23 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Gremio docente contra la jornada extendida en la Ciudad: “Es una virtual privatización”

31. 08. 2016

Desde Ademys aseguran que el programa de Jornada Extendida es una propuesta “mediocre y de pésima calidad educativa”, y rechazan su puesta en marcha. Aseguran que las escuelas “no están preparadas” para contener este plan. Además, denuncian que faltan 11 mil vacantes en el sistema educativo, en especial en barrios del sur.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Esta semana, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció un programa que extiende la jornada educativa en los años donde se detecta el mayor grado de deserción en el último tiempo. El plan incluye la extensión de nueve horas semanales, que se realizan en espacios externos a las escuelas, y que incluye actividades culturales y deportivas. Un gremio docente rechazó la iniciativa, por considerarla unilateral e inconclusa, ya que ni los trabajadores ni los padres fueron consultados. Aseguran que la puesta en marcha de este sistema implica “una privatización” de los servicios educativos, que incluye la llegada de chicos a instituciones religiosas. Para este sector “la escuela no está preparado para este plan”. Además, denuncian que hay 11 mil chicos sin vacantes, muchas fuera del sistema educativo.

El programa se pondrá en marcha esta semana en 15 escuelas, para alumnos de 6° y 7° grado y 1º y 2º año. En estos niveles se registran altos porcentajes de abandono, por lo que el plan extenderá nueve horas por semana, fuera de la escuela. La propuesta oficial incluye 3 horas y 25 minutos más en primaria por día, y 2 horas y 45 minutos en secundaria, 3 días por semana. Los lugares elegidos para realizar las prácticas extendidas son clubes de barrio, parroquias, bibliotecas y centros culturales.

Ante esta iniciativa, uno de los gremios docentes porteños se mostró en contra de la iniciativa. “Es una privatización importante del sistema educativo”, aseguró Jorge Adaro, secretario general de Ademys. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente indicó que para esta jornada extendida se contratarán “facilitadores pedagógicos”, figura que está “fuera del estatuto educativo”. “El gobierno permitirá que ciertas ONG, como ‘Enseñá por Argentina’, contraten este personal, lo que es un avance persistente de la privatización”, agregó Adaro, que pidió se respeten las tradicionales formas de incorporar personal, por consurso. El plan oficial determina que estas nueve horas se hagan fuera de la escuela, algo que rechaza Ademys, ya que considera que la mayoría de las escuelas no existen los espacios necesarios para realizar los talleres, ni para implementar el comedor, la modalidad utiliza espacios no escolares hasta llegar al extremo de llevar a alumnos que van a la escuela pública a instituciones religiosas.

Desde el gremio admiten que este tipo de iniciativas están dentro de la ley educativa porteña, pero consideran que sería más productivo implementarlas de otra forma. “Sabemos que este tipo de jornada es parte de la llamada declaración de Purmamarca, que hicieron todos los ministros de Educación del país a principio de año, pero la Ciudad ya tiene unas 200 escuelas de jornada completa, por eso decimos que el gobierno debería invertir en más escuelas para aumentar la matrícula”, explicó Adaro. “Esta propuesta es mediocre y de pésima calidad educativa ante los problemas en los distritos fundamentalmente del sur de la Ciudad”, remarcó el dirigente sindical.

Además, Adaro denunció que en el sistema porteño existen 11 mil alumnos sin vacantes, que no tienen lugar en las escuelas. “La mayoría se corren al sistema privado, incluso a escuelas parroquiales. Otros quedan fuera del sistema, se ‘desescolarizan’, y esperan un año hasta que surge un lugar. Esto sucede mucho en barrios como Soldati o Lugano”, subrayó el dirigente de Ademys. Para el sector el sistema va “hacia un modelo de contención y no de conocimiento”.

Violencia de género

Por otra parte, el gremio festejó la incorporación al estatuto docente de la licencia por violencia de género, aprobada por unanimidad en la sesión ordinaria de la Legislatura porteña la semana pasada. “Luego de la inmensa movilización popular bajo la consigna ‘Ni una Menos’ seguiremos trabajando en pos de promover la organización independiente de las mujeres por nuestros derechos, redoblamos nuestra lucha en la defensa integral por todas las reivindicaciones pendientes. Más allá de que no se contemplaran todos los elementos planteados por nuestro sindicato, consideramos un avance importantísimo en los derechos de las trabajadoras y un logro producto de nuestra lucha que se apruebe esta licencia” expresó Ademys mediante un comunicado de prensa.

El proyecto de ley fue votado por unanimidad en la sesión ordinaria del Legislatura porteña, en base a los proyectos presentados por diversos legisladores de distintos bloques y el aporte de sindicatos y activistas docentes. El mismo reforma el Estatuto Docente en el artículo 70, e incorpora este beneficio, que deberá incluir la denuncia judicial correspondiente o la certificación emitida por los organismos estatales competentes.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales