18 de Mayo
de 2022
Fuera de Megáfono.

La disputa interna entre gremios del subte amenaza con generar nuevos conflictos

06. 05. 2016

Los metrodelegados rechazan acuerdos que la empresa Metrovías firmó con la UTA, y recordó que tiene la representación exclusiva de los trabajadores. Por esto, se levantaron molinetes en la estación Constitución, y podrían realizar nuevas medidas. Además, sigue la controversia sobre la eliminación del guarda de las formaciones.

Esta semana, se levantaron por un par de horas los molinetes de la estación Constitución de la línea C de subtes, una medida de protesta realizada por los metrodelegados, que rechazan una serie de negociaciones entre la empresa Metrovías y la UTA. La interna gremial en el sector vuelve a tomar temperatura, luego que el año pasado se determinó que la representación gremial quede en manos de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP). Sin embargo, la puja se mantiene. El conflicto se suma a la tensión que genera la instalación de dispensadoras automáticas de pasajes, y los rumores que hablan de la eliminación de los guardas en las formaciones.

A mediados de abril, hubo reuniones entre la UTA y funcionarios de Metrovías, donde se comenzó a discutir la escala salarial de este año. Para los metrodelegados, esta reunión y la firma de cualquier acta es una conducta “grave e irregular”, ya que la representación sindical de los trabajadores del subte pertenece a su sindicato. La UTA no se presentó a la compulsa sindical que determinó que la AGTSyP tiene la mayoría de los afiliados, por lo cual el Ministerio de Trabajo le entregó la personería.

Ese acta no solo no se ajusta a derecho, sino que además, su contenido es contrario a la voluntad de los trabajadores y atenta contra las condiciones laborales y puesto de trabajo del sector de estaciones”, informó la AGTSyP mediante un comunicado. El gremio apuntó contra Metrovías y Sbase (la empresa estatal que administra la red del subte), por “violentar los acuerdos arribados y romper el dialogo con los legítimos representante de los trabajadores”.

Esto generó la medida de fuerza de esta semana, que comenzó a las cinco de la madrugada, y consistió en levantar los molinetes, por lo cual la gente viajó gratis. Cerca del mediodía las medidas de fuerza cesaron, pero el conflicto se mantiene latente. Esto se profundiza por las denuncias que hace el gremio, que asegura que Metrovías busca reducir personal a partir del uso de nuevas tecnologías. “Este sindicato rechaza categóricamente esta política e informa que considera la figura del guarda de subterráneo una función imprescindible para la seguridad de los usuarios a bordo de cada formación”, remarcaron los metrodeleados, frente a los rumores sobre la eliminación de ese puesto laboral. De aplicarse esta medida, “adoptaremos las medidas necesarias”, advierten.

En tanto, Metrovías desmintió “categóricamente” que se haya producido o vaya a producirse despido alguno en el ámbito del subte “como consecuencia de la implementación de proyectos de modernización que están asociados a mejorar la efectividad del servicio y la experiencia de viaje de los usuarios”. “La empresa realizará las denuncias pertinentes ante la autoridades y lamenta los inconvenientes que esta situación absolutamente injustificada provoca en los miles de pasajeros que utilizan la red”, concluyó la firma mediante un comunicado.

Temas relacionados / / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales