viernes 14 de mayo de 2021
Ledesma hizo un balance de los 75 años del SEOCA y reclamó la vacunación de los trabajadores del sector

Julio Rubén Ledesma: “La realidad es que los sueldos alcanzan cada día menos”

El titular del Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio y Afines Zona Oeste (SEOCA) hizo el análisis de la realidad del sector mercantil, golpeado por la pandemia y la crisis económica. Reclamó que se vacunen a los trabajadores, declarados esenciales. Balance de los 75 años de la entidad, que sigue avanzando pese a las dificultades, en su plan de expansión sanitaria.

Por Diego Lanese

En los últimos dos meses, pese a la pandemia, el Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio y Afines Zona Oeste (SEOCA) inauguró varios centros de salud en distintos distritos de la región. Más allá de las dificultades, el gremio mantiene su plan de ampliación del sector salud para sus afiliados, que incluye un centro de pediatría y fisiatría, recientemente inaugurados en Morón. Los avances se dan en el marco del 75 aniversario de la entidad, que nuclea a trabajadores mercantiles de varios distritos, uno de los colectivos más afectados por el coronavirus. “Cumplimos 75 años de gloria”, se entusiasma Julio Rubén Ledesma, el secretario general del SEOCA, en esta situación que combina la alegría por los avances del gremio, en un contexto de crisis que preocupa.

En este sentido, el dirigente viene reclamando la vacunación contra el Covid-19 para los empleados del sector, que son luego del personal de salud el más expuesto a la enfermedad. En este sentido, Ledesma hizo un balance del trabajo realizado en pandemia, en una entrevista con Gestión Sindical, donde repasó las medidas adoptadas, y los desafíos futuros. Además, recalcó la necesidad de recuperar salarios, ya que los trabajadores “son los más afectados” por la crisis económica actual.

-¿Cómo fue el trabajo en el sector de comercio en esta pandemia, que lleva poco más de un año y afecta a todo el país y el mundo?

-Estamos bastante preocupados, como lo denunciamos permanentemente. Yo siempre digo “cumplamos el protocolo”, pero que el protocolo que se acuerde de nosotros, porque los empelado de comercios somos los más expuestos, ya sea en los consultorios médicos, los mayoristas, los locales, somos todos personal esencial, pero no para la vacuna.

-Justamente hablando de la vacunación, ¿cómo viene el pedido de los gremios para incluir a los mercantiles en la campaña?

-Hicimos el pedido formal, cada gremio independientemente. Pero la solución es buscar una fórmula, ya que dicen que hay tantas dosis, para vacunar a todos los esenciales. Ir en un vehículo del gobierno nacional, provincial o municipal, y vacunar a todos los empleados de comercio en sus lugares de trabajo. Sería una manera de allanar todos los problemas que venimos teniendo. En la región se nos murieron dos compañeros por el coronavirus, uno de ellos delegado, o sea que la situación es grave. Como una metáfora el otro día decía: “nosotros le ponemos el pecho a las balas, pero hasta cuánto va a aguantar nuestro pecho”. Ser responsables o esenciales es una cosa, pero sobrellevar una carga para nosotros pesadísima es otra.

-Del lado de las empresas y los comercios, ¿cómo ven el cumplimiento de las medidas preventivas? Porque debe ser difícil para los locales cerrar en esta situación.

-Los centros comerciales, que volvieron a fase 1, están atendiendo en las veredas, como antes. Pero el personal que está trabajando no son cinco o 10, como debería ser, sino que son uno o dos, lo que nos afecta muchísimo.

-¿Qué medidas fueron tomando desde el SEOCA para combatir el Covid-19 y evitar contagios?

-En nuestros consultorios a lo largo y ancho de la zona oeste cumplimos con todos los protocolos, desde la toma de temperatura, el alcohol en gel, mantener la distancia, todo se cumple a la perfección, somos muy responsables y no queremos cometer errores. Porque el protocolo está para cumplirse. Ahora, cuántos cumplimos este protocolo. La gente está harta, yo escucho los comentarios de la gente, que se queja que están encerrados cuando otros que no deberían estar sueltos lo están. Llega un momento que te provoca más daño el encierro que la enfermedad misma. Yo no soy médicos, pero si hablás con los psicólogos vemos que esta situación nos afecta mucho, no poder ver a la familia.

Aniversario

En abril de este año, el SEOCA cumplió 75 años de vida, desde la inauguración del primer Centro de Empleados de Comercio de Moreno-Morón. A partir de ese primer paso, comenzó a crecer como organización y como obra social, y hoy es una referencia en la región. Hoy, con su mutual y sus farmacias, tiene beneficios que van desde préstamos a afiliados hasta hoteles para vacacionar.

Puede ser una imagen de 1 persona, de pie e interior
-¿Cómo encuentra al SEOCA este aniversario número 75, y qué balance hace del trabajo realizado?

-Cumplimos 75 años de gloria, con toda nuestra dirigencia. Se hace necesario primero la formación de cuadros, para aprender a gestionar, con recursos o desde la carencia. Hoy estamos gestionando desde la carencia, los consultorios que inauguramos, el centro de pediatría, de oftalmología, de fisiatría, lo hacemos pese a las dificultades. Ahora estamos haciendo el anexo universitario, achicando algunas cosas, pero cumpliendo con todas nuestras obligaciones, los salarios están al día. En estas cuestiones se ve la capacidad del dirigente para gestionar. Hay que trasmitirle a los cuadros sindicales que vienen que hay que madurar las decisiones, pensar la época que nos toca vivir, no estamos en esos momentos donde uno salía de un trabajo e iba a otro, ahora la salida es la formación, capacitarse, aprender oficios. Por eso apostamos a la educación, con nuestro centro de formación, a una tecnicatura, que gracias a convenios con universidades de la zona se convierten en licenciaturas, estamos apuntando a la educación de los trabajadores.

-¿Cómo ve la gestión del gobierno nacional en este año y pico, atravesado por la pandemia y la crisis económica?

-Es cierto que este gobierno agarró un Estado en pandemia, pero se cometieron desaciertos, claramente. Hay algo que le hace mucho mal al país, que son las peleas internas, si se va tal funcionario, si se queda. Y eso vuelve poco creíble al gobierno, a veces hasta ridículo en sus decisiones. Le tocó una situación dificilísima como la pandemia, pero apuntemos a mejorar la pequeña y mediana empresa, apuntemos a la construir, a expropiar lotes para darle viviendas a la gente, hay una infinidad de salida para además generar empleo. Yo acompañé a Néstor Kirchner en el inicio de su presidencia, y siempre hablaba de la “revolución neokeynesiana”, eso hace falta, obras, obras y obras, y mejorar el mercado interno. Juan Domingo Perón decía que el hombre y la mujer deben generar al menos lo que consumen. Hoy no estamos en aquella época, pero es una referencia.

Crisis en Garbarino

En abril de este año, delegados del SEOCA realizaron varias protestas en los locales de Garbarino, la cadena de electrodomésticos, ante el retraso en el pago de los sueldos, pero en especial por la incertidumbre que genera el futuro de la firma, que en el 2020 fue comprada por el empresario Carlos Rosales, que avanza en una transformación de negocio, que Ledesma teme termine con la pérdida de muchos puestos de trabajo, ya que la idea final sería crear una cadena de venta online.

-¿Cómo está la situación de Garbarino, donde hubo fuertes protestas por parte de los trabajadores y delegados del SEOCA, y donde hay incertidumbre sobre el futuro de la empresa?

– Es un caos emblemático, porque compraron la empresa para hacerla como “Mercado Libre”, toda venta online. Están cerrando bocas y sucursales de una firma que se compró en mal estado, para hacerla el delivery de los muebles y electrodomésticos. Eso genera muchísimo daño y malestar, los trabajadores están sin cobrar desde el mes pasado, se compra una empresa sabiendo en que situación está y no cumplen con sus obligaciones. Eso es producto de la pandemia, pero en el caso de Garbarino es también negligencia, porque ellos sabían que compraban. Para nosotros es un perjuicio económico terrible.

– Con una realidad económica que no ayuda.

– En medio de todo esto tenemos los aumentos de luz, de gas, los aumentos de los impuestos, los alimentos, y los salarios de los trabajadores son lo único que no aumentan. Nosotros como gremio hicimos un reclamo para que se pague un bono equivalente a un aumento del 8 por ciento, porque nuestra paritaria la vamos a terminar de cobrar dentro de varios meses, y el aumento del 36 por ciento choca con una inflación del 42, 46 por ciento que se proyecta. Por eso no es que nos hacemos los contestatarios, es lo que creemos que debemos reclamar. La única verdad es la realidad, y esa realidad es que los sueldos alcanzan cada día menos. La pandemia a quienes más afectó es a los asalariados. Después ojalá que sepamos bien el tema de las vacunas, de la eficacia, las dosis que nos prometieron lleguen.

También podría interesarte

Eduardo López, secretario adjunto de UTE

El durísimo descargo de la UTE contra la Corte Suprema por el fallo a favor de la presencialidad

El secretario adjunto de la Unión de trabajadores de la educación (UTE), Eduardo López, apuntó …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *