26 de Julio
de 2021
Actualidad.

Intendentes peronistas desafían a Vidal y perforan su techo paritario del 18%

20. 03. 2017

El extremo fue para el jefe comunal de Ensenada, Mario Secco, que ofreció un aumento del 44%. En esta nota, todos los acuerdos avanzados.

Mientras la gestión de María Eugenia Vidal se afirma en el plan de mantener los salarios por debajo de la línea del 20%, los aumentos paritarios brindados en los municipios, principalmente gobernados por intendentes del FpV-PJ, lo quiebran de lleno.

El primero en cerrar, fue Fernando Gray, de Esteban Echeverría, aumentó los sueldos al 36%.

La oferta más alta la hizo Mario Secco, intendente K de Ensenada, que propuso 44% de aumento en el básico pero el sindicato. Esta mañana, reconoció: «Ofrecimos un aumento del 44% a los trabajadores municipales, pero hay que entender no existe la coparticipación en Ensenada. Somos la segunda ciudad que más riqueza genera en la Provincia. Cuanta más industria tiene, menos coparticipación tiene, nosotros recaudamos por impuestos genuinos del municipio”, señaló en diálogo con La Once Diez/Radio de la Ciudad.

En ese sentido, cargó contra Vidal: “La gobernadora le pide a los intendente que banquen 18% en cuatro cuotas y a mi se me cae la cara de vergüenza al plantearle eso a los trabajadores municipales. No se condice con la realidad, devaluaron el salario más de un 40%, tarifazos de un 500%, el salario no alcanza para llegar a fin de mes”.
Ante esas ofertas, desde La Plata avisaron que cada distrito deberá responder con fondos propios para cubrir los aumentos salariales, según informó Clarín. Otros distritos que hicieron los deberes para la gobernadora fueron San Miguel, donde se aplicó 18% y Tres de Febrero que también firmó 18% con bonificaciones.

En San Martín (Gabriel Katopodis) la paritaria va de 25% a 27%. En Lomas de Zamora, Martín Insaurralde ofreció una suba variable de 23% y 28%. En Almirante Brown, Mariano Cascallares (PJ), fijó una suba hasta 24% y en el partido de la Costa, Juan Pablo de Jesús, dio 31,5%. Caso similar se observó en Avellaneda, donde Jorge Ferraresi, el más cristinista de todos, aumentó 30% en tres tramos, con cuotas de 12, 9 y 9%.

Lo cierto es que los porcentajes de aumento salarial a los empleados municipales se instalaron como eje de una movida con fuerte tono político lanzada por un grupo de intendentes peronistas, que tiene como principal destinataria la administración de Vidal.

Temas relacionados /
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales