martes 13 de abril de 2021

Faltan 1.500 profesionales en la salud bonaerenses: “El cuadro más crítico es el de recursos humanos”

Lo afirmó el gremio CICOP, en el marco de la denuncia colectiva realizada por la llamada Mesa de Organizaciones de Salud del AMBA, que integra una veintena de entidades sanitarias. Mediante un documento, reclamaron medidas contra “la situación crítica del sistema público de salud”. Con los niveles salariales y las malas condiciones, advierten, “no se conseguirá” ese personal necesario.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Con un documento audiovisual, gremios sanitarios y organizaciones sanitarias de la zona metropolitana realizaron una denuncia colectiva sobre los problemas que afrontan el personal de salud a la hora de enfrentar el coronavirus en la zona de mayor circulación viral del país. Una veintena de entidades formaron en mayo pasado la denominada Mesa de Organizaciones de Salud del AMBA, que reúne los reclamos que se le hacen a las distintas autoridades respecto de condiciones de trabajo, protocolo de prevención y otras cuestiones relacionadas a la pandemia. La actividad de esta semana buscó visibilizar estos pedidos, a través de un informe audiovisual que se trasmitió por redes sociales, que fundamentalmente denunció “la situación crítica del sistema público de salud”.

En la provincia de Buenos Aires, el gremio médico CICOP viene insistiendo con la necesidad de generar mejoras, y alertaron que el principal problema que existe “está vinculado con los recursos humanos”. En este sentido, la dirigencia sindical aseguró que según sus cálculos, hacen falta unos 1.500 médicos para abastecer las necesidades de la red asistencial, una falencia que se potenció desde que estalló la crisis actual. Las entidades remarcaron que el alto porcentaje de contagiados entre el personal sanitario pone en riesgo la atención de los pacientes.

El informe audiovisual “Pandemia: condiciones laborales y de atención” fue difundido ayer miércoles por las asociaciones, gremios, comisiones internas y asambleas de trabajadores de la salud que forman partes Mesa de Organizaciones de Salud del AMBA. La idea fue “denunciar las condiciones de precariedad laboral y de atención a pacientes que se viven diariamente en los hospitales e instituciones de salud de la Ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense”.

“Estamos articulando con estas organizaciones las problemáticas que nos hacen estar muy preocupados, porque más allá de las buenas decisiones tomadas, como tomar tempranamente las medidas preventivas, no se avanzó lo suficiente para este tiempo, el momento más álgido de la pandemia”, explicó Fernando Corsiglia, vicepresidente de CICOP.

En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente dijo que en la provincia de Buenos Aires “se mejoró la llegada de algunos insumos, y la cantidad de camas de terapia, pero tenemos un problema grande en el tema personal, que está directamente relacionado con el tema de salarios y condiciones de trabajo”. Desde hace tiempo que el gremio viene reclamando estas cuestiones, que se hicieron “más notables en esta crisis”.

En la salud pública bonaerense se dio en el inicio de la pandemia una serie de medidas que ayudaron a fortalecer el sistema, como la apertura de hospitales modulares, y se logró un acuerdo salarial en abril para mejorar el ingreso de los trabajadores, pero con el correr del tiempo el resto de las necesidades no fueron atendidas.

“En el medio nos seguimos contagiando de coronavirus, además de tener un montón de personal aislado por contacto estrecho con casos, lo que hace cada día más complicada la situación para el sistema de atención”, advirtió Corsiglia. En este sentido, el peligro del “colapso médico”, como lo dijo el propio ministro de Salud nacional respecto de la falta de personal, parece acercarse. “Cada terapia intensiva debe tener un máximo de 8 camas, que deben tener al menos un médico y dos enfermeros, y hoy no todas las salas lo tienen”, destacó el dirigente sindical.

“La provincia tiene dificultades para la provisión de recursos humanos”, agregó. Según datos oficiales que difundió CICOP, desde el inicio de la pandemia se incorporaron al sistema de salud bonaerense 1.900 trabajadores, de ellos 650 con profesionales de la ley 10.471 (de ellos 107 son médicos). “Desde el gremio venimos diciendo desde hace tiempo que al sistema le faltan 2 mil profesionales, si se incorporaron 650 nos siguen faltando en un contexto de pandemia 1.400 o 1.500 un poco más, que con el actual nivel de salarios no los vamos a conseguir”, remarcó Corsiglia.

En la denuncia colectiva, la Mesa de Organizaciones de Salud del AMBA afirmó que la metropolitana es “de las zonas del país que concentran la mayor cantidad de casos de personas infectadas y fallecidas por la expansión del coronavirus, donde los y las profesionales de la salud son la primera línea de lucha en este contexto de pandemia”.

En este sentido, recordaron que las propias declaraciones de la secretaria de Acceso a la Salud del Ministerio de Salud de la Nación Carla Vizzotti “el 14 por ciento de los casos de coronavirus en la Argentina corresponden al personal sanitario, mientras que, de acuerdo con las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en varios países esta proporción llega al 10 por ciento”.

“Según el último parte del 20 de julio, en la provincia de Buenos Aires del personal de salud hay unos 6 mil contagiados, de los cuales 1.632 son del sistema público”, remarcó Corsiglia, que alertó que “los contagios van a seguir, lo que hace pensar que sin médicos no habrá camas, el cuadro más crítico que se evidencia desde hace rato es el de recursos humanos”.

La incidencia de la provincia de Buenos Aires en la cantidad de contagios es muy grande, y representa cerca del 60 por ciento del total nacional, si se comparan los números de todo el país. En este sentido, según los datos actualizados que tiene la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), que nuclea a gremios de base de todo el país, “el sistema sanitario se acerca al borde de su capacidad operativa”, ya que “a pesar de los esfuerzos realizados 10 mil trabajadores se han contagiado y 30 de ellos fallecieron”.

En muchos casos, el tema de los elementos de protección es fundamental para frenar los contagios. “Se mejoró en el andar en la Provincia, sobre todo el tema de materiales de prevención, pero no sabemos hasta cuánto tenemos stock”, dijo Corsiglia, que admitió que “la semana pasada comenzaron a aparecer algunos problemas en la provisión de algunos de los insumos, como barbijos, pero en líneas generales no veníamos mal”.

Por último, CICOP le viene pidiendo a las autoridades del Ministerio de Salud que el personal sanitario considera de riesgo –mayores de 65 años y con enfermedades de base –puedan tomarse licencia como el resto de los estatales. “hasta ahora deben seguir trabajando, y ellos son mayoritariamente los que mueren por coronavirus”, concluyó Corsiglia.

También podría interesarte

Gremios docentes advierten sobre un «aumento exponencial de contagios» de coronavirus y reclaman medidas «restrictivas»

Alerta por la suba de casos en municipios “en franja de riesgo”, además de ruptura …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *