lunes 14 de junio de 2021

FESPROSA mostró sorpresa por posible liberación de las patentes: “no será una puja sencilla”

La federación médica analizó el pronunciamiento del gobierno de Estados Unidos, que genera cierta esperanza respecto de la propiedad intelectual de las vacunas contra el coronavirus. Además, analizaron la situación del sector de salud en la pandemia, y alertaron sobre el aumento de los conflictos y la tensión: “estamos agotados”.

Por Diego Lanese

Mediante un documento firmado por la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, el gobierno de Joe Biden pateó el tablero internacional esta semana, y anunció que podría apoyar la liberación de las patentes de las vacunas contra el coronavirus, una discusión que gana fuerza en vísperas del inicio de las reuniones de la Organización Mundial del Comercio (OMC). La postura norteamericana generó expectativa en el planeta, ya que luego de su anuncio otros sectores se sumaron a la posible discusión, como la Unión Europea y Rusia. En el país, la noticia generó sorpresa en especial entre un colectivo de organizaciones sanitarias y sociales, que desde hace un tiempo trabajan para que se avance en la liberación de los derechos de propiedad intelectual como una forma de combatir la pandemia. Este grupo, encabezado por la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), también pide que el país deje de exportar dosis que se producen en territorio nacional, y habilite el envasado en plantas locales.

Además, la entidad que representa a médicos del sistema de salud alertó sobre la situación de estrés y cansancio del personal, y reclamó al estado nacional que intervenga para garantizar mejores condiciones de trabajo. En varias provincias los conflictos suben de tono, y hay graves denuncias de violencia institucional.

La FESPROSA analizó el anuncio de la administración Biden, que genera expectativa respecto a la liberación de las patentes de las vacunas contra el Covid-19, pedido que la entidad lidera en el país. “Lo vemos inicialmente con sorpresa”, admitió María Fernanda Boriotti, presidenta de la federación.

“Qué Estados Unidos se ponga al frente de esta discusión, con semejante declaración, no dejó de asombrarnos, cuando los países centrales tienen una posición contraria”, destacó la dirigente, el diálogo con Gestión Sindical. El gremio se sumó a la campaña de la Internacional de Servicios Públicos (PSI), que reclama el fin de los derechos de la propiedad intelectual.

Más allá del posicionamiento de Estados Unidos, Boriotti adelantó que “la concreción no será un tema sencillo”. “Es un gran negocio detrás de esto, y los laboratorios no piensan en la salud mundial, de toda la población de los países. Hay sectores que lo único que le interesa son las ganancias económicas, no será una puja sencilla, ojalá nos equivoquemos y haya una definición mayoritaria que haga esto más sencillo”, recalcó.

Frenar exportaciones

Desde marzo de este año, la FESPROSA lanzó una campaña junto a entidades sanitarias y sociales para que el gobierno prohíba la exportación de vacunas producidas en el país, en especial las dosis que fueron elaboradas por la firma mAbxience para el laboratorio AstraZeneca, y que fueron enviadas a México para su envasado.

Esas vacunas debían volver al país en marzo –unas 20 millones de dosis –para su aplicación, pero la firma mexicana no cumplió. “Nosotros enviamos una carta al Ministerio de salud nacional para que se frene esa exportación, y se haga el proceso completo en el país, porque como nosotros afirmamos la capacidad para hacerlo está”, afirmó Boriotti. Esto, agregó, quedó demostrado porque “otra planta de Hugo Sigman producirá una vacuna para China, envasando el producto. Queda más que claro cómo son los negocios”.

Este colectivo realizó a comienzos de abril, en el marco del Día Mundial de la Salud, una marcha a donde entregó el petitorio a las autoridades pidiendo que no se permita la exportación de vacunas. “Una planta del conurbano, mAbxience, propiedad del empresario Hugo Sigman, se producen semanalmente varios millones de dosis de vacunas AstraZeneca que son enviadas a México, donde el magnate Slim se comprometió a envasarlas y enviarnos 25 millones de dosis.

Pero al día de hoy no ha enviado ni una y no se sabe cuándo lo hará. Arguye problemas de provisión logística”, denunció el documento elaborado, que contó con millones de firmas de respaldo. Ene se sentido, se recordó que la Argentina “cuenta con dos plantas públicas con capacidad de envasar productos biológicos. Son el Laboratorio de Hemoderivados de la Universidad Nacional de Córdoba y el Instituto Biológico Tomás Perón de La Plata. También hay establecimientos privados con la misma potencialidad”.

Panorama gremial nacional

Por otro lado, la FESPROSA viene alertando sobre el deterioro general de la situación laboral de los médicos de todo el país, que desde hace más de un año están al frente de la lucha contra la pandemia, sin mayores reconocimientos. Por eso, en la actualidad hay varios conflictos abiertos, que a medida que pasa el tiempo y crecen los contagios ganan en tensión. “El estado general de los trabajadores de la salud es el que venimos planteando desde el inicio de la crisis, arrastrando cansancio y otros problemas”, sostuvo Boriotti.

Durante el verano, cuando bajaron los casos, no se terminaron de habilitar las licencias y vacaciones, para recuperarse de lo sucedido en el 2020. “Fue una cuestión muy desgastante tener que pelear por 10 días de descanso, y hoy nos encontramos agotados física y mentalmente, un combo muy preocupante, donde además no se mejoraron las condiciones de trabajo, con conflictos muy serios”, alertó la presidenta de FESPROSA, que además es titular del gremio médico de Santa Fe SIPRUS.

En este mapa de conflictos, desde FESPROSA recordaron que en Tucumán, el gremio local SITAS continúa el paro con concurrencia y acciones locales de visibilización; en Río Negro, ASSPUR realizó recientemente un paro de dos días en reclamo a la Legislatura para evitar la aprobación de una ley de paritarias que excluye a la salud y sus trabajadores de la negociación colectiva; en Neuquén hay reuniones con integrantes de la cámara de Diputados para tratar la Ley de Carrera Profesional; en Chubut hubo paro esta semana con manifestaciones frente al Ministerio de Salud; y en La Rioja, APROSLAR encabezó el martes una jornada provincial de protesta por un mejor aumento salarial y el pase a planta de precarizados.

En este contexto, la semana pasada una delegación de FESPROSA se reunió con Arnaldo Medina, funcionario nacional del Ministerio de Salud, para tratar de buscar soluciones a estos conflictos, pese a que los sistemas sanitarios están bajo la órbita de los gobiernos provinciales.

“El sistema salud no sólo está fragmentado, sino además está federalizado, lo que hace difícil de manejar, por eso venimos pidiendo una paritaria nacional de salud, es urgente, y beneficia a los trabajadores y al gobierno, porque crea un espacio de negociación y discusión de las condiciones de trabajo”, recalcó Boriotti.

Esta paritaria fijaría “un piso de derechos para todo el país”, además de darle “una forma de intervención al gobierno”. “Nación no tiene margen de maniobra sobre los conflictos, las condiciones de trabajo ni las políticas sanitarias, cada provincia hace lo que quiere, con las medidas contra el covid o con otros temas”, dijo. Además, afirmó que en este contexto “está creciendo la violencia institucional, lo que nos preocupa mucho”.

También podría interesarte

Asumió Alejandro Salcedo al frente de la UDOCBA: “Es imprescindible negociar salarios”

El flamante secretario general de la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *