20 de Enero
de 2022
Actualidad.

Gremio de remiseros y su rechazo a Uber: “que la competencia sea leal y los trabajadores estén registrados”

23. 11. 2017

La Unión de Conductores de Autos al Instante y Remises de la República Argentina (UCAIRRA) es denunciante en la causa que busca evitar el desembarco de la aplicación de viajes. Esta semana se pidió la detención del CEO, acusado de no pagar un millón de pesos en Ingresos Brutos. “No tenemos problema que Uber se instale, pero que pague impuestos”, dijo el secretario Adjunto Luis Narvaja. Desde la llegada de la app, la actividad del sector bajó un 40 por ciento.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

El pedido de detención del CEO de Uber, Mariano Xavier Otero, por evasión fiscal reavivó la batalle de taxistas y remiseros contra la aplicación, que permite realizar viajes pagos con choferes particulares. Si bien una jueza denegó la detención, la situación hizo que la empresa se mantenga sin autorización para operar en Capital Federal, y vea complicado su desembarco en el país. Los gremios que representan a los trabajadores del sector insisten con la “competencia desleal” que representa esta firma y otras similares, que buscan ganar un mercado de millones de pesos. Por eso las denuncias. Desde la Unión de Conductores de Autos al Instante y Remises de la República Argentina (UCAIRRA) insisten que ellos no quieren prohibir la llegada de Uber, pero no en las actuales condiciones. Como denunciantes de la causa, insisten con la necesidad de controles, y aseguran que hubo una baja del 40 por ciento de la actividad desde que estas aplicaciones funcionan en el país.

La causa del pasado martes la iniciaron la Asociación Taxistas de Capital Federal y la UCAIRRA, que es un gremio de alcance nacional, con convenio laboral para todo el país. “Junto con los taxistas de todo el país hemos presentado un amparo contra Uber, por la gran evasión impositiva y laboral que están generando. Hay una competencia muy desleal”, explicó Luis Narvaja, secretario Adjunto del gremio. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente remarcó que desde la llegada de estas aplicaciones (como la española Cabify) hubo una fuerte caída de la actividad en las agencias de remis. “El trabajo desde que llegó Uber bajó un 40 por ciento, están cerrando en promedio por mes de 8 a 10 remiserias por distrito”, agregó. Narvaja ejemplificó que para lograr la baja en el valor de los viajes que promociona la aplicación, se evaden impuestos y se tiene a los trabajadores “más en negro”. En el juicio, el fiscal de Cámara, Martín Lapadú, acusó a la firma de no pagar más de un millón de pesos correspondiente a Ingresos Brutos, que habrían sido sacados del país. Por eso, pidió la detención de CEO, que fue negada por la jueza Cristina Lara.

Narvaja se quejó que la lucha contra esta aplicación viene sólo de parte de los trabajadores, ya que los empresarios (taxistas y de remises) no están acompañando la demanda. “Les interesa sólo hacer su plata, no tienen las necesidades de los trabajadores”, dijo. En este sentido, explicó que la actividad de remises, que tuvo una explosión en la década del 90 con el “uno a uno” y que luego tuvo varios altibajos, sufre mucha de la precarización. “A nuestra actividad nunca se le dio mucha importancia, y eso que tenemos 800 mil trabajadores en todo el país. El gran problema que el 90 por ciento está negro. El Estado no hizo nada para blanquearnos, no les interesa bajar el empleo precario. En Buenos Aires tenemos 340 mil remiseros, y ni este ni el gobierno anterior se interesaron”, se quejó.

Por el momento, mientras se define legalmente la situación en Capital Federal, UCAIRRA realiza acciones gremiales cada vez que se intenta instalar Uber y el resto de las aplicaciones en otros puntos del país. “Hacemos lo que haya que hacer como gremio, en la Ciudad de Buenos Aires el gobierno actúa muy bien. Nosotros no tenemos problema que Uber se instale, pero que pague impuestos, se adhiera al Convenio Colectivo de Trabajo, y después si cobra más barato, es problema de los empresarios. Nosotros no estamos contra Uber, pero que la competencia sea leal y los trabajadores estén registrados”, afirmó Narvaja. Otra irregularidad denunciada por el UCAIRRA es que en Capital Federal quieren trabajar con autos habilitados en otras jurisdicciones. “Hay un registro porteño, y para nosotros si queremos trabajar en capital debemos registrarnos allí”, destacó el dirigente sindical.

Por el momento, la causa judicial avanza en medio de presiones de todo tipo. Durante la audiencia del martes –que incluyó una nueva movilización de los gremios –se afirmó que Uber no cumple con el bloqueo dictado por la Justicia de su página web y ni de la aplicación de telefonía celular. Se espera que en la próxima audiencia declaren varios de los imputados, directivos de la firma. Desde UCAIRRA mantendrán su postura, hasta lograr o iguales condiciones de trabajo o que se rechace las operaciones de la aplicación y sus similares. “Presentamos varios proyectos al Ministerio de Trabajo y a distintos legisladores para que bajen la carga social de nuestra actividad, que es muy despareja, no es lo mismo trabajar en Quilmes que en Capital Federal o Mar del Plata”, sostuvo Narvaja, que así busca hacer más competitiva las agencias. Pero hasta el momento no hubo avances, en medio de una batalla que promete continuar por un largo tiempo.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales