martes 13 de abril de 2021

Estatales nacionales adelantan que pedirán un bono de fin de año para paliar la pérdida salarial

Desde la conducción de ATE confirmaron que será uno de los reclamos que lleven a la reapertura de la paritaria, prevista para diciembre. En algunas dependencias, ya hablan de una cifra de 10 mil pesos para ese plus, que irá en paralelo a la discusión sobre el efecto de la inflación de los ingresos. Malestar porque se prometió recomponer el ingreso estatal, pero hasta ahora no se cumplió.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Hace unos días, el gobierno homologó la paritaria del Estado nacional, que firmó con el gremio UPCN con una suba del 7 por ciento hasta diciembre. El acuerdo fue duramente criticado por el resto de las organizaciones sindicales de la administración pública, que consideraron que la suba está “muy por debajo” de las necesidades de los empleados, que según algunos informes perdió casi un 40 por ciento de su poder de compra en los últimos cinco años. Ante esta situación, desde ATE adelantaron que estudian pedir un bono salarial de fin de año, cuando la paritaria se reabra en diciembre, como establece el acuerdo. Este beneficio buscará paliar los efectos de la inflación, e irá en paralelo a la revisión que se debe hacer según el acuerdo.

En algunas dependencias ya le pusieron una cifra a este bono, ya que se habla de la necesidad de cobrar unos 10 mil pesos para evitar un nuevo año de retroceso. El último informe de los trabajadores del INDEC estableció que en materia de retroceso salarial desde fines del 2015 a la fecha los estatales perdieron un equivalente a un bono de más de 500 mil pesos, pensando en un salario inicial que no debería estar por debajo de los 73 mil pesos.

Si bien no se formalizó el pedido, desde ATE ya adelantaron que el pedido de un bono salarial para fin de año está en la agenda de la organización, que criticó con dureza la Paritaria firmada por UPCN, que establece una suba del 7 por ciento hasta diciembre. En declaraciones periodísticas, el titular del gremio, Hugo “Cachorro” Godoy, dijo que el gobierno debe reconocer “el esfuerzo que hicimos los trabajadores sosteniendo la pandemia.

Me niego a discutir el 2021 sin antes discutir alguna mejora más para los trabajadores en el 2020”. En este camino, fuentes de ATE adelantaron ante la consulta de Gestión Sindical que el bono “es una de las posibilidades”. En diciembre el acuerdo salarial vigente establece una revisión del impacto de la inflación, lo que implica una actualización salarial a negociar, por lo cual se suele decir que la paritaria “se mantiene abierta”. Estos dos elementos serán claves en la reapertura de la discusión, ya que ATE buscará lograr las dos mejoras.

Este tipo de bonos de fin de año es una herramienta que se viene usando en el último tiempo, en especial en el Estado, y que tuvo un correlato en el sector salud, que cobra el personal que lucha contra el coronavirus. En el caso de los estatales, todavía se discute si habrá una cifra fija o permitirá negociar en cada dependencia. En algunas áreas ya trabajan en este reclamo. Los trabajadores del INDEC, por ejemplo, plantearon a las autoridades del organismo de estadísticas el pago de un plus para fin de año. “Nosotros estamos pidiendo el pago de un bono de 10 mil pesos para compensar las pérdidas salariales de este año”, le confirmó a Gestión Sindical Raúl Llaneza, integrante de la Junta Interna de ATE en el INDEC.

El pedido incluye “la reapertura de la paritaria, porque el 7 por ciento que se acordó no alcanza”. Para pedir esto, los trabajadores realizarán mañana 12 de noviembre una radio abierta a partir del mediodía en la puerta del Ministerio de Economía, donde además leerán una carta abierta al presidente Alberto Fernández.

La cifra del bono que pedirán los estatales buscará paliar las pérdidas sufridas este año, con una paritaria cerrada por debajo de la inflación. En este sentido, desde ATE vienen reclamando que se recupere parte de lo perdido en los últimos cinco años, en especial en los cuatro de gestión de Mauricio Macri.

En su último informe, ATE-INDEC aseguró que desde noviembre del 2015 a octubre del 2020, los ingresos de un salario promedio en el Estado perdió más del 37 por ciento de su poder de compra. Según el trabajo, la inflación acumulada del período que va de noviembre del 2015 a septiembre de 2020 es del 402,0 por ciento, y la inflación acumulada interanual es del 36,6 por ciento, lo que genera “un coctel peligroso para los trabajadores, jubilados y sectores vulnerados”. Además, se estableció que el salario como mínimo debería ser, para septiembre del 2020, debería ser de 73.500 pesos, para poder acceder a estos bienes y servicios. Durante la campaña presidencial del Frente de Todos, el propio Alberto Fernández se comprometió a recuperar el poder de compra de los empleados públicos,

Los bonos salariales fuera de las subas de los salarios en blanco fue una de las principales herramientas usadas en este año para acomodar la cuestión salarial, ya que permite evadir el “efecto arrastre” de las subas, es decir, se achata la suba salarial con el tiempo. El bono al personal de salud que trabaja contra la pandemia fue el primero en anunciarse, y al cerrar el año se espera que se vayan a potenciar los reclamos. Los trabajadores no son los únicos que irán por ese beneficio. En el ANSES, indican distintas fuentes, se estudia el pago de un bono para jubilados y pensionados antes de que cierre del 2020.

También podría interesarte

Paritarias Sanidad 2021: ¿De cuánto es el aumento que cerró el sindicato?

Tras largas negociaciones, la Fatsa y todas las cámaras empresarias firmaron un acuerdo y determinaron …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *