de trabajo, que se perdieron al inicio de la crisis del Covid-19, y que no se espera que se recuperen.

El informe es especialmente pesimista con la región americana, donde se menciona los problemas adicionales que hacen muy difícil la recuperación del mercado laboral, incluyendo la Argentina, que la OIT alerta tiene una serie problema respecto al trabajo informal.

Si bien algunos reportes previos en el país afirmaron que hubo una mejora del empleo privado, las proyecciones siguen siendo negativas, como muestran conflictos todavía abiertos como el de Latam o Garbarino.

«Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo: Tendencias 2022» es el análisis anual que hace la OIT para adelantar las principales variantes y características del trabajo en el planeta, que está cruzado desde hace dos años por la aparición del coronavirus.

Para este 2022, empeoraron las proyecciones de la entidad, al punto que se alerta que «es probable que en los próximos años siga siendo difícil para gran parte del mundo volver al rendimiento previo a la pandemia».

«Sobre la base de las últimas previsiones de crecimiento económico, la OIT calcula que el total de horas trabajadas a escala mundial en 2022 se mantendrá casi un 2 por ciento por debajo de su nivel pre-pandémico, lo que corresponde a un déficit equivalente a 52 millones de puestos de trabajo a tiempo completo”, resaltó el trabajo, al que tuvo acceso Gestión Sindical.

EL 70% DEL EMPLEO GENERADO DURANTE LA PANDEMIA FUE INFORMAL, ALERTA UN REPORTE DE LA OIT

La falta de estos puestos de trabajo pone presión en el marco laboral, que se recuperó de forma diferente en las regiones, aunque la OIT aclaró que «los indicadores clave del mercado de trabajo aún no han vuelto a los niveles anteriores a la pandemia en ninguna de las regiones: África, las Américas, los Estados Árabes, Asia y el Pacífico, y Europa y Asia Central«.

En este sentido, se prevé que el desempleo mundial «se sitúe en 207 millones en 2022, es decir, que supere su nivel de 2019 en unos 21 millones».

«Esta perspectiva representa un deterioro sustancial con respecto a las proyecciones realizadas en la edición anterior, publicada en junio de 2021, cuando se preveía que el déficit de horas de trabajo en relación con el cuarto trimestre de 2019 se iba a reducir a menos del 1 por ciento en 2022», señaló el trabajo del organismo internacional.

El país, afectado

Como sucede en otros aspectos, la recuperación laboral fue despareja y mucho más lenta en los países de ingresos menores, mientras que las naciones de mayores ingresos tuvieron una mejor performance, lo que marca «las deficiencias y desigualdades estructurales subyacentes» que están «amplificando y prolongando el efecto adverso de la crisis».

A nivel regional, la OIT adelantó que «se espera que la recuperación de Brasil impulse la economía por encima de su PIB anterior a la crisis, gracias a una mayor exportación de materias primas, y gracias a medidas fiscales mejor dirigidas».

En este sentido, el país vecino tiene una mejor perspectiva que México, «que tuvo una recesión más profunda, como la Argentina, que luchó con restricciones financieras resultantes de un importante endeudamiento externo antes de la pandemia».

Estos problemas de empleos siguen, más allá de algunos datos alentadores, como la recuperación formal del empleo privado, pero no alcanza al trabajo informal.

En este sentido, la entidad subrayó que en el país «el 42 por ciento de los que eran empleados temporales en el primer trimestre de 2020 estaban fuera de trabajo en el segundo trimestre de 2020, en comparación con el 17 por ciento de los trabajadores no temporales».

En este sentido, en la región los empleos informales «han representado más del 70 por ciento de creación neta de empleo desde mediados de 2020 en muchas América Latina, incluyendo Argentina, México y Perú, y por más de la mitad del crecimiento del empleo en Chile y Costa Rica«.

Según la OIT, para lograr una recuperación centrada en las personas, «será preciso llevar a la práctica con éxito estos cuatro pilares: el crecimiento económico y el desarrollo inclusivos; la protección de todos los trabajadores; la protección social universal, y el diálogo social. Cada uno de los pilares desempeña un papel fundamental».

Conflictos abiertos

En Argentina, varios de los conflictos laborales que comenzaron durante la pandemia siguen abiertos. El más emblemático es el de Latam, la aerolínea chilena que dejó de volar en el país dejando sin trabajo a casi 2 mil empleados. En este tiempo, los cesanteados lograron un compromiso de reincorporación a otras empresas del sector, pero todavía no se cumple, por lo cual unos 200 autoconvocados sigue reclamando.

LA OIT REVELÓ QUE LA PANDEMIA HUNDIÓ A 100 MILLONES DE TRABAJADORES MÁS EN LA POBREZA

Con las perspectivas de la OIT como escenario, el año aparece complicado para el país, sobre todo luego que la prohibición de despidos llegó a su fin, ya que el gobierno no prorrogó el decreto presidencial de abril del 2020.

Tampoco postergó la prohibición de efectuar suspensiones de trabajadores por fuerza mayor. Además, se eliminó la doble indemnización, aunque se postergó el pago de las indemnizaciones agravadas por seis meses, hasta el 30 de junio.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales