16 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Los estatales necesitan un salario de $123 mil para cubrir una canasta de alimentos y servicios

17. 01. 2022

Según los datos de los trabajadores del INDEC, el impacto de la inflación sigue desgastando el poder de compra. Se perfila un pedido de un aumento de emergencia para comenzar la paritaria.

Los trabajadores del Estado nacional necesitaron a diciembre del 2021 un salario de más de 123 mil pesos para acceder a una canasta de alimentos y servicios. Así lo destacó el último informe de la seccional de ATE en el INDEC, que cada mes realiza un análisis propio de los datos de la inflación y su impacto con los ingresos.

Además, el trabajo determinó que la inflación durante la actual gestión del Frente de Todos superó el 110 por ciento, lo que empujó la pérdida salarial de los empleados públicos al 34,7 por ciento desde fines del 2015.

Con estos datos, sectores de los estatales comenzaron a presionar para que la conducción del gremio lleve a la paritaria de este año, próxima a convocarse, un pedido de «aumento de emergencia» antes de discutir la pauta del 2022.

El informe de diciembre del 2021 realizado por la Junta Interna del INDEC se conoció momentos después que la entidad diera a conocer la inflación del último mes del año pasado, que trepó al 3,8 por ciento, cerrando el ciclo anual en una tasa del 50,9 por ciento, una cifra que genera alarma en el sector sindical.

En cuanto al reporte de los estatales, se estableció que el salario del personal del Estado nacional debería ser «de 123.598 pesos, para satisfacer sus necesidades», a partir de una canasta de alimentos y servicios.

Este valor, agregó el informe al que tuvo acceso Gestión Sindical, «se compone de 41.423 pesos necesarios para adquirir una Canasta Alimentaria Mínima y de 82.175 pesos para acceder a otros bienes y servicios básicos».

«Desde que conocimos la pauta salarial para el corriente año, sabíamos lamentablemente que si bien se podría ‘nominalmente’ empatarle a la inflación quedó postergada, aun cuando fue oportunamente planteado como demanda por amplios sectores del gremialismo, la compensación de la pérdida del poder adquisitivo de nuestros ingresos», analizó el trabajo de ATE-INDEC.

«La pérdida del poder de compra de nuestros salarios desde noviembre del 2015 es en promedio de un 34,7 por ciento, periodo que tuvo una inflación del 743 por ciento», afirmó el resumen de ATE. Si se le suma el bono de fin de año que recibieron los trabajadores de la Administración Pública Nacional, «esa pérdida se reduce al 32,26 por ciento».

Con estos datos, se muestra que la suba de precios desde que asumió Alberto Fernández alcanza el 113,1 por ciento. «La inflación sigue siendo un problema irresoluto de los últimos gobiernos que castiga a los sectores populares de la sociedad», concluyó el reporte.

Paritarias a la vista

La paritaria 2021 de los estatales nacionales tiene pendiente todavía una revisión del impacto de la inflación, que se supone que tendrá lugar este mes. Con los datos de la inflación en la mesa, se espera que haya una nueva suba que empuje los ingresos y permita ganarle a la suba de precios.

El actual acuerdo se firmó con una suba del 45 por ciento hasta el momento, además de un bono adicional de 20 mil pesos, que se acordó el mes pasado. Ahora, la revisión debe alcanzar el 50,9 por ciento que confirmó el INDEC para el año, como piso, según las versiones periodísticas que circulan.

ESTATALES PROTESTARON CONTRA «LOS SALARIOS DE HAMBRE» Y PIDIERON UN BONO EXTRAORDINARIO

«Con estos números nosotros planteamos que la revisión de enero tendrá que traer un aumento de emergencia del 48 por ciento, para que recuperemos lo perdido todo este tiempo», confirmó Raúl Llaneza, delegado de ATE en el INDEC, y uno de los autores del informe.

En diálogo con Gestión Sindical, remarcó que esta suba «va acompañada de otros pedidos, como que las paritarias que se van a discutir en mayo, para el período 2022-2023, sean sin techo, y con una cláusula de actualización automática».

El reclamo de los trabajadores del INDEC es acompañado por otras juntas internas y delegados de base, que se fueron movilizando el 2021 para mejorar el acuerdo paritario general.

Otros conflictos

Además de la cuestión salarial, en varias dependencias del Estado nacional hay reclamos relacionados a las condiciones laborales, y en momentos que se desató la tercera ola de coronavirus, sobre las condiciones de seguridad e higiene, ante la gran cantidad de contagios que se están dando en el ámbito laboral.

En el primero de los casos, el informe de ATE-INDEC recordó que al problema que plantea la pérdida salarial «se suma el conflicto contractual».

«La situación de los trabajadores monotributistas es inclusive peor que la de los trabajadores dentro del convenio colectivo ya que, a la pérdida del poder adquisitivo general, se le debe sumar la no percepción de medios aguinaldos, presentismo y las exiguas sumas fijas que el gobierno otorga como paliativo», se explicó.

AFIRMAN QUE SIN REVISIÓN ADICIONAL, LOS SALARIOS ESTATALES PERDERÁN A FIN DE AÑO UN 34%

Como ejemplo, se subrayó que «tomando un salario neto mensual de 48.973 pesos, sólo en los últimos 47 meses, han
perdido el equivalente a más de 13 sueldos en casi cuatro años».

En cuanto a la ola de Covid-19, los estatales reclaman volver a la virtualidad, algo que por el momento no termina de concretarse. Hace un tiempo, la Junta Interna de ATE denunció la falta de cumplimiento del protocolo en los tres edificios del INDEC, y según consta en una denuncia judicial, incluso las autoridades intentaron ocultar contagios en este tiempo.

Por lo pronto, no hay señales de que se decida dejar la presencialidad, aunque esta semana el Gobierno decidió hacerlo, pero por otro tema: la ola de calor extremo. Para ahorrar energía, este jueves y viernes muchos estatales trabajaran desde su casas, lo que puede repetirse la semana próxima si sigue este clima.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales