21 de Mayo
de 2022
Actualidad.

La evaluación educativa del gobierno dejó al descubierto las diferencias entre gremios docentes

20. 10. 2016

Los sindicatos mayoritarios rechazaron la aplicación del Operativo Aprender 2016, pero no llamaron a un paro, y realizaron una “contraevaluación”, además de apoyar algunas tomas en el conurbano bonaerense. Sectores clasistas criticaron la actividad, y reclamaron medidas de fuerza para frenar el plan. Las críticas de Macri a la actitud de los gremios.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

La iniciativa del gobierno nacional que busca evaluar el nivel educativo del país, a través de pruebas estandarizadas a realizarse en todo el país, se inició con un fuerte rechazo de gremios y alumnos, que en algunos casos tomaron las escuelas para evitar las pruebas, que se llevaron a cabo el martes y miércoles de esta semana. El denominado Operativo Aprender 2016 cosechó críticas de todo el arco sindical de los maestros y buena parte de la comunidad educativa, pero dejó al descubierto las diferencias entre la conducción de las principales federación de docentes y gremios de base. Mientras los primeros acompañaron las medidas de los estudiantes y decidieron no llamar a un paro activo, las segundas reclamaron una protesta nacional, para evitar que se haga la actividad. Las tomas de escuelas tuvieron lugar en varios establecimientos del sur del conurbano principalmente, y contaron con el apoyo formal de los docentes. El presidente Mauricio Macri defendió la medida mediante una carta pública.

Desde ayer martes, los llamados aplicadores del programa Aprender debían realizar las pruebas a cerca de 1.400.00 alumnos de todo el país. Pero el rechazo hico que en algunas escuelas se cerraran las puertas –como sucedió en al menos cuatro establecimientos de Lomas de Zamora –o se definieran otras estrategias para evitar las pruebas. SUTEBA, el principal gremio de la provincia de Buenos Aires, decidió hacer una “contraevaluación”, una “evaluación colectiva sobre políticas educativas nacionales y provinciales, el financiamiento, la gestión y el sistema educativo, donde las escuelas podrán incluir consultas y así a partir del debate, generar un material construido colectivamente”.

“Desde SUTEBA impulsamos estas actividades porque sostenemos que no existen cambios posibles en las políticas educativas sin la participación de los trabajadores de la educación y que debe garantizarse la construcción de un sistema de evaluación integral y democrático”, informó el gremio que conduce Roberto Baradel mediante un comunicado de prensa.

Esta actitud fue criticada por sectores que no responden a la conducción Celeste de Baradel, que pidieron un “paro activo” para los días de evaluación. De la iniciativa participaron las secciones disidente de SUTEBA, nucleadas en la lista Multicolor, que conducen distritos como La Matanza o La Plata, así como el gremio porte Ademys, que realizó ayer martes una concentración y organizó actividades en todas las escuelas para bloquear el operativo. Desde el sector le confirmaron a Gestión Sindical que el paro “fue contundente, y tuvo un amplio acatamiento”. En este sentido, afirmaron que este operativo “busca responsabilizar a los docentes del fracaso de las políticas educativas”, y le reclamaron a las centrales que llamen a un paro para cuando se intente realizar una nueva jornada, con forma de recuperatorio.

Desde la mayoritaria CTERA rechazaron el llamado al paro de estos sectores, y aclararon que no convocaron al paro para permitir las actividades consensuadas con padres y alumnos. “Parar habría evitado que los docentes se encuentren en las escuelas, que se discuta, además de impedir que los alumnos se expresen. La propuesta de una ‘contraevaluación’ tiene el objetivo de unir a la comunidad educativa, para rechazar el operativo”, le dijo a Gestión Sindical una dirigente de CTERA. En este sentido, recordó que la semana pasada se hizo un encuentro donde participaron los centros de estudiantes, y se definieron acciones para los días de evaluación, de acuerdo a cada realidad. “El paro se hizo el 27 de septiembre, cuando se marchó al Palacio Pizzurno y se denunció esta situación”, agregó

Por su parte, el presidente de la Nación Mauricio Macri defendió la medida, mediante una carta abierta, y criticó a los gremios docentes por su oposición. “Nunca imaginé que todavía tengamos gremios que crean y vean a la evaluación como una amenaza”, dijo el Jefe de Estado, que agregó que “mejor educación también es una Argentina más unida, porque cuando aprendemos abrimos puertas y eliminamos prejuicios, porque nos formamos para ser mejores ciudadanos”.

Lejos de esto, miles de estudiantes tomaron colegios, decidieron faltas masivas y otras formas de esquivar las pruebas, que tendrán una instancia nueva más adelante, aunque todavía no se sabe cómo se implementará. En principio sería el 25 de este mes, pero dependerá de la primera evaluación que se haga de estas dos jornadas. Los gremios, más allá de sus diferencias, coinciden en algo: que una vez que se vuelva a intentar el operativo, padres, alumnos u docentes realizarán actividades.

Temas relacionados / / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales