viernes 7 de agosto de 2020
Inicio / Actualidad / La CTA Autónoma le pidió al gobierno que ponga en marcha una “paritaria nacional de salud”

La CTA Autónoma le pidió al gobierno que ponga en marcha una “paritaria nacional de salud”

Una delegación de la central obrera se reunió con funcionarios del Ministerio de Salud y le llevó esa propuesta, entre varias otras. Buscan terminar con “las abismales diferencias salariales y laborales” que hay entre provincias, fijando “un piso de derechos”. Los funcionarios vieron posible crear este instrumento. También reclamaron que sean reincorporados los despedidos del hospital Posadas.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En el 2020, luego de ser clausuradas por tres años durante la gestión de Mauricio Macri, se reabrirá la paritaria nacional docente, una instancia de diálogo entre los gremios y el gobierno nacional que crea un piso salarial para todo el país, para tratar de achicar las grandes diferencias entre jurisdicciones. Este instrumento, creado por ley, busca trasladarse a otros sectores, donde se viven situaciones similares. Uno de ellos es la salud pública, cuyos sindicatos de profesionales vienen pidiendo que se implementa una discusión para todo el país, que iguale un poco los salarios y las condiciones laborales.

El reclamo fue parte de una agenda de temas que llevó una delegación de la CTA Autónoma al Ministerio de salud, en una reunión donde se analizaron las primeras medidas del actual gobierno, y se trazó un diagnóstico del difícil momento que atraviesa el sistema sanitario argentino. Además, los referentes sindicales reclamaron la incorporación de los despedidos del hospital Posadas durante el macrismo, uno de los conflictos más extendidos del sector.

La delegación de la CTA estuvo encabezada por el titular de ATE nacional, Hugo “Cachorro” Godoy, y el referente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), Jorge Yabkowski. Los dirigentes entregaron un documento al secretario de Calidad de Atención Arnaldo Medina y el subsecretario de Gestión de Servicios e Institutos Alejandro Collia donde expusieron varios de sus reclamos, y acordaron una serie de medidas para llevar adelante durante la gestión del ministro de Salud nacional, Ginés González García. Entre ella, pidieron una “paritaria nacional de salud” como tienen los docentes, que englobe a todo el personal del sistema sanitario, para contrarrestar “la importante disparidad de condiciones de empleabilidad y salariales entre las distintas jurisdicciones nacional, provinciales y municipales”.

“Es la primera vez desde que existe la federación, fundada en 2005, que un equipo ministerial dice que la paritaria nacional de salud podría ser una herramienta útil en el manejo de la relación de los trabajadores y el Estado en el área de la Salud pública. Antes, todos los ministros se negaron a establecer este tipo de negociación”, sostuvo Yabkowski en diálogo con Gestión Sindical. Ante este hecho, los dirigentes gremiales acordaron con los funcionarios “seguir dialogando para encontrar cuál sería la agenda de esta posible paritaria nacional, que para nosotros debería fijar un piso de derechos para todos los trabajadores del sector”. Además, se acordó discutir quiénes participarían de esta iniciativa, ya que las provincias tienen a su cargo recursos humanos.

El sistema sanitario argentino sufrió grandes modificaciones a lo largo de la historia, desde que en el primer peronismo se creó el Ministerio de Salud nacional. El principal fue la descentralización de los recursos, que luego de la dictadura militar quedaron en manos de las provincias, que administran los hospitales y centros asistenciales. Nación interviene de forma vertical, a través de programas de asistencia, como el Remediar (medicamentos) o el Incluir Salud (asistencia a discapacitados). Esto generó enormes diferencias entre las provincias que poseen recursos para sostener el sistema estatal y las que no.

“Las diferencias salariales y laborales son abismales”, remarcó Yabkowski. “Un profesional que hoy viaja en avión a hacer guardia a Calafate porque no hay terapistas en el sur y hace seis o siete guardias mensuales puede estar cobrando 200 mil pesos. En tanto, un cirujano con 25 años de servicio que cumple 40 horas semanales en un hospital de Corrientes está cobrando 20 mil pesos.

En el medio hay de todo”, ejemplificó el dirigente de la FESPROSA, que representa a médicos y profesionales de todo el país. Esto además genera que haya tensión entre provincias, ya que se “mexicanean” los profesionales. “En muchos lugares le sacan con ofertas de mayor salario a los médicos que necesitan, y dejan sin atención a mucha gente. Esto pasa incluso entre municipios. Por eso nosotros decimos que uno de los temas que se debería abordar en esta paritaria de salud es la brutal diferencia de cómo se trata a los recursos humanos”, agregó Yabkowski.

Además de avanzar en esta paritaria para todos los trabajadores de la salud del país, la delegación sindical realizó una serie de pedidos. Uno de ellos fue la reincorporación de los 1.300 despedidos en el hospital Posadas durante el macrismo, un conflicto que generó mucha tensión y que ahora podría comenzar a solucionarse. “Para nosotros fue clave el compromiso a reincorporar a los cesanteados del Posadas, y a la vez devolverles a los gremios combativos del hospital el código de descuento que las anteriores autoridades le quitaros”, explicó Yabkowski.

Se trata de la seccional local de CICOP y el Sindicato de Trabajadores de la Salud (STS). La semana pasada, el Ministerio de Salud confirmó la intervención del nosocomio –el único bajo órbita nacional –por la renuncia de las autoridades salientes, nombrando al ex director del INCUCAI Alberto Maceira como director interino. “Tuvimos una primera reunión muy amable, abierta, cuando se dio la asunción, ahora se abre una expectativa que los compromisos de diálogo, de desmilitarización del hospital se cumplan”, dijo el dirigente, quien es además secretario de Salud Laboral de la CTA Autónoma. Una de las primeras medidas de la actual gestión fue retirar la presencia de Gendarmería Nacional, puesta en el lugar luego de los despidos masivos, y que en este tiempo actuó amedrentando a los trabajadores en sus protestas.

La delegación sindical de la CTA Autónoma además pidió a los funcionarios que se incluya a los trabajadores en el Consejo Consultivo formado luego de la declaración de la Emergencia Sanitaria, así como varios temas, entre ellos la reincorporación de unos 70 agentes cesanteados por la gestión Macri de la Dirección Nacional de Salud Mental;
urgente convocatoria a la Comisión Permanente de Carrera de los Hospitales e Institutos nacionales (COPICPROSA-decreto 1133/09); y medidas ante la crisis del hospital SAMIC de Calafate, Santa Cruz.

También podría interesarte

La CGT apoyó al rival de Pablo Moyano en su lucha contra Mercado Libre

De todos modos, el Secretario adjunto del gremio de Camioneros volvió a advertir que se …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *