16 de Mayo
de 2022
Fuera de Megáfono.

Judiciales porteños: qué hay detrás de la pelea de Piumato y Siley por la personería gremial

02. 05. 2022

La Justicia le entregó el reconocimiento al SITRAJU luego de una compulsa. Pero la UEJN dice que el proceso «está viciado», y afirma que «nada cambia».

Mediante una resolución publicada esta semana en el Boletín Oficial, el Ministerio de Trabajo nacional otorgó la personería gremial para el personal de la Justicia porteña al Sindicato de Trabajadores Judiciales (SITRAJU), que lidera la diputada kirchnerista Vanesa Siley.

La decisión se tomó luego de una compulsa con la seccional CABA de la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN), que hasta el momento tenía la representación.

La entidad logró el reconocimiento luego de un proceso iniciado hace años, que incluye una denuncia penal que genera polémica. Desde el SITRAJU, cuya referente es Siley, destacaron la decisión, y valoraron el trabajo realizado estos años.

En tanto, en la UEJN, que a nivel nacional lidera Julio Piumato, afirman que «nada cambia» en la práctica, y recordaron que el proceso de compulsa estuvo «viciado» desde el inicio, ya que hay una denuncia por el traspaso de afiliados, que todavía no fue resuelta.

La resolución 469/2022 de la cartera laboral le otorgó al SITRAJU la personería gremial según la ley de Asociaciones Sindicales «para agrupar al personal que se desempeñe bajo relación de dependencia con el Poder Judicial y el Ministerios Público de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en todas las categorías del escalafón».

La decisión, a la que tuvo acceso Gestión Sindical, establece que el otorgamiento «no desplazará en el colectivo asignado, a las personerías gremiales de las asociaciones sindicales del sector público», en referencia a la UEJN y la tercera entidad del sector, la Asociación de Empleados del Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires (AEJBA).

Esta decisión se basó en un mecanismo de «cotejo de representatividad y control mutuo», lo que popularmente se conoce como compulsa sindical, que tuvo su última reunión en diciembre del 2021.

«Lograr tener un sindicato con personería gremial en nuestro ámbito es una conquista no nuestra, sino del conjunto de trabajadores del Poder Judicial«, destacó el secretario general del SITRAJU, Juan Manuel Rotta, en declaraciones periodísticas.

El pedido de personería se inició en 2019 y se hizo ante el Consejo de la Magistratura de CABA, que es «la patronal» de los judiciales porteños. A nivel nacional, la personería gremial, ante la Corte Suprema de Justicia, sigue siendo la UEJN, que lidera Piumato, histórico dirigente e integrante de la CGT.

«No cambia nada»

Una vez conocida la nota, desde la UEJN explicaron que en la práctica, esta situación «no cambia nada». «Cuando nació el SITRAJU, detectamos que muchos de sus afiliados antes eran nuestros, pero no habían pedido la baja. Como según la ley para el cambio el gremio se debe dar esa baja, nosotros presentamos una denuncia, que sigue sin resolverse», explicó la misma fuente consultada.

Por eso cuando fueron llamados a la compulsa, desde la UEJN remarcaron que el tema «estaba judicializado, y no lo podíamos consentir». «Por eso decimos que desde el origen el tema está viciado», insistieron.

GREMIOS Y ABOGADOS LABORALISTAS MARCHAN CONTRA LA LEY DE COMPETENCIA JUDICIAL PORTEÑA

Desde el gremio de Piumato recalcaron que a nivel nacional tienen la personería para los trabajadores de la Justicia federal, incluyendo las provinciales o seccionales, que en el caso de la Ciudad de Buenos Aires es la Seccional 2 de la UEJN.

Cuando se creó la justicia de CABA, en 1999, se creó un convenio de trabajo con el Consejo de la Magistratura específico. «Pero la resolución no excluye a nadie, por eso decimos que no nos quitaron nada», afirmaron desde la UEJN.

Pelea de fondo

El nacimiento del SITRAJU se dio en momentos que el movimiento obrero se dividió, en el macro de la pelea de Hugo Moyano, por esos días líder de la CGT, y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Piumato se quedó en la CGT Azopardo, y para buscar dividir su poder, se fomentó la creación de este gremio, con Vanesa Siley a la cabeza. A partir de un acuerdo con el Consejo de la Magistratura, se creó el convenio propio, que fue cuestionado judicialmente por la UEJN, sospechando que el traspaso de afiliados se hizo «en convivencia» entre las partes.

A partir de allí, la cuestión política y gremial se fue cruzando. Uno de los cuestionamientos que hace el sector de Piumato es que esta especie de pacto entre el Consejo y la SITRAJU trajo problemas salariales.

JUDICIALES NACIONALES ALERTAN SOBRE «EL DETERIORO PROFUNDO» DE LA OBRA SOCIAL OSPJN

«Cuando nació la Justicia porteña se acordó que iban a trabajar más horas, por eso iniciaron con sueldos un 20 por ciento encima de los de la justicia nacional. Hoy, están un 30 por ciento por debajo de nuestros salarios, lo que muestra que los acuerdos que se hicieron fueron más políticos que sindicales», concluyeron las fuentes.

Lejos de esto, Siley dijo que el otorgamiento de la personería demostraba que siempre «vale la pena perseguir sueños colectivos», y festejó lo que consideró «un logro de cada compañero».

Pese a las diferencias, ambos gremios integran la CGT, mientras que el tercer sindicato del sector AEJBA, encabezado por Gustavo Sacco, adhiere a la CTA Autónoma.

Temas relacionados / / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales