28 de Noviembre
de 2022
Actualidad.

Lingeri: “El peronismo en oposición es un animal carnívoro”

23. 11. 2015

“Sería nefasto que el gobierno electo tenga turbulencias y volvamos al pasado de De la Rúa”, afirma el líder sindical de Obras Sanitarias.

Estuvo sentado en la mesa del poder en el último cuarto de siglo y tiene una palabra de peso en el gremialismo peronista. Fue uno de los que fomentó –en el inicio del gobierno kirchnerista- un triunvirato de unidad y hoy dice que es imprescindible dejar de lado las divisiones a partir del 10 de diciembre.

Con un pasado en el que se hilvanan José Ignacio Rucci, la renovación peronista, el menemismo y el kirchnerismo, José Luis Lingeri está al frente del sindicato de Obras Sanitarias desde 1986 y lleva 9 años como director de la restatizada AYSA. En la antesala de las elecciones, respaldó a Daniel Scioli como candidato pero cuestiona a la Presidenta por haber clausurado el dialogo con la CGT y traza una línea que dibuja un horizonte común para el próximo presidente, sea quien sea. “El gobierno que asuma va a tener cuatro o seis meses de cheque en blanco y después le vamos a ver la patas a la sota”, afirma.¿Cuál es la etapa que empieza a partir del lunes –gane quien gane- para el sindicalismo peronista?No concibo que, con la madurez y el trabajo a nivel sindical y político que hay en Argentina, no tengamos la capacidad de unirnos, pero no los trabajadores que están unidos: los que tenemos problemas somos los dirigentes y a veces por cuestiones personales que perjudican el conjunto. Tengo confianza en que vamos a trabajar en ese sentido y vamos a monitorear al próximo presidente.

¿Cuál es la agenda que le van a plantear al próximo presidente?
La defensa de la fuente de trabajo, el poder adquisitivo, la erradicación del trabajo en negro, de la precariedad laboral, del Impuesto a las Ganancias, el sistema de obras sociales. Tanto una CGT como la otra lo hemos planteado. La señora Presidenta sabrá por qué ha decidido aislar al movimiento obrero y negarle una charla constructiva para intercambiar ideas. Nos toca verla nada más que por televisión en cadena nacional.

¿Qué se rompió en los últimos años?
Néstor Kirchner fue para mí el hombre que le devolvió la vida política a la Argentina. Después de Alfonsín, fue el primer presidente democrático de los argentinos. Con apenas ese 22 por ciento del electorado, tuvo la capacidad para maniobrar en un momento difícil, refinanciar la deuda, poner en marcha las paritarias y el Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil, crear la Asignación Universal por Hijo, respetar el modelo sindical y el modelo de obras sociales. Hasta ahí y los primeros meses del gobierno de Cristina había un intercambio y después se frustró de buenas a primeras.

¿Fue una limitación que tuvo el sindicalismo o fue una decisión política de Cristina?
Límite no, porque nosotros nos atiendan o no, tenemos la capacidad de gestión y de movilización y cuando no nos escuchan tenemos la libertad del derecho a huelga, que lo ejercita cualquier sindicato. Hoy yo creo que es importante la unidad del movimiento obrero para una construcción de poder.

¿El sindicalismo fue kirchnerista en estos años o estuvo incómodo con el gobierno?
Yo no creo en los ismos. A mí me tildaron de menemista, de kirchnerista. Yo soy peronista desde mis raíces, fui formador de la Juventud Sindical Peronista, estuve en los años setenta cuando muchos de los dirigentes que hoy aparecen en pantalla no existían, estuvimos en el retorno del general Perón en Puente 12 en Ezeiza, estuve con José Rucci, tuve la suerte de estar junto a un gran secretario General como fue Saúl Ubaldini, fui secretario General con Moyano y Susana Rueda, así que a mí que me digan oficialista…

¿Por qué cree que Moyano dio indicios tan claros de su apoyo a Macri?
Soy una persona a la que no le gusta hablar de sus pares. Cuando tengo un tema, lo convoco, lo siento y lo discuto mano a mano y esta pregunta que vos me hacés, yo el miércoles hablé con Moyano…Yo no estuve en el acto del busto de Perón con Macri. Tengo una conducta en lo ideológico y lo partidario que la respeto. Pero Moyano tiene dos etapas también en su vida. Una muy cerca a Kirchner y otra una ruptura. No me gusta hablar de los compañeros. Moyano sabrá por qué en su momento rompió con el gobierno y se pasó a la oposición.

¿Hoy el problema principal que tiene el sindicalismo es la deuda del Estado con las obras sociales?
Hoy las obras sociales tienen problemas de financiamiento: nos adeudan alrededor de 30 o 40 mil millones de pesos. Scioli aseguró que no va a modificar el sistema de obras sociales y Macri también lo ha enunciado en forma genérica. Tenemos temas para discutir y propuestas para llevar a cabo, como el de la libertad de afiliación entre las obras sociales, que cuando se desreguló se malinterpretó.

Usted siempre tuvo un doble rol: dirigente sindical y funcionario.
A veces nos plantean que somos dirigentes empresarios. Ahora yo te digo: ¿qué es más importante tirar piedras desde afuera o entrar y discutir los problemas desde adentro? Porque yo con la experiencia en esta empresa tengo un convenio de excelencia, un salario promedio de 39 mil pesos, hemos crecido en capacitación, tenemos dos guarderías, un centro de formación profesional y ahora vamos a crear la Universidad del Agua en este edificio. Entonces que me digan que soy funcionario…lo que me preocupa es que mi gente esté bien y a fin de mes tenga la plata en el bolsillo.

¿Por qué el sindicalismo dejó de ser la columna vertebral del peronismo?
Porque en el fondo los políticos no nos quieren a nosotros, nos buscan cuando llegan las elecciones. Por eso digo que tenemos que ser independientes de la política, tener una independencia de manejo, una estrategia y un objetivo que responda a los intereses de los trabajadores. Tengo muchos amigos políticos, tené en cuenta que yo empecé la renovación con Cafiero, con De la Sota, con Manzano, con Grosso y después nos ganó el turco, como digo yo, con un camello tocando timbre. Nadie apostaba a Menem pero se lo tuvieron que bancar. El gobierno que asuma va a tener cuatro o seis meses de cheque en blanco y después le vamos a ver la patas a la sota. Que no vengan los arrepentidos después a decir yo no lo voté: vos lo votaste, báncatela. No nos transfieran la responsabilidad a los dirigentes. Se hicieron cosas bien y cosas mal, Macri mismo lo dice.

Usted apoyó desde el comienzo a Aníbal Fernández como candidato. ¿Qué significa que el peronismo haya perdido la provincia de Buenos Aires?

Y es muy importante, muy jodido. Siempre fue el bastión político del peronismo. Los culpables somos todos, en algo nos habremos equivocado. Pero también critico a aquellos que desde el gobierno lo tironean a Scioli y no lo dejan llevar adelante su plataforma de gobierno. Hay mensajes que no ayudan, este gobierno termina el 10 de diciembre. Scioli lo dice: no me hablen de Aníbal, no me hablen de Cristina, discutan conmigo.

¿Cómo será el peronismo en la oposición?
El peronismo en la oposición es una animal carnívoro. Tenemos que aprender a convivir también fuera del esquema de gobierno para que tengamos una vuelta prolija, con propuestas y con inteligencia para no equivocarnos y no causar perjuicios a la población. Sería nefasto que el gobierno electo tenga turbulencias y volvamos al pasado no querido de De la Rúa y otros presidentes. Yo creo que el presidente electo, sea quien sea, debe cumplir con total autoridad los cuatro años que el mandato del pueblo le va a dar. Y Cristina es un fenómeno, más allá de todo, de todos los tironeos, de que la matan de la mañana a la noche, va a ser la única Presidenta que va a llegar al final de su mandato con el pleno poder.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales