25 de Mayo
de 2024
Actualidad.

Cómo fue el 2022 para los gremios: Conflictividad, más fragmentación y futuros planes políticos

31. 12. 2022

El balance del año que finaliza encuentra al movimiento obrero con varias internas por las distintas miradas políticas. La alta inflación y la pelea por sostener salarios fue el eje de la actividad sindical.

Un recorrido por los 12 meses de este 2022 que está terminando marca que los gremios tuvieron tres grandes ejes de acción: la conflictividad, la fragmentación y la proyección política. En medio de la crisis política que afectó seriamente al Gobierno nacional, los representantes sindicales fueron tomando partido por las distintas fracciones del oficialismo, lo que impactó en su armado interno.

En este punto, pocas veces se vio un movimiento obrero tan fraccionados, tanto en los espacios tradicionales como la CGT como en los alternativos, nacidos al calor de la CTA. Esto le puso condiciones a la respuesta sindical ante el deterioro de la economía, que hizo que los salarios tuvieran un fuerte retroceso respecto de la inflación.

Este fue el eje central delo accionar del sector, que apenas pudo lugar «salvar la ropa» en casos excepcionales. Pensando en el 2023, año electoral, hace rato que la dirigencia está trabajando para tener mayor protagonismo, luego de la decepción sufrida, según sus propias palabras, en el armado de listas del 2021. Gestión Sindical arma el mapa del balance 2022 de los gremios.

Conflictos sin fin

Sin dudas que la conflictividad fue el principal tema de los gremios este año, nacida en la pelea para intentar que los salarios no pierdan contra la inflación. La gran mayoría de los grandes conflictos de este año estuvieron vinculados con esa pelea, cuyo saldo sigue abierto, con una clara tendencia en la pérdida salarial.

A comienzo del año, las paritarias se erraron en torno del 45 por ciento, de acuerdo a la pauta que el entonces ministro de Trabajo Claudio Moroni miraba con satisfacción. El IPC de marzo del 6,7 por ciento cambio esa lógica. Ya a mitad de año esa pauta subió al 60 por ciento, y para agosto ya superaba el 80 por ciento, empujado por la espiralización generada por la renuncia de Martín Guzmán.

La llegada de Raquel «Kelly» Olmos en octubre y la constante inflación instaló un nuevo techo, cercano al 100 por ciento, que se mantiene al cierre del año. Además, la fórmula de negociación de la dirigencia sindical se fue modificando en el transcurso del 2022.

Primero, se firmaban acuerdos con revisión, luego las negociaciones se fueron segmentando, en semestres y trimestres, y se incluyeron dos revisiones. Esto dejó una sensación de «paritarias permanentes».

Bono de fin de año: podría extenderse el plazo de pago ante algunas Pymes con dificultades para cumplir

Cuando los acuerdos se demoraban o empantanaban, comenzaron los conflictos. El más importante fue el del SUTNA, que duró cinco meses, tuvo dos docenas de mediaciones frustradas y casi termina con la paralización de la industria automotriz por la escases de neumáticos.

La tensión desgastó mucho a Moroni, a quien se acusó de «jugar» para las empresas, puso en primera escena al único gremio industrial con conducción clasista y todavía no se resolvió del todo, ya que ante algunos incumplimientos volvieron los paros, frenados por la conciliación obligatoria.

En paralelo, la pelea por los salarios desnudó uno de los fenómenos del año: los «trabajadores pobres«. Al tercer trimestre del año, según el INDEC, a mitad de los asalariados ganaba menos de 70 mil pesos por mes. En ese momento, los trabajadores formales ganan en promedio 104.790 pesos, es decir, duplican y más (128 por ciento) los bajísimos salarios promedio de los trabajadores informales que fue de 45.981 pesos. Esto marca el gran problema de ingresos que hay, además de la mayor precarización del mercado laboral.

En tanto, en su último informe, ATE-INDEC estableció que la canasta de alimentos y servicios que debería alcanzar los salarios está en 227 mil pesos, número compuesto por 77.103 pesos necesarios para adquirir una Canasta Alimentaria Mínima y de 150.289 pesos para acceder a otros bienes y servicios básicos.

Más divisiones

Con tanta conflictividad, la respuesta de los gremios fue espasmódica, en parte porque puertas adentro la fragmentación tuvo en el 2022 un año de consolidación. En lo formal, la CGT sigue bajo conducción del triunvirato, pero los dos grandes grupos transitaron el año con agendas divididas.

Por un lado, la mesa chica con Héctor Daer y Carlos Acuña a la cabeza tuvo tres ejes de trabajo: obras sociales, paritarias abiertas y armado 2023. En tanto, el Frente Sindical de Pablo Moyano y sus aliados estuvieron haciendo equilibrio en el apoyo y la crítica al gobierno, hicieron propia la agenda temática del kirchnerismo y criticaron a la justicia y la oposición, y varias veces estuvieron al borde de la ruptura. Así, el mosaico interno de la central obrera muestra a «gordos» e «independientes» de un lado, con aliados circunstanciales, y al moyanismo con apoyo externo del otro lado.

Gremios de la mesa contra el Impuesto a las Ganancias acuerdan incrementar campaña de rechazo

Además, la fractura se dio por sectores. En abril de este año se volvió a poner en marcha la Unión General de Asociaciones Sindicales de Trabajadores del Transporte (UGATT), un armado sindical del sector que se reactivó para disputar poder a la otra estructura de la actividad, la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), histórico bastión de poder de Hugo Moyano, que luego heredó Juan Carlos Schmid y hoy lidera Sergio Sasia.

El nuevo espacio está liderado por Omar Maturado (La Fraternidad), y cuenta con el aval de históricos como Roberto Fernández. Con una mirada crítica al oficialismo, se lanzó un paro en noviembre contra el Impuesto a las Ganancias, que se desactivó por la conciliación obligatoria.

En tanto, en la CTA se desarmaron los incipientes caminos de unidad que se iniciaron en 2016, luego de la interna de las elecciones fallidas del 2010. Pero durante el macrismo, hubo algunas señales de acercamiento, apoyadas por la «unidad en la acción» que se propuso para terminar con las políticas de ajuste. Ese camino fue rápidamente desandado este año, cuando ambos espacios tuvieron elecciones, y consolidaron sus liderazgos históricos.

El dirigente de ATE Hugo «Cachorro» Godoy se convirtió en el secretario general de la CTA Autónoma, demostrando como el gremio estatal es la columna vertebral de ese espacio, que este año tuvo un año negativo en materia de salida de gremios, como los judiciales bonaerenses y la agrupación Verde y Blanca de ATE. En tanto, Hugo Yasky inició su quinto mandato al frente de la ora versión de la central alternativa, junto con Daniel Catalano, quien figura como posible candidato apadrinado por el cristinismo más puro.

Pensando en 2023

En el plano político, las fracturas estuvieron fomentadas por los lineamientos, y fueron generando alianzas temporarias respecto de esas posturas. El movimiento más claro lo dio la CGT y su mesa chica, que el 17 de octubre lanzó su Mesa Nacional Sindical Peronista, que tendrá como objeto negociar lugares en las listas de todas las jurisdicciones.

En ese camino, Daer reunió junto a dirigentes de la central obrera a intendentes bonaerenses y comenzaron una alianza hasta ahora impensada. Es que los jefes comunales, con el lomense Martín Insaurralde a la cabeza, parecen más cercanos al sector que lidera Pablo Moyano, por su alianza con La Cámpora, pero cerraron el año con encuentros con la CGT.

Pablo Moyano alerta al gobierno que el año que viene va a «empezar a reclamar de otra forma»

El moyanismo cerró el año reuniendo aliados y analizando la contienda electoral. Con la CTA de Hugo Yasky, se mostraron en una cumbre casi en paralelo a la de Daer e intendentes, donde se habló del 2023. Inmediatamente después, Pablo Moyano tuvo declaraciones que parecieron un adelanto de lo que puede pasar el año que viene, al hablar que las protestas serán «de otra manera», anticipando alguna movilización. Muchos sostienen que marzo será el límite, que marcó la propia Cristina Kirchner para una gran movilización popular.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales