04 de Diciembre
de 2021
Fuera de Megáfono.

Efecto electoral: los gremios creen que los resultados desinflan el avance de una reforma laboral

16. 11. 2021

La recuperación del oficialismo, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, frena las intenciones de tratar proyectos como el fin de las indemnizaciones.

La mejora en la elección general del oficialismo enfrió la posibilidad de avanzar con leyes que reformen el mercado laboral, analizaron los gremios apenas se conocieron los resultados de los comicios. Luego de las PASO, propuestas como reformar el sistema de indemnizaciones ganaron terreno, y la posibilidad de tener un bloque mayoritario generó expectativas sobre su posible tratamiento. Pero con una casi igualdad en ambas cámaras, la dirigencia sindical confía que estas propuestas queden atrás, o si se insiste con ellas no logren los votos necesarios.

«La correlación de fuerzas no alcanza hoy para imponer la reforma laboral que pretenden los bloques de la derecha, que buscan darle señales a los grandes capitales para que los apoyen en el 2023», afirmó un dirigente gremial cercano al Gobierno nacional.

Ante la consulta de Gestión Sindical, destacó que «la reacción del campo popular, respecto de la posibilidad que se avance contra los derechos de los trabajadores, fue clave para los resultados de este domingo». En este sentido, afirmó que el movimiento obrero tiene «como desafío frenar este tipo de intentos».

CALÓ, CONTRA LOS PROMOTORES DE LA REFORMA LABORAL: «NO SABEN LO QUE ES TRABAJAR»

Antes de la votación, la CGT confirmó que marchará junto a movimientos sociales para festejar el Día de la Militancia, una forma de respaldar al oficialismo ante una eventual derrota que lo dejara en una situación de debilidad. «Ahora el gobierno tiene que profundizar algunas herramientas para reforzar los derechos laborales, marcar ese camino, y universalizar la cobertura de los sectores más vulnerables», agregó el mismo dirigente consultado.

Para el sector sindical, junto con preservar los derechos de los trabajadores el gran desafío es «achicar la pobreza y la informalidad, los reclamos más importantes de los sectores populares».

Discusión opositoras

En tanto, en el frente opositor Juntos admiten que los resultados generan paridad en el Congreso, por lo cual los proyectos más polémicos pueden tener un freno. En campaña, los referentes del espacio hablaron de cambios en el mercado laboral, empezando por un cambio en el sistema de indemnizaciones.

Además, el legislador del PRO Héctor Stefani ya ingresó en la cámara baja una serie de propuestas relacionadas directamente a los sindicatos, como frenar las reelecciones indefinidas y la inclusión de la «ficha limpia» para los dirigentes.

EL PRO PRESENTÓ EN DIPUTADOS UN PROYECTO DE «FICHA LIMPIA» PARA SINDICALISTAS

«Todos los proyectos se van a discutir, van a seguir en la agenda nuestra, aunque en este escenario de paridad hace difícil sacar leyes para todos los bloques», le dijo a Gestión Sindical un armador opositor de la provincia de Buenos Aires, apenas terminaron los comicios. Sobre las leyes de reforma laboral, admitió que «son de los más resistidos, es difícil que salgan».

En Juntos por el Cambio hay algunos dirigentes que vienen del peronismo, e incluso de los gremios, que quedan en una posición incómoda respecto de estas propuestas. Pero en el frente opositor creen que las propuestas, que modernizan el mercado laboral, son «perfectibles».

«Muchos dirigentes sindicales que nos acompañan están dispuestos a discutirlo, y dar sus aportes. Queremos llevar esos temas al Congreso, esperemos que el oficialismo esté dispuesto a dar ese debate», agregó el mismo armador. Si bien no hay muchos sindicalistas que apoyen a Juntos por el Cambio, los que están suelen esquivar el tema, que ahora parece sepultado.

Prioridad en la CGT

El tema de la reforma laboral es clave para la nueva conducción de la CGT, que viene alertando que no permitirá cambios en las leyes que rigen el mercado laboral. Por eso en su gran conjunto los integrantes de la central obrera se mostraron cercanos al Frente de Todos, con los matices del caso.

Luego de elegir el nuevo triunvirato, se elaboró un documento donde se dejó en claro que el desafío futuro es sacar a muchos de los trabajadores de la situación de precariedad en la que se encuentran.

«El empobrecimiento generalizado de la mayoría de los asalariados, formales e informales, resulta indisimulable; alcanzando sobre el consumo consecuencias límites impensadas en nuestro país», afirmó el texto difundido la semana pasada.

Además, los dirigentes negaron cualquier conversación respecto a la reforma. El que salió al cruce de versiones periodística fue el ratificado conductor Héctor Daer, quien en la previa de las elecciones desactivó cualquier negociación respecto de los proyectos de la oposición.

«Algunos medios y periodistas insisten en querer instalar en la agenda la flexibilización laboral. La CGT no está debatiendo un cambio en la Ley y jamás irá en contra de los derechos de los trabajadores. Flexibilizar no es una opción en nuestro país», escribió en su cuenta de Twitter, respecto de algunos titulares que adelantaron que la central obrera conversaría cambios como el de las indemnizaciones.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales