viernes 14 de diciembre de 2018
Inicio / Actualidad / Las tres versiones de la CTA se suman al paro de septiembre: “Hay un Pueblo que está dispuesto a resistir”

Las tres versiones de la CTA se suman al paro de septiembre: “Hay un Pueblo que está dispuesto a resistir”

Todas pararán el próximo mes. Las que responden a Yasky y Micheli lo harán por 26 horas el mismo día que la CGT. La fracción Perón hará una jornada de protesta el 12, pero dejó abierta la posibilidad de articular con el resto de las fuerzas. Buscarán “unidad en la acción” para confluir en una única “gran jornada del movimiento obrero”.

Diego Lanese / Especial de Gestión Sindical

De paro en paro. Así parece que será septiembre, luego que todas las centrales obreras del país anunciaran paros y jornadas de lucha. Primero fue la CGT, que sin el sector más radical decidió realizar una protesta nacional el 25, el cuarto desde que Mauricio Macri llegó a la presidencia. A esto se le sumaron las tres fracciones de la CTA, que con distintas fechas saldrán a la calle a protestar contra las políticas del gobierno. En medio de los anuncios, que se dieron en una jornada donde volvió a devaluarse fuerte el paro, la dirigencia sindical comenzó a trabajar para lograr unidad en la acción para hacer de la jornada, “una gran día de lucha”. El paro de la CTA de los Trabajadores y la que responde a Pablo Micheli será de 36 horas, y cuenta con el apoyo de Camioneros y otros sectores que forman el #21F. En tanto, la fracción Perón tendrá su día de movilización el 12, pero ya adelantaron que buscarán sumarse al paro nacional del 25. “Hay un Pueblo dispuesto a resistir”, adelantaron desde los tres espacios.

A poco de que el triunvirato de la CGT anunciara su paro nacional, Hugo Yasky y Pablo Micheli hicieron lo propio. Será un paro de 36 horas que comenzará el 24, y se completará el día que se haga la jornada cegetista. “Hay elementos más que suficientes para ir a un paro, seria hasta irresponsable de quienes tenemos la representación de los trabajadores no ir a una protesta, para frenar las políticas del gobierno nacional”, explicó Raúl Calamante, secretario Adjunto de la CGT de los Trabajadores. El paro comenzará al mediodía del 4, y se acoplará con las 24 horas planteadas por la CGT. Además, las dos CTA realizarán una movilización a Plaza de Mayo, a diferencia de la jornada llamada por el triunvirato. En diálogo con Gestión Sindical el dirigente adelantó que se espera para esos días “un gran acto del movimiento obrero en tu totalidad”.

“Lo que fueron las últimas marchas que se hicieron, lo que va a pasar en la gran marcha por la educación pública universitaria, todo eso está dando un clima muy claro que hay un Pueblo que está dispuesto a resistir, y la dirigencia sindical debe dar respuesta”, agregó Calamante. En referencia a los otros espacios del movimiento obrero, el dirigente reclamó que “cualquier dirigente que no respuesta a la clase trabajadora la historia lo juzgará, porque juega para un gobierno que no representa los intereses populares”. “Nosotros lo decimos claramente: si a este gobierno le va bien, al Pueblo le va mal”, destacó el dirigente, que además pertenece al gremio docente SUTEBA. La críticas a la política del oficialismo es compartida por las dos CTA, y el paro de 36 horas cuenta con el apoyo de Camioneros, que un día antes dejó el consejo directivo de la CGT. Si bien se anunció la presencia de Pablo Moyano, el dirigente no estuvo presente, pero se ratifico el apoyo a la medida de fuerza.

Pocas horas después, la fracción Perón de la CTA también anunció su plan de lucha. Por un lado, lanzó una jornada nacional de protesta para el 12 de septiembre. Además, dijo estar dispuesto a coordinar con el resto de las organizaciones para sumarse a los paros de fines de mes. Antes del anuncio, la flamante conducción de la central –que votó el 8 de agosto pero debe esperar que resuelva el Ministerio de Trabajo la legalidad de los comicios –denunció “las políticas de ajuste”, y mantiene la expectativa en lograr unificar criterios. “Queremos construir la máxima unidad posible, para enfrentar estas políticas, de un gobierno que lo único que genera son distracciones a partir de sus jueces adictos, con un dólar totalmente desenfrenado y un gobierno que no puede conducir, porque el que gobierna es el FMI”, coincidió Calamante, de la CTA de los Trabajadores.

En este sentido, el dirigente remarcó que “esperamos que los compañeros de la fracción Perón se sumen a esto, no podemos esperar otra cosa, en la provincia de Buenos Aires ya estamos articulando acciones en conjunto”. Las diferencias entre las partes de la CTA, claramente políticas o de caracterización de la realidad, no fueron antes obstáculo para que haya unidad en acción, pero los últimos eventos –que terminaron con la ruptura de la central Autónoma –involucraron acusaciones duras y hasta personales, que pueden interponerse en la decisión. “No hay posibilidad ni margen que debilite la lucha del movimiento obrero será rechazada por los trabajadores. Estos convencido que será en ese sentido”, dijo sin embargo Calamante.

Un rato antes, la CGT anunció un paro nacional, que por las internas de la central obrera no tendrá el apoyo de camioneros. En tanto, la Corriente Federal estuvo en la cumbre en la sede de La Fraternidad y acompañó la idea de la protesta del 25. Pero sus representantes pidieron que sea “en un contexto de un plan de lucha con una continuidad en el tiempo”. La Corriente Federal de Trabajadores, además, presentó un documento para ser tomado por la CGT con cinco puntos de análisis sobre la política nacional y cuatro restantes relacionados con la vida interna de la propia CGT.

También podría interesarte

Los gremios aeronáuticos anunciaron un paro general de pilotos a partir del jueves y por 48 horas

El líder del gremio de pilotos APLA, Pablo Biró, expresó que la situación en las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *