miércoles 25 de noviembre de 2020
Inicio / Actualidad / La CTA Autónoma se movilizó para reclamar el fin de las trabas para los nuevos gremios

La CTA Autónoma se movilizó para reclamar el fin de las trabas para los nuevos gremios

Más de 15 organizaciones se concentraron frente al Ministerio de Trabajo de la Nación, para pedir por “la libertad y la democracia sindical”. Aseguran que las nuevas organizaciones que esperan hace años reconocimiento son ignoradas por la cartera laboral, por lo cual pidieron una mesa de diálogo.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En el país, se estima que hay más de 1.600 organizaciones sindicales con inscripción simple, es decir, que no tiene personería gremial pero que están autorizadas a funcionar. Según la Ley de Asociaciones Sindicales vigente, estos gremios pueden tener afiliados y realizar tareas de representación, pero no pueden firmar paritarias ni convenios colectivos, derecho reservado a quienes tiene la inscripción completa. Esta situación, conocido como “unicato sindical”, es rechazado por las nuevas organizaciones, que en algunos casos llevan años peleando para lograr reconocimiento. Si bien durante la era de Carlos Tomada como ministro de Trabajo se aprobaron muchos expedientes, las demoras se cuentas por décadas. Ante esto, este martes la CTA Autónoma marchó a la sede de la cartera laboral, para pedir que se abra una mesa de diálogo. En esta central hay entidades que llevan esperando años, por lo cual se movilizaron para pedir “más libertad y democracia sindical”. En septiembre, la Corte Suprema de Justicia nacional emitió un fallo histórico que avaló el “unicato”, una decisión festejada por la cúpula CGT y criticada por los gremios nuevos.

La marcha de este martes a la cartera laboral fue organizada por la seccional Capital Federal de la CTA Autónoma, y asistieron más de 15 organizaciones, que se pronunciaron por la democracia sindical y contra la paralización de los expedientes en el ministerio de Trabajo. “Fuimos recibidos por una funcionaria que luego de escuchar la problemática de varios sectores que tienen problemas con la inscripción u otros trámites del ministerio, se comprometió a una reunión con la directora de Asociaciones Sindicales”, explicó José “Pepe” Peralta, secretario Adjunto de la CTA Autónoma porteña, la reunión, le confirmó el dirigente a Gestión Sindical, será el próximo viernes, con el objetivo de “activar una agenda y avanzar en la resolución de los conflictos presentados”.

“Le exigimos a las autoridades el respeto a la libertad y la democracia sindical, el cese de las trabas a las inscripciones gremiales y personerías gremiales de las organizaciones del sector privado que integramos la CTA Autónoma”, agregó Peralta, secretario general del Sindicato de Trabajadores/as de Entidades Bancarias y Financieras de la República Argentina (SiTEBA), recientemente autorizado por la cartera laboral.

En enero de este año, el ministro Claudio Moroni firmó la autorización para funcionar de al menos ocho organizaciones, como el SiTEBA, lo que fue considerado un cambio de actitud respecto de lo que sucedió durante el macrismo, donde no sólo se detuvieron los reconocimientos, sino que se dieron de baja varias entidades. Pero luego de este inicio auspicioso, no se avanzó demasiado, lo que motivó la queja de la CTA Autónoma.

“Resulta grave que el Ministerio de Trabajo ceda ante las patronales, obstaculizando la libertad y la democracia sindical con zafarranchos jurídicos que sólo buscan proscribir a quienes realmente representamos a les trabajadores”, destacó el documento en conjunto firmado por las organizaciones que participaron de la protesta de este martes, que entregaron en la cartera sanitaria.

“Aunque parezca mentira, hay expedientes en este Ministerio de Trabajo que tienen 11 años, deberían cumplir con la Constitución, que dice que a partir que uno hace una asamblea constitutiva es un sindicato”, sostuvo durante la manifestación de esta tarde Natalia Robledo, de la Nueva Organización Gastronómicos, otra de las entidades presentes en el lugar. “Los convenios de la OIT dice que el Estado no tiene que tener injerencia en la vida de los gremios ni en los estatutos, y dar libertad de acción”, agregó la dirigente.

La pelea contra el “unicato sindical” es una reivindicación histórica de la CTA, que nació para pelear contra la ley que sólo reconoce un sindicato por rama. Este año, un fallo de la Corte Suprema de Justicia nacional ratificó la normativa, lo que generó malestar entre la dirigencia.

Con la firma de los ministros Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti y la disidencia de Horacio Rosatti, la Corte Suprema revocó un fallo de la Cámara Federal de Salta que había declarado la inconstitucionalidad de la ley 23.551 de Asociaciones Sindicales, en cuanto solo permite celebrar convenios colectivos de trabajo a los sindicatos con personería gremial.

En la sentencia firmada, conocida a comienzos de septiembre de este año, se ratificó la doctrina que vino aplicando y consideró que es “incuestionable” la validez constitucional del artículo 31 de esa norma que reconoce a sindicatos más representativos, interpretando que son los que cuentan con personería gremial como prioritarios para una negociación colectiva. Así validó un convenio colectivo en el ámbito de la Municipalidad de Salta, que dejó afuera a un sindicato con inscripción simple.

Al respecto del fallo, Peralta aseguró que “la justicia está girando hacía la no convalidación de las nuevas organizaciones, en contra de los fallos que vinieron teniendo desde el 2008”. En tanto, en el ministerio sucede que “se sigue privilegiando los negociados de las burocracias antes que la decisión de los trabajadores y trabajadoras de cómo y cuándo organizarme”.

La mayoría de los nuevos gremios recurren a la justicia para lograr su reconocimiento, y pese a tener fallos a favor deben esperar años que la cartera laboral los formalice. En el caso del SiTEBA, el año pasado, la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo rechazó la presentación realizada por La Asociación Bancaria y el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, que pidió suspender la inscripción otorgada al gremio.

El tribunal resolvió por mayoría “desestimar en todos sus términos las presentaciones” de ambas entidades. Además, el fallo criticó “el silencio guardado por la demandada (el Ministerio de Producción) a la intimación que se le cursara previo a todo trámite, intímasela para que dentro del plazo de cinco días de notificada dé cumplimiento con lo ordenando”. El gremio nació en 2011, en momentos que Juan José Zanola conducía La Bancaria, y había “un abandono total tanto de la acción sindical y de la obra social, ahí nació la necesidad de crear una nueva representación”. Durante el kirchnerismo, hubo unos 60 gremios reconocidos por año, mientras que durante el macrismo esa posibilidad cayó drásticamente: en sus dos primeros años Jorge Triaca aprobó nueve organizaciones. En la actualidad, se estima que hay unas 3.300 entidades sindicales, entre las que tienen inscripción gremial e inscripción simple.

También podría interesarte

Renunció Antonio Quintana, el líder de Smata Córdoba

La seccional cordobesa del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor informó este martes …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *